lunes, 16 de julio de 2012

Apra: Sería un error nombrar premier a ministros que instalaron mesas sobre la base de muertos

Ideeleradio.- Sería un gravísimo error que el presidente Ollanta Humala nombre como premier a uno de los ministros que instalaron las mesas de diálogo sobre la base de muertos, tanto en Cajamarca, Espinar u otras jurisdicciones, sostuvo el congresista aprista Javier Velásquez Quesquén.

Fue al comentar el descenso de la popularidad del jefe de Estado, que según la última encuesta de Ipsos Apoyo para El Comercio, registra que solo el 40% de la población aprueba la gestión del mandatario y que revela que el 51% de los peruanos percibe una falta de liderazgo frente a los conflictos sociales.

“Sería gravísimo y no se resolvería esta crisis política si es que ponen a alguno –con el respeto que se merecen– de los ministros del actual Gabinete. Si usted ve a los que supuestamente los están voceando como los supuestos reemplazantes son los que han instalado las mesas de diálogo sobre la base de muertos, tanto de Cajamarca como en Espinar”, manifestó en el programa No Hay Derecho de Ideeleradio.

Velásquez Quesquén sostuvo que nos sería acertado intentar resolver estas crisis, nombrando a un ministro del actual Gabinete, porque estos ministros que se están voceando para el premierato, “son gente que son parte del problema y no la solución a los conflictos”.

Gana Perú solo mira entre sus militantes y amigos
En otro momento, cuestionó que Gana Perú solo mire entre sus militantes y amigos como posibles portavoces del Gobierno. Consideró que siempre habrá un peruano patriótico, dentro o fuera del país, que esté dispuesto a asumir la Presidencia del Consejo de Ministros, a pesar del temor que podría existir de “quemarse” una vez que se forme parte del Ejecutivo.

“Siempre habrá un buen peruano patriótico que querrá asumir esta responsabilidad, lo que pasa es que el Gobierno se ha encerrado en sus cuatro paredes de sus militantes y de sus amigos y no quiere mirar más allá. […] El tema es que sí hay personalidades en el Perú y fuera de él y que pueden ser convocados y que pueden tener este ejercicio dinámico de comunicar y de promover consensos y la convocatoria de todas las instituciones políticas, sociales y económicas para afianzar el crecimiento y desarrollo el país”, opinó.

“El Presidente tiene un año al frente del Estado y ya no pueden decir que todos los conflictos se los dejó el gobierno anterior, sino que son conflictos originados por ellos en la campaña y ahora tienen que enfrentarlo, pero además tienen que tener la hidalguía de abrir el espacio de la actuación política a peruanos que puedan muy bien conducir el Gabinete, obviamente, tiene que ser una persona de su absoluta confianza, pero peruanos patrióticos con vocación política, los hay en el país”, declaró.

Manejo deficiente y grave de conflictos
Estimó, del mismo modo, que la caída del mandatario también se debería a que la población no lo percibe como el líder que debe dirigir la política general del Gobierno y que resuelva la conflictividad social. Argumentó que los mecanismos de solución de las protestas sociales han sido deficientes y gravísimos.

“La caída libre del presidente Humala en las encuestas es una muestra de que cada vez se está alejando más de las percepción que el pueblo tiene y que lo eligió como el hombre que tenía que dirigir la política general del Gobierno, erigirse en un líder no solo en la promoción del crecimiento de la economía, sino fundamentalmente para tratar de resolver la conflictividad social”, refirió.

“En este tema, hemos visto no solamente un presidente que no ha hablado, sino que no ha tomado el grado de la conducción para enfrentar estos problemas. La forma como se han enfrentado los conflictos ha sido deficiente y gravísima, […] y en los últimos seis conflictos sociales se han instalado mesas de diálogo sobre la base de muertos”, acotó.
Publicar un comentario en la entrada