viernes, 27 de julio de 2012

Pease: Primer año de Humala se caracterizó por falta de cintura política y de diálogo

Ideeleradio.- El primer año de gobierno del presidente Ollanta Humala se caracterizó por no haber tenido cintura política y por la incapacidad de diálogo con las zonas de conflicto y con su propia bancada, afirmó el extitular del Congreso, Henry Pease García, al considerar que el mandatario perdió gran parte de su capital por haber sido un mal comunicador.

“Si algo caracterizó este primer año fue que no ha habido capacidad de diálogo con nadie, ni en Conga, ni en Espinar, ni con su propios parlamentarios. Es decir, perdió mucho de lo que tenía cuando llegó a ser presidente por eso. Creo que hay problemas más estructurales que no se resuelven, uno se pregunta: ¿Por qué el Gobierno Nacional y los gobiernos nacionales son incapaces de gastar lo que tienen que gastar según el presupuesto? El Gobierno ha sido un mal comunicador, un mal relacionador con lo demás, se ha encerrado y se aislado”, declaró el programa No Hay Derecho de Ideeleradio.

“Creo que en este primer año debería de haber como centro de autocrítica el decir, ‘señores, hemos elegido a un gobierno civil y no a un gobierno militar’, porque la cantidad de militares en funciones ha llevado a que incluso se vuelvan otra vez a hacer fundamentales los servicios de inteligencia militares y policiales, que tienen una visión sesgada y subjetiva de lo que pasa en el país, […] y lo único que hacen es desorientar y endurecer innecesariamente a los gobiernos y llevar al fracaso a presidentes y a ministros”, subrayó.

Le faltó cintura política al Gobierno
En otro momento, indicó que otro de los puntos que caracterizó la gestión de Humala Tasso fue que le faltó cintura política. Estimó que el ex jefe del gabinete, Óscar Valdés arrinconó al Gobierno y dejó contra las cuerdas al jefe de Estado, por lo que consideró que el cambio de Gabinete debió haberse realizado hace meses.

“Me pareció un buen cambio, un cambio urgente que ha debido realizarse hace meses, porque el gabinete Valdés arrinconó al Gobierno y dejó contra las cuerdas al presidente Humala, es cierto que desgraciadamente la manera en que funciona nuestro sistema de gobierno, tiene siempre una ambigüedad. Uno habla de un gabinete que le hace bien o mal al presidente, pero es el presidente el que elige ese Gabinete, entonces [el presidente] no es inocente, es generalmente el primer responsable de lo que ha pasado”, aseveró.

“Entonces, cuando uno ve un cambio en el Gabinete es estas caras nuevas que representan frente a lo que había, porque puede representar una corrección que hace el propio presidente de lo que venía haciendo. Yo creo que este Gabinete implica una autocrítica sobre el primer año, donde lo primero que yo diría es un año en el que faltó cintura política al Gobierno […] Pero eso lo que demuestra que un cambio del Gabinete es una parte del problema, puede indicar que el presidente quiere hacer un nuevo rumbo”, recalcó.

Puntualizó que los ministros en el Perú deben tener la capacidad de decirle no al presidente y renunciar a su cargo cuando no estén de acuerdo con las políticas que el mandatario quiere impulsar.

“El ministro tiene un solo poder que es muy importante, pero que el Perú se ejerce muy pocas veces: la capacidad de decirle no señor presidente, la capacidad de decirle, ‘presidente, señor usted propone esto, por estas razones; el responsable político soy yo, hágalo usted si quiere, hasta luego’. Eso es lo que hizo el premier Alfonso de los Heros cuando Fujimori le presentó el autogolpe como un hecho consumado, yo digo que de esa capacidad existe muy poco”, añadió.

Humala debe gastar más en los excluidos

Finalmente, afirmó que el jefe de Estado, Ollanta Humala, debe gastar más dinero en los sectores excluidos del país, como lo hizo en Brasil el hoy expresidente Luis Ignacio Lula Da Silva. Sostuvo que el Ministerio de Economía y Finanzas (MEF) es uno de los órganos que está obstaculizando la promesa de inclusión social que hizo el mandatario en la campaña electoral.

“Cuando uno ve las promesas del Gobierno, yo no las pondría en un esquema de derecha o izquierda, las pondría en una dirección en la que tuvo el presidente Lula, gastó muy fuerte y muy grande en acercar a los sectores excluidos integrarlos, pues bien si este gasto no se da y ya hemos terminado un año y no se ha dado, no va a cumplirse el objetivo y la responsabilidad está estrictamente en el MEF”, declaró.

“El MEF es el órgano más poderoso del Gobierno que parece un Estado dentro del Estado, es el que dicta las reglas de cómo se tiene que gastar para que pueda soltar el dinero, es evidente que alguien debiera evaluar esas reglas, porque me parece que lo que ocurre es que hay gente en el MEF que no quiere que se gaste y, por lo tanto, el Presidente está cayendo en el autoengaño o está siendo engañado”, concluyó.
Publicar un comentario en la entrada