lunes, 16 de julio de 2012

De Echave: Modelo de Quellaveco no se puede replicar en Cajamarca, Puno o Espinar

Ideeleradio.- La experiencia para el desarrollo del proyecto de mina Quellaveco en Moquegua no se puede replicar en Cajamarca porque no todos los conflictos son iguales; estimó el ex viceministro de Gestión Ambiental, José De Echave, al cuestionar que exista una lógica de caricaturizar y homogenizar las protestas en el país.

“[¿Quellaveco es ad hoc para todos los casos y se puede replicar?] No hay modelos, uno puede tener algunas líneas de acción, pero creo que no hay modelos que se repliquen con esa exactitud […] No, no todos los conflictos son iguales, Conga no es lo mismo que Espinar y, por supuesto, Conga no es lo mismo que Quellaveco. La región Moquegua no es la región Cajamarca”, afirmó en el programa No Hay Derecho de Ideeleradio.

“Ese es otro tema que creo que los escenarios de los últimos meses tienen que ayudar a descifrar, en esta lógica de caricaturizar los conflictos, hay una tendencia a homogeneizarlos, que hay un complot perfectamente orquestado, de manera que en nuestro país hay pocas cosas que sean tan perfectas, pero todos los conflictos no son iguales”, acotó.

Veamos minería y sostenibilidad social y ambiental 
El exfuncionario refirió que existe una discusión totalmente legítima y que hay que empezar a encararla como país, sobre hasta cuándo podemos seguir “aguantando” la minería en los términos de su sostenibilidad ambiental y social.

“No hay que olvidarnos que en la zona de influencia de Conga está Galeno, Michiquillay y otros proyectos de menor envergadura. Creo que hay una discusión que es totalmente legítima y creo que hay que comenzar a encararla como país de hasta cuánto, sobre todo, si queremos seguir haciendo minería. Creo que es una actividad importante y va a seguir siéndolo, pero el tema de la sostenibilidad social y ambiental es importante”, advirtió.

“Cajamarca tiene muchos hechos emblemáticos, simbólicos y si uno le quiere poner fecha al inicio al boom de la minería en los últimos 20 años esa fecha es 1993 y ese es el inicio de Yanacocha. Cajamarca refleja una hipótesis de trabajo que estamos desarrollando, esta suerte que tiene relación con la explicación de los conflictos, un escenario de impactos acumulativos que vienen de atrás a la fecha, pero que también se perciben como impactos acumulativos de ahora hacia adelante”, acotó.

En otro momento, dijo que si uno revisa los conflictos más fuertes y que se denominan como emblemáticos de los últimos 15 años, se puede señalar que siempre se ha cometido el error de someter la viabilidad social a los tiempos de maduración del negocio de la minería.

“Conga es clarísimo, en su momento el Cerro Quilish, también es un ejemplo de eso, el proyecto Tía María también y todos los conflictos emblemáticos lo demuestran. En el caso Quellaveco es interesante en el marco conceptual porque queda en evidencia que lo más inteligente a hacer, como estrategia, es darle un espacio y un peso como el debe tener la viabilidad social”, argumentó.

“Se identificó cuál era la agenda legítima que estaba detrás de las preocupaciones de las poblaciones, los agricultores, una zona que estaba desarrollando proyectos de infraestructura para ampliar la frontera agrícola. Se identificó la agenda legítima que colocaban las autoridades locales, las actuales y anteriores. Se identificó ese punto y se empezó a trabajar y eso permitió que se maduren un poco las expectativas”, subrayó.
Publicar un comentario en la entrada