miércoles, 22 de agosto de 2012

IDL-Reporteros: Clanes del Vraem acuden a laboratorios de Bolivia para refinar pasta básica

Ideeleradio.- Varios de los 16 “clanes de la cocaína” que operan en el Valle de los ríos Apurímac, Ene y Mantaro (Vraem) acuden a los laboratorios de Bolivia para refinar la pasta básica lavada que producen en Perú, reveló Romina Mella, investigadora de IDL-Reporteros al precisar que todavía no se puede comparar a estas organizaciones con los cárteles mexicanos o colombianos.

“Lo que hemos podido encontrar es que varios de los clanes familiares se han internacionalizado, en el sentido de que sacan la pasta básica lavada y la llevan hasta laboratorios en Bolivia, y allí la refinan porque hay mucho menos control en término territorial, los insumos químicos son más baratos y de mejor calidad. Entonces, resulta más rentable solo producir pasta básica lavada y refinarla en Bolivia, eso ha ocurrido en varios clanes familiares, según información de fuentes calificadas”, manifestó en el programa No Hay Derecho de Ideeleradio.

“Para llegar a Bolivia no hay muchos controles y se hacen de distintas maneras. Una de las formas principales es el traslado por camionetas doble cabina o camiones de carga llevando algunos productos alimenticios y saben camuflar muy bien la droga. Y en algunos casos también se hace por un tramo con mochileros y después se llega hasta un centro de acopio y luego se acondicionan estos vehículos para llevarlas a Bolivia”, agregó.

No se compara con organizaciones mexicanas o colombianas
Explicó que quienes integran estos clanes fueron, en su momento, traqueteros, es decir, personas de mandos medios vinculados directamente con el tráfico de sustancias ilegales, y que luego pasaron a tener conexiones con mafias internacionales de la droga.

“No corresponde con eso [una mexicanización o colombianización], estos son clanes familiares, es gente de la zona que han empezado en algún momento como traqueteros, luego en acopiadores y luego se han convertido en productores, que además tienen una forma de organización que es un compartimentaje”, refirió.

“[Es un compartimentaje] en el sentido de que ellos producen pasta básica lavada, también clorhidrato de cocaína o acopian de otros clanes familiares, y un representante de alguna organización internacional se contacta con ellos para poder comprar la droga y en el caso de los del Vraem han ido hasta Bolivia para poder refinar ahí el clorhidrato de cocaína, pero en ningún sentido se compara con organizaciones mexicanas o colombianas”, anotó.

Una cartografía del narcotráfico
La periodista recordó que toda esta información forma parte de una serie de investigaciones que preparó IDL-Reporteros y que busca hacer fue una primera cartografía de la situación del narcotráfico, de la identificación de los que la producen, de las principales rutas, de los nuevos destinos, y del rol juega Sendero Luminoso y los hermanos Quispe Palomino.

“Entramos al tema porque se dice mucho, pero se conoce poco, con información importante y exacta sobre lo que ocurre, y justo con eso están las cifras internacionales que dicen que somos el primer o segundo productor mundial de cocaína. Hace unos meses sacamos un primer reportaje sobre los insumos químicos y los pasos para procesar y los nuevos métodos que se están aplicando
Publicar un comentario en la entrada