viernes, 3 de agosto de 2012

Huaroc: Vemos con Minedu huelga de maestros y habrá autoridad donde haya violencia

Ideeleradio.- La Oficina Nacional de Diálogo y Sostenibilidad (ONDS) coordina con el equipo de conflictos del Ministerio de Educación (Minedu) las estrategias de atención al caso de la huelga de un sector de maestros, reveló Vladimiro Huaroc Portocarrero, titular de esa dependencia de la Presidencia del Consejo de Ministros, tras reiterar que no habrá ningún acuerdo con grupos radicales que promueven la violencia.

Fue al comentar los últimos incidentes registrados en el país, como el suceso en la provincia de San Román, en la región Puno, donde un grupo de profesores intentó tomar las instalaciones del Aeropuerto Internacional Inca Manco Cápac de Juliaca, en el marco de las protestas que llevan más de 40 días.

“[¿Los conflictos que están ligados a Educación también se verán desde su despacho?] Nosotros estamos al tanto de la actividad, por supuesto, de la participación del sector Educación. El sector Educación tiene su propio equipo de conflicto con el cual estamos iniciando ya las coordinaciones –como lo estamos haciendo con los otros sectores– para coordinar, coincidir en la estrategia de atención, en ese proceso se encuentra”, expresó al programa No Hay Derecho de Ideeleradio.

“Pero donde la participación nuestra choca es con el radicalismo, con la ideologización, con la violencia y con la alteración del orden público, ahí necesariamente tiene que participar la autoridad, no hay duda. […] El premier en la presentación fue muy claro, nosotros vamos a impulsar el diálogo, vamos a trabajar por establecer programas de sostenibilidad, pero donde los actores se involucren en la violencia, tendrán que recibir la autoridad del Gobierno y del Estado, eso es absolutamente claro. En eso de ninguna manera puede haber transacción”, aclaró.

Una política de sostenibilidad y prevención
Indicó, en ese sentido, que su despacho se convertirá en un espacio de comunicación amplio que recogerá las demandas sociales de los sectores más excluidos del país. Señaló, por ello, que se establecerá una política de sostenibilidad y prevención de conflictos.

“Creo que hay que cambiar de actitud, ir cambiando ese concepto [que conflicto es violencia]; más bien, entender que el diálogo es el mecanismo de la democracia. Tiene que ser el instrumento que nos ayude a enfrentar esta situación que tenemos ahora. Por ello, la necesidad de determinar que esta oficina sea para crear un espacio de diálogo nacional y que permita, al mismo tiempo, establecer una política de sostenibilidad a los pueblos y comunidades, que están en este momento reclamando”, refirió.

“El nombre que se ha determinado para esta oficina está determinado por dos elementos importantes: uno el diálogo y, el otro, la sostenibilidad. Esto tiene un origen muy claro y está en la definición que tenemos nosotros, de que los conflictos en el país no son ideológicos, no son culturales, sino fundamentalmente económicos. En eso estamos absolutamente de acuerdo y compartimos lo que ha opinado Hernando de Soto y Julio Cotler, de que hay necesidades insatisfechas muy profundas, aspiración de la población por participar del desarrollo del progreso y necesidad de ir resolviendo los problemas de discriminación”, comentó.

Sin presencia del Estado no habrá sostenibilidad
No obstante, reconoció que el diálogo nacional que se busca implementar no tendrá sostenibilidad si es que el Estado no amplía su cobertura de atención universal en las zonas más pobres del país. Por lo cual, advirtió que sería un error no entender estas necesidades generales.

“La gente más pobre del Perú siente que habiendo recursos naturales y un crecimiento económico no son participes de este beneficio. Si no entendemos esto, estaremos cometiendo un grave error. El diálogo no se va a poder sostener si esto no se concreta con cosas muy reales como son la presencia del Estado y la solución de sus problemas y la atención de obras de infraestructura, programas sociales y productivos, que los articulen a participar del crecimiento económico”, acotó.

“He trabajado en el tema [de solución de conflictos] casi 20 años, por lo tanto, tengo algunos elementos que quiero contribuir justamente para crear lo que quiere el presidente Humala y el premier, en el sentido, de tener una institución del Estado y el Gobierno que ayude a resolver los problemas de forma permanente. [Queremos] establecer la pauta, las políticas y los procedimientos para que en el país se genere una cultura distinta de resolver los problemas”, concluyó.
Publicar un comentario en la entrada