martes, 19 de junio de 2012

San Martín: OCMA trabaja intensamente en caso Galarreta y resolverá en 30 o 60 días

Ideeleradio.- La Oficina de Control de la Magistratura (OCMA) trabaja intensamente para resolver la situación de Abel Pulido Alvarado, juez que autorizó la interceptación de las comunicaciones del congresista Luis Galarreta y de otras 20 personas, en el marco de las investigaciones al periodista Rudy Palma, informó el presidente de la Corte Suprema, César San Martín, al precisar que habrá un pronunciamiento en uno o dos meses.

“Ya hay proceso disciplinario [contra el juez Abel Pulido] y ya la ley le da 30 a 60 días [como plazo]. El objetivo y lo ha comunicado la OCMA con claridad es ver el caso del modo más rápido posible dentro de las garantías que también merece todo administrado, en este caso, todo juez para que su caso se vea con pulcritud, con rapidez, pero igualmente con estricta justicia”, aseveró en el programa No Hay Derecho de Ideeleradio.

“La OCMA ha intervenido, está trabajando intensamente el tema. Hay una directiva de hacerlo lo más rápido posible dentro del respeto que merece todo ciudadano”, agregó.

Sentencia sobre Baguazo está próxima
San Martín Castro anunció, en otro momento, que próximamente se emitirá una sentencia firme sobre la muerte de nativos y policías en Bagua y refirió que los tres procesos judiciales que se iniciaron respecto a este tema, ya se encuentran en la Sala Penal Superior.

“En el caso del Baguazo, los tres procesos que se iniciaron con las correspondientes individualizaciones ya están los tres en la Sala Penal Superior. Han sido procesos muy complejos en un ambiente bastante difícil de actuación y ahora ya están para calificación final y para acusación o para sobreseimiento, según correspondan las evidencias del caso”, puntualizó.

“[¿Entonces ya se viene una sentencia firme sobre caso Baguazo?] Obviamente, quiénes son y acá hay que hacer un trabajo general e integral. Ni solo para un lado, ni para el otro. Eso me parece importante que se establezca”, argumentó.

Aseguró que el mensaje es que la protesta tiene que ser pacífica y que debe ser comprendida por la autoridad que tiene que mediar bajo una lógica de amplitud, de tolerancia y de diálogo.

“Mientras eso no ocurra y cuando se desbordan las lógicas de contención política, pues ingresa el derecho penal que siempre es torpe por su propia naturaleza, pero inevitable cuando es del caso sancionar conductas que rebasan el marco de la Ley”, afirmó.

Sanción ejemplar a responsables de asesinatos de periodistas
Por otra parte, consideró que hay que maximizar los esfuerzos y poner una línea de ejemplo al momento de sancionar a los responsables de atentados contra los periodistas. Indicó que los crímenes contra hombres y mujeres de prensa ocurren porque se ha tocado algunas líneas del poder de la corrupción o de la criminalidad.

“A un periodista se le mata no porque tiene bonita o mala cara, sino porque ha tocado alguna líneas del poder de corrupción o de criminalidad y, por consecuencia, se va a criterios, a acciones de eliminación del periodista incómodo a quienes ha descubierto en sus fechorías”, refirió.

Asimismo, mencionó que la Corte Suprema y el Tribunal Constitucional han dictado una serie de pautas que deben guiar el accionar de los jueces cuando se presentan tensiones que atentan contra la intimidad, el honor y la libertad de expresión. Del mismo modo, hizo un llamado a los medios para que asuman con seriedad las investigaciones que realizan.

“Es un tema de equilibrio, pero siempre ya sabemos nosotros cuál es el derecho más fuerte y por dónde van los criterios jurisprudenciales internacionales. Se trata de que los jueces asuman esta línea de interpretación, pero igualmente una autorregulación de los propios medios para que tengan mucho cuidado cuando den sus noticias, críticas y que las investigaciones que sean serias y, por consiguiente, el riesgo de una sanción esté descartado”, subrayó.

“Generalmente, cuando los casos llegan a la Suprema se corrigen muchos de ellos y es una cosa de seguir insistiendo en una lógica democrática, de tolerancia a la crítica, pero igualmente de sancionar cuando quien utiliza la prensa, un periodista o un tercero atenta desproporcionadamente contra el honor de una persona que debe ser resarcido y sancionado por su autor”, concluyó.
Publicar un comentario en la entrada