martes, 24 de julio de 2012

Inés Tello: Ningún agente del grupo Colina planteó nulidad por asociación ilícita

Ideeleradio.- Ninguno de los integrantes del grupo Colina, destacamento militar que se vinculó a la comisión de crímenes como el caso de la matanza de Barrios Altos, planteó en su momento la nulidad por el delito de asociación ilícita para delinquir, afirmó Inés Tello de Ñecco, presidenta de la Primera Sala Penal Liquidadora.

“Hay que precisar que en la fase instructiva, se realizan lo que los abogados llamamos actos de investigación y en el juicio oral es donde se actúa la prueba. Relato lo que sucedió a nivel de instrucción, ningún procesado formuló una objeción, pidió nulidad e impugnó las decisiones. Todos la aceptaron porque se habían defendido por ese delito”, aseveró en el programa No Hay Derecho de Ideeleradio.

“Tanto es así que cuando el fiscal Pablo Sánchez acusa por asociación ilícita, hay una defensa que plantea una excepción de cosa juzgada, y la defensa del sentenciado [exasesor Vladimiro] Montesinos Torres dice que él ya ha sido sentenciado por asociación ilícita, o sea estaban pronunciándose y discutiendo este tema”, añadió.

Sí hubo denuncia por asociación ilícita
La magistrada dijo, en ese sentido, que es falso que se diga que los procesados fueron condenados sin que se haya presentado una denuncia por ese delito y refirió que quien vio el tema a nivel de instrucción fue la jueza Victoria Sánchez.

“El 7 de abril del 2001 la doctora Victoria Sánchez, una magistrada a la cual le tengo mucho respeto [y que está denunciada por el fallo de la Sala Permanente], abre instrucción por asociación ilícita y el día 10 de abril la fiscal le pide una ampliación para comprender por ese mismo delito a otros procesados. Si bien es cierto, la denuncia no se mencionaba la asociación ilícita, la jueza razona, lo considera y la fiscal lo convalida con esta ampliación”, detalló.

“Efectivamente, el fiscal Pablo Sánchez cuando llega el expediente para que él pueda acusar, advierte esta omisión y nos plantea la nulidad, para que ese delito sea visto y que se devuelva por 15 días también para que el señor fiscal investigue este delito”, relató.

La magistrada recordó, del mismo modo, que por decisión de la Corte Interamericana de Derechos Humanos (Corte IDH) se pudo reactivar el proceso al grupo Colina en el 2001 y que por parte del Poder Judicial no hubo intención alguna de demorar dicho proceso.

“Consideramos que no había nulidad [al delito de asociación ilícita], pero sí le dimos 15 días al fiscal para que revise, 15 días en los cuáles el fiscal pudo decir, no va este delito, y él dijo, sí y lo integró. Este proceso contra los colinas es acumulado, se trabajó Barrios Altos, Santa y [Pedro] Yauri y, en este último, sí había denuncia por asociación ilícita desde el inicio. Entonces, el delito de asociación ilícita sí se tramitaba; en Yauri, sí lo tuvimos en el inicio del proceso”, remarcó.

Explicó que recién durante los alegatos finales, se pidió la nulidad del juicio oral y que las magistradas explicaron que no correspondía este pedio en dicha etapa.

“Cuando vienen los alegatos finales, la defensa plantea la nulidad del juicio oral retrotrayendo las cosa a lo que se había omitido en la denuncia ¿Y qué le dijo la Sala? Le explicó usted en primera instancia, conoció y no impugnó, ni planteó nulidad y en esta otra etapa no corresponde y usted durante todo el juicio se ha defendido de esta acusación de este tema, que no se diga que no hubo discusión”, manifestó.

Condenamos al grupo Colina por asesinato con la máxima pena
Por otro lado, aclaró que sentenciaron a los miembros del grupo Colina por el delito de asesinato y que les aplicaron la máxima pena que correspondía. Dijo que el magistrado trabaja con la pena más grave y que en este periodo el sistema judicial no permitía la sumatoria de delitos.

“Consideramos que la pena máxima era la del asesinato por el cual lo sentenciamos [a los colinas]. Obviamente que se tenga presente que nosotros archivamos secuestro agravado y la asociación ilícita que tanto se discute y se subsumió en la pena mayor. Nosotros no le sumamos a los 15 o 20 la pena asociación ilícita, trabajamos con la pena más alta que era asesinato”, refirió.

“Nosotros no sumamos las penas, trabajamos con la pena y en cuanto al delito de asociación ilícita por el cual se discute y denuncia, quiero señalar como magistrada ponente conozco la sentencia, e inclusive ha sido motivo de debate por un voto”, rebatió.

La defensa buscaba dilatar el juicio
Finalmente, denunció que el proceso estuvo plagado de un tipo de defensa que no buscaba celeridad, sino dilaciones durante el juicio. Dijo, igualmente, que para un juez no es grato prolongar las investigaciones.

“¿Cree alguien que a un juez le es grato y cómodo prolongar un proceso? No es así porque cada sesión, cada expediente uno trata de solucionar. No estamos para hacer problemas, sino para solucionar. Era de nuestro interés respetar los derechos de los procesados como Martin Rivas y Carlos Pichilingüe, quienes quisieron expresar sus alegatos y había que escucharlos. No se nos diga que es responsabilidad y negligencia”, señaló.

“El señor [Julio] Salazar Monroe para decir su última palabra demoró dos meses y todavía presentó documentos falsos. La sala entera se traslado al penal, se hizo un costo y no salió [del penal], lo que motivó que se le convocara de grado o fuerza. Llegó a la sala y dijo hoy no [declaro]. Señores hay que hacer respetar la ley y exigimos que se nos respeto y por eso pasamos a otra personas y los documentos que presentaron fueron falsos”, concluyó.
Publicar un comentario en la entrada