jueves, 21 de junio de 2012

IDL advierte riesgo de permitir a Policía el uso de fuerza letal contra civiles

Ideeleradio.- El proyecto de la ley que regula el uso de la fuerza y que fue aprobado por la Comisión de Defensa del Congreso desestima las recomendaciones del Poder Ejecutivo y cae en ambigüedades al establecer que no es punible la acción de la Policía Nacional (PNP) cuando hace uso de la fuerza letal, afirmó Francisco Berninzon, responsable del Área de Seguridad Ciudadana del Instituto de Defensa Legal (IDL).

“El mensaje que queda cuando uno ve este proyecto y, sobre todo, si es que uno tiene oportunidad de leer el dictamen es que ha habido prisa por insistir con este proyecto. Y teniendo en cuenta los destinatarios de esta norma, que deben ser los miembros de la PNP –en primer lugar porque son ellos los que van actuar en el marco de esta norma– el tema más sensible es el punto que establece expresamente que no es punible penalmente la acción de la PNP que hizo uso de la fuerza letal, conforme a esta ley. Súper ambiguo, desestimando una fórmula mucho más garantista por parte del Poder Ejecutivo”, anotó en el programa No Hay Derecho de Ideeleradio.

“Un punto más que desestima la Comisión [de Defensa] es que el Ejecutivo le recomienda incorporar un glosario de definiciones y la comisión desestima las definiciones que ya están contenidas a lo largo del articulado. Una facilidad para evaluar con una celeridad impresionante las recomendaciones del Ejecutivo y desestimarlas”, mencionó.

Dictamen genera ambigüedades
El responsable del Área de Seguridad Ciudadana dijo que el contenido del dictamen es ambiguo y que puede enviar un mensaje negativo no solo a los miembros de la Policía, sino a los destinatarios del ejercicio del uso de la fuerza.

“Honestamente, esta ambigüedad [del contenido del dictamen] lo que va a hacer es generar un mensaje a los miembros de la Policía. Algunos dirán, ‘ok estoy autorizado a hacer uso de la fuerza letal porque estoy acá exonerado de responsabilidad penal por esta ley’. Otros a lo mejor un poco más conscientes van a decir, ‘no estoy seguro’, seguirá teniendo dudas”, argumentó.

“Del otro lado, los que no son policías y los que van a ser destinatarios del ejercicio del uso de la fuerza de la Policía, los que quieran hacer protestas y, particularmente, en este contexto en lo que hay conflictos sociales vigentes y en potencia, las posiciones más radicales probablemente van a leer esta norma como un mensaje negativo, a lo mejor agudizan más sus posiciones. Es un mal momento para enviar este mensaje”, indicó.

Subrayó, en ese sentido, que el reglamento podría subsanar algunos vacíos de la norma, pero recordó que el estándar internacional aconseja que todas las disposiciones y supuestos estén contenidas en la ley.

“El reglamento puede subsanar mil cosas, el problema es que el reglamento se puede modificar con mucha más facilidad que la ley. Se delegan muchas cosas al reglamento, incluso situaciones autorizadas para el uso de la fuerza letal al reglamento o sea que por vía reglamentaria se puede incluir supuestos o situaciones que ameriten o que autoricen el uso de la fuerza letal. Además, que el estándar internacional aconseja que todas estas disposiciones, todo el procedimiento, todo los principios y supuestos estén en la ley, no en un reglamento”, afirmó.

Se omitió principio de proporcionalidad
Cuestionó, del mismo modo, que la Comisión de Defensa y Orden Interno haya omitido el principio de proporcionalidad y dijo que le llama la atención que lo justifique señalando que el Código Penal no lo contiene. Precisó que existen varias observaciones que formuló el Poder Ejecutivo y que dicho grupo de trabajo pasó por alto una serie de argumentos desacertados.

“Se decidió prescindir en el Código Penal del criterio de proporcionalidad para analizar la responsabilidad penal del que se defendía en uso de recurso de legítima defensa. Esto no es igual en el caso de las policías porque, justamente, de lo que se trata es de hacer una ley que legitime a la Policía de hacer uso de la fuerza letal. Si un policía mata a alguien habrá que evaluar en el marco de esa ley que lo autorizó y si procedió de acuerdo con ella, no si el Código Penal dice o no”, señaló.

“No nos convence que hayan prescindido del principio de proporcionalidad porque el Código Penal no lo contiene. Yo si fuera policía no me fiaría que esta norma [que] me garantiza a mí como policía el uso de la fuerza letal, porque no hay un procedimiento muy claro, me fiaría más del manual, pero no se sabe si ha sido derogado. Al final del proyecto debería hacerse una referencia a las normas que están vigentes”, enfatizó
Publicar un comentario en la entrada