miércoles, 18 de julio de 2012

IDL pide que CNM no ratifique a magistrados Daniel Peirano ni Gastón Molina

Ideeleradio.- El presidente de la Corte Superior del Callao, Daniel Peirano Sánchez, y el vocal Gastón Molina Huamán no deben ser ratificados por el Consejo Nacional de la Magistratura (CNM) porque fallaron a favor de Roger Poémape, quien fue acusado por la Fiscalía por el presunto delito de lavado de activos relacionado al narcotráfico, incurriendo en irregularidades funcionales, sostuvo la abogada Cruz Silva, integrante del Instituto de Defensa Legal (IDL).

Fue al recordar que el IDL no es la única institución de la sociedad civil que está pidiendo la no ratificación de dichos magistrados, quienes pasarán el día de mañana una entrevista personal ampliatoria ante el CNM para culminar su proceso de ratificación en el cargo.

“Para nosotros y para muchas personas, los temas de lavados de activos y narcotráfico, son y deberían ser paradigmáticos para el país, estos dos magistrados no cuentan con la idoneidad para enfrentar casos como estos: súper graves. Y no solamente porque ya lo señaló el Tribunal Constitucional (TC) y la OCMA (Oficina de Control de la Magistratura), sino porque, en efecto, lo realizado por ambos funcionarios puede dar cuenta que el fallo es irregular”, declaró en el programa No Hay Derecho de Ideeleradio.

“En efecto, no somos la única institución de la sociedad civil que se ha pronunciado evidenciado esta grave actuación y presentando la solicitud de la no ratificación de estos dos magistrados [Gastón Molina Huamán y Daniel Peirano Sánchez]. Y no solamente este caso, sino que hay otros casos más: hay una denuncia de otra organización civil como IPRODES, que argumenta una inconducta funcional en contra del magistrado Gastón Molina”, precisó.

Peirano tiene otra denuncia por irregularidad funcional
En otro momento, precisó que han tomado nota de una denuncia en contra del magistrado Daniel Peirano por presunta irregularidad funcional en el nombramiento de jueces supernumerarios como titulares de la Oficina Desconcentrada de Control de la Magistratura (Odecma). Silva del Carpio pidió tener mucha atención a este tema puesto que se trata de un caso paradigmático.

“Nosotros hemos tomado conocimiento de una denuncia de parte de una ciudadana, respecto de una presunta irregularidad respecto del nombramiento de magistrados de la Oficina de Control de la Magistratura del Callao (Odecma), quienes no tendrían la titularidad para ejercerlo. Cualquier magistrado de la Odecma que participe en ella, tendría que ser o magistrado titular o magistrado provisional”, comentó.

“Es decir, ambos elegidos por el CNM, y lo que estaría sucediendo es que se ha estado nombrando jueces numerarios que son los otrora jueces suplentes, es decir, magistrados que postularon alguna vez en el CNM, no tomaron la plaza, no se les nombró, pero no obstante como ya habían pasado por una evaluación se hacía una lista para que las cortes señalaran, en caso de vacancia, [los que] puedan cumplir una función en la Odecma, cuya función es fiscalización”, añadió.

TC corrigió anomalías
Por otro lado, explicó que ambos magistrados fueron cuestionados por presuntas irregularidades en el caso de Roger Poémape. Relató que esta anomalía fue luego corregida por el Tribunal Constitucional al señalar que el Ministerio Público motivó correctamente su resolución al encontrar los indicios suficientemente razonables para se le abra investigación.

“¿Qué tipo de observaciones graves se han encontrado en el desempeño de estos dos magistrados al resolver el hábeas corpus de Roger Poémape? Primero, que el hábeas corpus debe proceder cuando la acción del Estado vulnere la libertad personal. No obstante, en el caso de Roger Poémape, estos dos magistrados procedieron a declarar fundado el hábeas corpus y esta es una de las cosas que el TC al final observa”, subrayó.

“En ese fallo el TC determinó que la intensidad de motivar del Ministerio Público no es la misma que la de un juez. El Ministerio Público sí motivo bien, señaló la hipótesis que iba a investigar, una presunta comisión de lavado de activos y que, supuestamente, pertenecía a una organización de tráfico ilícito de drogas, no obstante los magistrados Daniel Peirano Sánchez, y Gastón Molina señalaron que esto no era suficiente”, indicó.

Propuesta de suspensión | Inicio Finalmente, recordó que debido a estas irregularidades, la Unidad de Investigación y Anticorrupción de la Oficina de Control de la Magistratura (OCMA), los investigó y propuso suspenderlos en el cargo por seis meses.

“La Unidad de Investigación Anticorrupción señaló que en este caso los dos jueces, han concurrido en dos faltas gravísimas. Primero, por no haber motivado debidamente, coincidiendo con el Tribunal Constitucional y, segundo, por una indebida parcialización en el caso a favor del procesado Poémape, por lo que se pidió la suspensión de ambos magistrados por seis meses”, relató.

“Lo que está haciendo la OCMA es evidenciar algo que para cualquier persona puede desprenderse del fallo de los jueces del Callao [Peirano y Molina]. Esta inconducta funcional en sí, según la Ley de Carrera Judicial hace merecer una destitución, pero aplicando el criterio de proporcionalidad, según lo actuado por la OCMA, se propone para estos casos no la destitución, sino la suspensión de seis meses, lo cual igual es grave”, concluyó
Publicar un comentario en la entrada