lunes, 11 de junio de 2012

Gorriti estima que Humala reajustará su gobierno y cobrará mayor protagonismo

Ideeleradio.- El presidente de la República, Ollanta Humala, cobrará mayor protagonismo, no regresará a ser el mismo del 2010, pero sí realizará un reajuste en el rumbo de su gobierno, estimó Gustavo Gorriti, periodista y director de IDL-Reporteros.

“Tengo la impresión y puedo equivocarme, que va a haber un reajuste, pienso que de alguna de las cosas que han sucedido ahora han sido un clarinazo, un campanazo de alerta y que va a haber un reajuste, en cuanto a métodos, formas, diálogo con las bases y los representantes”, estimó en el programa No Hay Derecho de Ideeleradio.

“Y del otro lado, [va a haber un reajuste] al tener mucho más presente la necesidad de no perder para nada, porque sería absolutamente estúpido, descabelladlo, perder como se está perdiendo, el apoyo de la base social que le fue tan leal a [Ollanta] Humala a lo largo de la campaña”, agregó.

El periodista consideró, en ese sentido, poco probable que el Humala Tasso pueda reincorporar al expremier Salomón Lerner a su Gabinete, pero estimó que el mandatario buscará una comunicación más abierta y dialogante respecto a las demandas de la ciudadanía. Sostuvo que es posible que exista un mayor énfasis en el aspecto ambiental y en el tema de la exigencia de un mayor número de puestos de trabajo para las poblaciones locales.

“Yo no creo que vaya a haber un regreso para nada al Humala del 2010 [¿Entonces no va a regresar al grupo de Salomón Lerner?] Por lo menos no en el corto plazo, además, ya creo que se han dicho muchas cosas para que pueda haber armonización de corto plazo. Lo que creo es que va a buscar una visión dirigida por él, que vaya a ser mucho más abierta y dialogante que considere más y mejor las demandas reales que vienen, sobre todo en algunos de los conflictos centrales, en los conflictos vinculados con la minería, con el medioambiente”, expresó.

“Una cosa tan absolutamente obvia es de que, si tú tienes empresas de altísimo nivel de inversión de capital en las zonas más pobres del país, tú, sino logras que ese alto nivel de capital de esperanza y bienestar, lleve el crecimiento y sea entendido como un bien y un beneficio, va a haber un resentimiento, oposición sobre todo dado el hecho de que esos altos niveles de inversión traen consigo un alto riesgo tóxico muy literal a la vez”, comentó.

Humala tendrá un mayor protagonismo
Gorriti Ellenbogen insistió en que la actuación del jefe de Estado cobrará un mayor protagonismo y que se dará un mayor énfasis a una comunicación más clara e inteligible que permita señalar que no se ha perdido la sintonía con las necesidades reales de la gente.

“Sobre todo en los sectores más pobres y creo que eso se va a dar, que no continúe esta acentuación del aspecto represivo y sobre todo que está vinculado con algunas prácticas que son absolutamente inaceptables, como el sembrado de pruebas, el llevar a cabo una distorsión de los procesos legales como el encarcelamiento de Mollohuanca. Creo que va a ser una corrección de rumbo y espero que sea así”, anotó.

“[¿Será más populista?] Tengo la impresión de que el presidente, la primera dama, el círculo de Gobierno tiene la impresión de que llegaron e hicieron, no lo que hubieran deseado, sino lo que podían dentro de los deberes, imitaciones y potestades y consecuencias que significa los actos de gobierno y que ya con una mayor familiaridad y habiendo cosechado varios de los problemas del haber seguido por esa resbalada represiva, es lo lógico [hacer los cambios]. Lo otro sería descabellado”, anotó.

Una síntesis de Gran Transformación y Hoja de Ruta
Argumentó que el presidente Ollanta Humala tendría en mente la idea de sostener que hará lo que pueda en relación a sus planteamientos iniciales, una suerte de síntesis entre la Gran Transformación y la Hoja de Ruta, y que administrará de la mejor manera posible aquello que no pueda ser concretado. Recordó, del mismo modo, que Ollanta Humala no ganó las elecciones porque hubiera cambiado el programa de la Gran Transformación por la Hoja de Ruta –la que calificó como una lista de generalidades–, sino por el “juramento por la democracia”.

“Ollanta Humala ganó la elección por el ‘juramento por la democracia’ que tuvo toda la fuerza y solemnidad y que fue aquello que galvanizó a todas las fuerzas en pro de la democracia y que veían el tremendo peligro de que la democracia pudiera perderse como se perdió en 1990 a través de las elecciones que dieron entrada a Fujimori y que posteriormente la asesinó, ante la posibilidad de otro gobierno de Fujimori. […] De tal manera que la deuda que él [Humala] tiene es con los valores, precisamente de la democracia”, recalcó.

“La democracia no solo significa el mantener la representatividad popular, significa gobernar escuchando permanentemente al pueblo, mantener un orden que esté predicado esencialmente en la deliberación con los ciudadanos, en la discusión y el debate con ellos, utilizar la fuerza del Estado solo en los casos extremos y con proporcionalidad y razón. No violar la ley y sobre todo mantenerse verdaderos, en el sentido de no distorsionar los hechos, no faltar a la verdad, no sembrar pruebas, no torcer la independencia y el contrapeso de otros poderes para llevar a cabo un orden basado en la represión, en el miedo. Esa es una cosa fundamental y es en ese sentido donde hemos tenido una deriva peligrosa que debe ser prontamente corregida”, enfatizó.
Publicar un comentario en la entrada