viernes, 15 de junio de 2012

García Sayán: Es necesaria capacidad de autocrítica del Estado en nuevo clima de diálogo en Espinar

Ideeleradio.- El conflicto en Espinar no debe ser visto como un accidente y la capacidad de autocrítica del Estado es indispensable en este nuevo clima de diálogo que se percibe tras las declaraciones del alcalde provincial de Espinar, Oscar Mollohuanca, y de funcionarios del Poder Ejecutivo, consideró el exministro de Justicia, Diego García Sayán.

“Es posible que hayan habido unas respuestas discutibles en aras de preservar el orden interno y que se hayan cometido algunos excesos, pero viendo las cosas de aquí en adelante para el futuro yo percibo un clima distinto. Yo creo que las declaraciones que ha hecho Mollohuanca, ante la prensa, son declaraciones abiertas al diálogo, creo que hay señales del propio Gobierno abiertas en esa misma dirección y, naturalmente, ese es el único mecanismo posible”, declaró en el programa No Hay Derecho de Ideeleradio.

“Es absolutamente inexplicable que una comunidad social importante pueda organizarse en torno a esta demanda del 30 % de los ingresos de Xstrata Tintaya para la población, cosa que no tiene una viabilidad alguna; pero si hubiera existido un proceso participativo y de diálogo con la población, debida y oportunamente informada, yo estoy seguro que una participación de ese tipo ni siquiera se hubiese planteado. Entonces, yo creo que la capacidad de autocrítica del Estado es indispensable e insisto no ver esto como un accidente, si no como un ingrediente que ya han llegado a la dinámica social”, expresó.

Presidentes regionales deben tener un rol importante en el diálogo
En otro momento, señaló que los gobiernos regionales tienen que ser actores importantes en los procesos de diálogos con el Ejecutivo. Refirió que el Gobierno Regional de Cajamarca debería avocarse a solucionar, también, los problemas internos de su población que no están siendo atendidos hasta ahora.

“Los gobiernos regionales tienen que asumir que son pate del Estado, lo que no los obliga a seguir la política del Gobierno, pero si ser un actor importante en ese proceso de diálogo, de fomento de la participación, para llegar a un buen puerto, para llegar a una buena solución, por eso es lamentable las declaraciones de Gregorio Santos, el otro día [que pedía sacar al presidente Ollanta Humala del poder]”, subrayó.

“El gobierno regional es parte del Estado y el Estado tiene un propósito común que es promover el desarrollo, promover la inversión y eso es un tema de alta relevancia política que a mi juicio eso no está en el debate. Por ejemplo, en Cajamarca el abastecimiento de agua en la ciudad hace crisis desde hace tiempo, es responsabilidad del Gobierno Regional del Cajamarca, ampliar la planta de tratamiento del agua, tiene el dinero, eso no se hace y yo no entiendo como eso no es parte ya de un debate político que pone al gobierno del señor Santos en su sitio”, anotó.

Gobierno carece de operadores políticos
Por otro lado, sostuvo es necesario que todo Gobierno tenga operadores políticos con capacidad de representación. Puntualizó que es lícito y democrático que los gobiernos regionales puedan discrepar con el Gobierno Central, pero presentando propuestas.

“Todo Gobierno necesita no solamente a alguien que haga declaraciones a la prensa, y que pueda tomar las grandes decisiones, sino que necesita operadores y operadoras políticos, que no sea simplemente el chasqui que lleva un mensaje, sino gente con capacidad de representación, entonces un Gobierno es mucho más que personas que tienen una responsabilidad en ministerios y que tiene que ver, también, con este asunto que es esencial y yo creo que, también, aquí hay que destacar la responsabilidad de los gobiernos regionales”, detalló.

“Un gobierno regional puede discrepar del Gobierno Central, es sumamente lícito, perfectamente democrático, pero hay que tener una propuesta de cómo hacer las cosas mejor y también tener una responsabilidad de lo que son sus propias funciones. Yo creo que el centralismo tiene muchas características, el conocido el típico que todas las decisiones se toman en Lima, pero también hay un centralismo que es a veces reforzado por quienes tendrían que estar peleando por una dirección distinta por autoridades locales y regionales que, finalmente, trasladas sus responsabilidades al centralismo limeño”, precisó.

Hay que juzgar declaraciones de Santos con responsabilidad
Finalmente, evitó pronunciarse sobre las declaraciones del fiscal de la Nación, José Peláez, quien solicitó establecer responsabilidades respecto a las declaraciones del presidente regional de Cajamarca, Gregorio Santos, por sostener y que se debería sacar del cargo al presidente Ollanta Humala. Sin embargo, subrayó que la democracia no debe implicar poner en peligro la autoridad.

“Yo no quiero juzgar la decisión del fiscal de la Nación [José Peláez Bardales], porque creo que esta dentro del ámbito de las opciones legítimas, pero sí creo que hay que juzgar con mucha responsabilidad [las declaraciones del presidente regional de Cajamarca, Gregorio Santos]”, consideró.

“La democracia no es hacer y decir cualquier cosa, poniendo en peligro la autoridad que tiene un origen legítimo, yo creo que el extremo de eso, puede ser una herramienta de la sociedad cuando la autoridad ostensiblemente ha quebrado la institucionalidad, el marco de la ley y el respeto de los derechos de los demás”, concluyó.
Publicar un comentario en la entrada