martes, 28 de agosto de 2012

Carmen Gonzales: Veo dolor en el rostro de Humala y sugeriría la asesoría de un psicoanalista

Ideeleradio.- Veo dolor en el rostro del presidente de la República, Ollanta Humala, y le recomendaría la asesoría de un psicoanalista, sostuvo la psicoterapeuta Carmen Gonzales al referirse a las diferencias surgidas entre el jefe de Estado y don Isaac Humala, Antauro Humala y parte de su familia.

“Las personas cuando algo nos causa tanto dolor, tenemos mecanismos inconscientes, uno de ellos es la disociación, te divides, te haces como un ocho, pero adentro debe haber un dolor infinito que yo le veo en su rostro. Su rostro [el de Ollanta Humala] es un rostro un poco anguloso, no lo veo bien, [lo veo] preocupado, y debe ser un dolor porque es su madre, es su padre con toda su locura […] Creo que no ha tenido una asesoría, ha debido tener una asesoría de alguien [que sea] especialista, acá hay psicoanalistas maravillosos que han podido aconsejarlo”, manifestó en el programa No Hay Derecho de Ideeleradio.

“[¿Tú le recomendarías ayuda de ese tipo?] Claro, de todas maneras porque él tiene que respetar al padre, pero tiene que reconocer qué tiene del padre y sus miedos. A mí lo que más me preocupa son los miedos porque cuando una persona vive en una hogar autoritario tiene miedos y yo me pregunto si esos miedos se exacerbaron cuando hizo ese primer viaje fuera [cuando asumió la Presidencia y fue con Castilla], donde se dice que a partir de eso cambió”, anotó.

La psicoterapeuta opinó, igualmente, que Humala Tasso lleva por dentro el dolor y que su paso por los institutos armados lo prepararon o entrenaron para sacar su dureza más extrema, como ocurre en el caso de todos los que tienen formación militar.

“Así como los médicos de emergencia que muchas veces se disocian y llega una señora que se muere con el embarazo por dar a luz y dice, espérate que así son los dolores, entonces también yo creo que los militares tienen que disociarse, a través del cual tienen que sacar su dureza más extrema, sino no podrían ejercer esa carrera. Entonces, él ya viene entrenado en una disociación, pero adentro está el dolor”, declaró.

“Una vez conversé con él y me decía con orgullo, [...] que los Humala era el único Ayllu que no fueron a Cajamarca con el oro, qué curioso, y lo decía con mucho orgullo y es una persona en términos humanos muy sencilla, muy transparente, lo que es diferente a la personalidad de Nadine. Cuando él está con uniforme se le ve otro”, anotó.

La reclusión de Antauro desde el consciente e inconsciente
La experta dijo desconocer si el jefe de Estado tiene un manejo de su inconsciente y si está o no en un proceso terapéutico porque subrayó es difícil que una persona por sí misma pueda mirar sus emociones inconscientes o dominar sus miedos desde un espacio maduro. Explicó, por ejemplo, que el gobernante peruano tendría dos apreciaciones sobre la reclusión de su hermano Antauro, tanto del lado consciente o inconsciente.

“En algún artículo anterior decía que los que están ayudando, lo que colaboraron en llevar a Antauro a una cárcel tan dura, conscientemente están siendo aceptados por Ollanta, pero en el inconsciente de Ollanta debe sentirlos como unos agresores de él mismo porque Ollanta tiene dentro al hermano interno y que ocupa un gran espacio”, refirió.

“Antauro es su hermanito, es el que lo ha seguido, es el que decía, Ollanta dice y Antauro obedece, es el hermano querido, es el que se ha quedado en las manos con la gran transformación. Claro, Ollanta ha seguido de largo y le ha pasado el paquete de la gran transformación a su hermano”, anotó.

Argumentó que mientras Humala Tasso no disponga que su hermano Antauro sea trasladado a un penal distinto a la Base Naval del Callao, el jefe de Estado seguirá sintiendo culpa y su familia se sentirá muy herida. Agregó que el líder de Gana Perú se está hiriendo a sí mismo al permitir las actuales condiciones de reclusión de Antauro.

“El problema está que mientras Ollanta, no sea capaz de poner a Antauro en una cárcel de acuerdo a lo que lo corresponde, porque es un abuso del poder, además él [Ollanta] se está hiriendo, porque tiene al hermano adentro, es como si su aurícula derecha del corazón se la está destruyendo, la familia va a estar muy herida, y él va a tener mucha culpa [...]”, afirmó.

“A nivel inconsciente por más que conscientemente se disocie, debe tener mucha culpa, inconsciente de ver a estos padres tan adoloridos y poniendo en una cárcel [de máxima seguridad a su hermano]. Ahora ¿Por qué las pone? Siempre hay ‘multicausas’ quizás para lo más superficial para impedir que se desborden, porque también por este racismo es que lo atacan con exageración a Antauro, porque tampoco ha hecho grandes cosas [desde su reclusión]”, refirió.

Podrían terminar afectando a don Isaac y Elena Tasso
Sugirió, en otro momento, que la familia Humala Tasso debe entrar en un proceso de reparación porque las diferencias expresadas a través de los medios de comunicación terminarán afectando a don Isaac Humala y Elena Tasso, ambos personajes de avanzada edad.

“Y lo que me da mucho dolor es que se están olvidando todos, la familia, los hermanos, de los padres, y no se están dando cuenta porque el padre que tienes dentro, y al cual le temes, al cual le tienes amor y odio, porque el amor y odio están presentes en todos los padres y todos los hijos. […] Ese amor-odio que hay entre padre e hijos no lo está viendo la familia Humala y me da mucho dolor porque estamos hablando de padres ancianos que les puede dar un ataque. Entonces, no se está viendo la realidad, acá tiene que haber un proceso de reparación en esta familia”, explicó.

Hay racismo contra Ollanta y su familia
Dijo, también, que observa un interés de la prensa en conseguir declaraciones de la familia del jefe de Estado porque representa parte de un show, pero sobre todo porque hay un racismo detrás de aquellos que no aceptan todavía que Ollanta Humala haya sido elegido como jefe de Estado.

“Claro, [para la prensa la familia es un show], pero creo que hay un racismo detrás, eso es un racismo, creo que los sectores que estaban en contra de Ollanta jamás aceptaron en el fondo que [Ollanta] fuera presidente. Hay un racismo espantoso, no solo por Ollanta, hay una falta de respeto por Ollanta a través de su familia. [Esos sectores dicen que ya es suficiente tienen con él como para aceptar a] esta familia desbordada, cuando los sectores más altos tienen unos escándalos espantosos, pero todo tapado como en una secta”, subrayó.
Publicar un comentario en la entrada