lunes, 18 de junio de 2012

INPE sobre Iburcio Morales: Ley exige esposar internos a sus camas cuando estén hospitalizados

Ideeleradio.- El Instituto Nacional Penitenciario (INPE) no ha violado ninguna norma en el caso de Iburcio Morales, líder cocalero y exalcalde de la Municipalidad Distrital de Monzón, porque la ley exige que todo interno enfermo hospitalizado esté esposado y custodiado todo el tiempo por agentes penitenciarios o de la Policía Nacional, afirmó José Luis Pérez Guadalupe, jefe del INPE.

Fue al ser consultado por el informe de IDL- Reporteros que da cuenta del delicado estado de salud de Iburcio Morales quien permanece esposado a la cama número 89 del pabellón E-1 del hospital Hipólito Unanue de El Agustino, tras sufrir un desvanecimiento la madrugada del jueves 14 de junio, debido al grave cuadro de cirrosis que padece.

“Más o menos el Instituto Nacional Penitenciario traslada al día a unos cincuenta internos a hospitales a nivel nacional, nosotros tenemos que cumplir nos gusté o no nos guste el reglamento de seguridad y lo que indica el reglamento por más que no conozco este caso concreto [Iburcio Morales] ni su enfermedad, es que en caso que todo interno que tiene alta peligrosidad o mediana peligrosidad, tiene que estar con las esposas bien aseguradas a la cama del recinto hospitalario y bajo la custodia sea de un policía o del personal del INPE”, manifestó en el programa No Hay Derecho de Ideeleradio.

“En ese sentido, no se está incumpliendo ninguna normatividad ni ninguna ley, es parte de la exigencia de las normas de seguridad, te repito nosotros tenemos que hacer cumplir las leyes, nosotros no damos las leyes, nosotros las cumplimos”, acotó.

Mano dura hizo que tengamos en un año 12 mil presos | Inicio En otro momento, reveló que solo en un año la población penitenciaria aumentó en 12 mil internos, debido a la política de mano dura exigida por la ciudadanía e implementada en los últimos años. Señaló que ante esta sobrepoblación penitenciaria se está estudiando diversas medidas para solucionar el problema.

“Nunca antes la población penitenciaria ha crecido tanto como ahora, es decir, para comparar nada más en cifras. En los cinco años del gobierno anterior la población penitenciaria creció en 12 mil internos, este año solamente en el primer año de este gobierno vamos a crecer en 12 mil internos, si vamos a crecer la población penitenciaria lo que antes se creció en cinco años en un año, tenemos que tomar nuevas medidas de previsión se quedaron cortas, aumentó mucho la violencia ciudadana, la inseguridad, hubo mucha protesta social, exigiendo mano dura, y esto lo que ha traído como consecuencia es una política criminal de facto, es más penas, menos beneficios”, precisó.

“Esto revierte inmediatamente al sistema penitenciario, en el hecho que tenemos más presos y menos beneficios, lo cual trae como consecuencia la sobrepoblación, para lo cual se debe hacer tres cosas: o entra menos gente, sale más gente o se construyen mas cárceles, nosotros estamos apostando a las tres alternativas juntas, porque no solamente resolveríamos nuestro problema penitenciario, pero no solucionaríamos el problema de la inseguridad ciudadana […] Los penales que estamos planteando nosotros en este momento son muy distintos a los penales que se hicieron anteriormente, lo nuestro es centrado en tratamiento en rehabilitación que implica mayor espacio”, añadió.

Grilletes electrónicos para algunos delitos | Inicio Del mismo modo, Pérez Guadalupe dejó entrever que se deben plantear medidas diferentes a la pena privativa de la libertad para reducir la población penitenciaria. En ese sentido, señaló que se debería implementar la utilización de grilletes electrónicos para los internos de nula peligrosidad a fin de reducir el hacinamiento en los penales.

“Creo que hay tipos de delitos que podrían plantearse alternativas diferentes, no digo de que goce la impunidad, ni mucho menos; pero, por ejemplo, que se puedan utilizar los grilletes electrónicos, como arresto domiciliario, eso evitaría que la cárcel sea la reina de todas las penas [¿Por qué no se avanza en ese sentido?] Lo que pasa es lo siguiente de que se planteó una ley en el sentido de que el INPE tenía que asumir esa función, la cual en nuestra opinión no es responsabilidad del INPE. Nosotros hemos planteado como sector [Justicia] de que varias empresas privadas que ofrecen esta alternativa de grilletes electrónicos, y que en este momento resulta ser más económico que hace unos años”, precisó.

“El problema es que cada vez hay una mayor violencia y delincuencia, hay una mayor demanda social y no existen prácticamente alternativas a la pena privativa de la libertad, es decir, no hay mayor posibilidad. Por ejemplo, que hacemos con una persona que ha cometido delito por manejar en estado de ebriedad ¿hay que meterlo a la cárcel? ¿Qué hacemos con una persona que no atiende su responsabilidad familiar? Tenemos mil 400 internos por no pagar pensión familiar. Entonces, hay varios tipos de delitos que podrían plantearse alternativas diferentes”, argumentó.

Dejaremos entre ocho o diez penales | Inicio Finalmente, mencionó que al terminar la gestión del presidente Ollanta Humala, el INPE estaría dejando construidos entre ocho a diez nuevos penales al interior del país. Indicó que en los próximos meses estarán inaugurando tres nuevos penales.

“Nosotros en un poco de tono en broma y en tono serio, siempre decimos que estamos trabajando para mi sucesor, y espero que mi sucesor trabaje para su sucesor […] Nosotros hemos pensado dejar por lo menos iniciada la construcción entre ocho o diez penales, que vengan después y lo inauguren, eso no es asunto nuestro, que lo inaugure el que venga después que nosotros o inclusive el que venga después, yo creo que es bueno para todos los peruanos, para el Estado que estas obras se comiencen a dar”, opinó.

“En dos meses, estamos inaugurando un penal pequeño en Satipo, en cuatro meses más en Yurimaguas, a fin de año esperemos que estemos inaugurando el de Juanjuí y el próximo año la remodelación total de un penal en Iquitos. El próximo mes, por ejemplo, pensamos inaugurar –que ahora ha estado en la semana pasada– todo un galpón de 2, 400 cuadrados m3 para los talleres en el penal de Yanamilla en Ayacucho, estamos trabajando al mismo tiempo la ampliación de la capacidad de albergue en Puerto Maldonado, que estará listo en la próxima semana, […] es decir, no solamente se trata de construir penales nuevos, sino de ampliar la capacidad de albergue en los penales ya existentes”, concluyó.
Publicar un comentario en la entrada