martes, 22 de noviembre de 2011

Tapia: Este no es el gobierno de la gran transformación, es el gobierno de la hoja de ruta

Ideeleradio.- Este no es el gobierno de la gran transformación, es el gobierno de la hoja de ruta en el que se respeta democráticamente a los sectores que opinan de una manera distinta y se buscan las reformas, afirmó Carlos Tapia, asesor de la Presidencia del Consejos de Ministros, al descartar que la actual administración de Gana Perú esté favoreciendo a la derecha.

“Seguramente como en toda política cuando uno sale derrotado en sus propuestas, se tiene que acoger a los resultados del aspecto negativo de sus propuestas, seguramente que la derecha no nos quisiera en el gobierno, si uno lee las columnas de Aldo Mariátegui y los puntos de vista de Cecilia Blume, lo que dicen es ‘bueno ya el presidente Ollanta Humala se alineó y lo que debe hacer es botar a estos extraños que están ahí en el gobierno’”, declaró al programa No Hay Derecho de Ideeleradio.

“Nosotros no creemos lo mismo, creemos que hay que disputar democráticamente con los sectores que opinan de una manera distinta, regidos sobre la base de unidad de la hoja de ruta. Nuestra identidad es una identidad que viene con el programa de la gran transformación. Pero en el gobierno actual, este no es el gobierno de la gran transformación, este el gobierno de la hoja de ruta, por eso se ganó en la segunda vuelta electoral y hay que ser consecuentes con eso, pero ese gobierno de hoja de ruta no dice que los sectores izquierdistas no puedan estar en este gobierno”, apuntó.


Los sondeos y las expectativas exageradas

Reconoció que existe mucha gente que considera que el gobierno de Ollanta Humala está sirviendo a los intereses de la derecha, pero aseguró –como un hombre de izquierda y asesor del presidente del Consejo de Ministros– que eso no es así. Interpretó los resultados de los últimos sondeos sobre la aceptación del jefe de Estado, como una consecuencia de la variación de las expectativas exageradas de los sectores A, B, C, D y E.

“Cuando gana Ollanta había una expectativa extremadamente negativa en los sectores A y B, y una expectativa exageradamente positiva en los sectores C, D y E. Lo que ha sucedido es que los de arriba están asombrados de que no se instaló el chavismo, no se nacionalizaron las empresas y, por lo tanto, aplauden al Presidente diciendo bueno este ya es parte de nuestros intereses y por eso que los sectores A y B empiezan a crecer favorablemente a Ollanta, ojo de igual manera que los porcentajes que tenía Keiko Fujimori antes de las elecciones”, explicó.

“Y en cambio en los sectores D y E, particularmente en la zona sur del país, cunde cierta decepción porque habían ciertas expectativas demasiado positivas, o sea se pensaba que iba a ver un gran cambio a favor nuestro”, acotó.

No es una hoja de ruta de carácter bolchevique

Coincidió con el analista Sinesio López, en el sentido de que este es un gobierno que quiere reformas y no una revolución. Argumentó que la hoja de ruta no puede ser concebida como una hoja de ruta de carácter bolchevique, sino como una reforma, que tiene que hacerse con medidas graduales y persistentes.

“Esa es la estrategia que ha señalado el presidente Ollanta, el problema es si tenemos el tiempo suficiente para convencer a la gente y que no se desespere. Y en ese caso, los gestos son muy singulares. Yo creo que los gestos que vamos a ver en el futuro del presidente Ollanta Humala van a poner las cosas en su sitio, que sea verdaderamente una propuesta centrista, democrática a favor del cambio, y que ni esté sesgado a favor de las posiciones de izquierda ni de la derecha, él mismo ha dicho no soy de izquierda ni de derecha, pero a favor del cambio”, declaró.

Diálogo y problema estratégico

Por otra parte, Tapia García indicó que lo que el Perú requiere es un diálogo no solo para resolver el problema de Conga (Cajamarca, sino para solucionar el problema estratégico de la relación del desarrollo peruano con la minería. Estimó que hasta ahora la minería ha venido desarrollándose sin defender los intereses de las comunidades campesinas cercanas y sin defender recursos tan importantes como el agua.

“No podemos seguir sin que aparezca el reglamento de la consulta previa, porque creo que con la consulta previa se favorece el diálogo, la concertación y el Estado peruano tendría mejores instrumentos para combinar el espíritu desarrollista del Perú con la extracción de la minería”, aseveró.

Una actitud dialogante frustrada

Lamentó, finalmente, que se llegue a un paro como el de Cajamarca, y consideró que los movimientos antimineros de esa zona hayan sido copados por dirigentes que creen que puedan llevar al extremo el enfrentamiento para lograr otro tipo de provechos políticos.

“Es lamentable la situación a la que hemos llegado porque [se va a] enfrentar la Policía que tiene que cumplir las decisiones de un Estado democrático de Derecho porque no se puede permitir que se ataquen campamentos mineros, pero hemos llegado a una situación así porque hay una actitud dialogante frustrada”, aseveró.

“Yo creo que los movimientos antimineros de Cajamarca han sido copados por dirigentes que creen que puedan llevar al extremo el enfrentamiento para lograr otro tipo de provechos políticos, de liderazgo, jugando con fuego, porque imagínese que ocurrieran tres, cuatro o cinco víctimas mortales, entonces ya se abriría un espacio con una zanja de sangre intermedio que dificultaría el diálogo”, concluyó.

Tapia: Felipillos buscan condiciones demasiado favorables para la minería

Ideeleradio.- En el Perú no puede continuarse con una explotación minera como se ha venido haciendo en los últimos veinte años, donde más que los inversores extranjeros, son los felipillos del país los que buscan condiciones exageradamente favorables para las empresas, afirmó Carlos Tapia, asesor de la Presidencia del Consejo de Ministros.

“Más que los inversores extranjeros, son los felipillos de acá que buscan negociar condiciones exageradamente favorables a la minería y no se detienen ante los hechos de corrupción, coimeo. […] Una inversión sin ningún tipo de reglamentación, abriéndose todas las puertas legales e ilegales no favorece ni al desarrollo ni a la democracia”, aseveró en el programa No Hay Derecho de Ideeleradio.

“No puede continuarse una explotación minera como se ha venido haciendo en los últimos veinte años en el Perú, porque está demostrado que en los estudios de impacto ambiental, lobby que se hacen, la corrupción vigente, en la cual muchos felipillos de las empresas mineras, son portavoces, y por lo tanto, creen que llegando a acuerdos con dos, tres o cuatro funcionarios y cumpliendo tales y cuales trámites burocráticos, tienen legitimidad para pedir el apoyo de las Fuerzas Armadas, de la Policía para que definan sus intereses malamente conseguidos, eso tiene que terminar”, apuntó.

Comentó, en ese sentido, que las empresas tienen que respetar el medioambiente y la normatividad vigente y que la población tiene que confiar en que el Estado será una autoridad neutral que vela por los intereses nacionales.

“Tiene que terminar también que las empresas mineras no respeten de verdad los intereses del agua de la población campesina, los intereses del medio ambiente y de la población circundante en fin; y de parte de la población tiene que demostrarse que no es posible simplemente una actitud protestataria violenta para conseguir sus objetivos, que para eso existe el Estado como autoridad neutral, que vela por los intereses nacionales y que la población se sienta reflejada en esa defensa”, declaró.

“Lo que pasa es que la población hasta por lo menos, no ha sentido que el Estado lo defiende pues, sino que el Estado patea mucho más cerca a los intereses de la minería que a los intereses de la población. Con lo que el presidente Humala viene señalando, creo que podemos tener una gran oportunidad, que a mí me duele mucho que se pierda por la intransigencia de sectores extremistas”, puntualizó.


Conga debe ser el símbolo del acuerdo

Indicó que antes o después del paro de Cajamarca convocado para el 24 de noviembre, las autoridades locales de esta región deben responder al llamado del diálogo del Poder Ejecutivo. Dijo esperar que la movilización no se convierta en una huelga indefinida que lleve a un extremo el enfrentamiento y dificulte el diálogo.

“Creo que la misma propuesta del presidente del Consejo de Ministros de llamar a los alcaldes para conversar, sino se puede ahora porque se señala que no van a venir muchos alcaldes porque están preparando el paro, que se sea después del paro, pero que haya ese evento, pero que no se suscriba únicamente a Conga, que Conga sea el símbolo de que por fin los peruanos, el Estado y las empresas mineras nos ponemos de acuerdo para llevar a buen curso las potencialidades de la minería en el Perú y en el desarrollo de los pueblos”, señaló.

“[Que] el Estado verdaderamente ponga por delante sus intereses nacionales, los intereses nacionales son aquellos que no pueden ser contrarios a los intereses de la población, no puede ser. Tiene que también que respetarse los intereses legítimos de conseguir ganancias de las empresas que invierten en el Perú, porque sino no van a invertir en el Perú”, advirtió.

Gregorio Santos se ha puesto casi al filo de la legalidad

Consideró que lo que debemos hacer todos los peruanos es buscar un espacio de negociación entre el Estado y la población. Comentó que el presidente regional Gregorio Santos se ha puesto casi al filo de la legalidad y que “se sube sobre una justa y protestataria reivindicación”.

“Ojalá que no sea una huelga indefinida la que lleve a un extremo el enfrentamiento que haga imposible el diálogo y en el caso del presidente de Cajamarca, yo modestamente como analista un poco lejano de los acontecimientos, uno puede percibir que el presidente regional de Cajamarca se sube sobre una justa y protestataria reivindicación porque no es uno de los mejores presidentes regionales en su actitud gubernamental, no cierto”, aseveró.

“Pero es verdad, que ahora se ha puesto como autoridad regional al mando, poniéndose al filo de la legalidad, lo que debemos hacer todos los peruanos es buscar que haya un espacio de negociación entre el Estado, la población que sufre los efectos negativos de la minería y las empresa mineras”, remarcó.
Por algo se formó el Ministerio del Ambiente
Resaltó la intención del jefe de Estado de fortalecer, centralizar y calificar de mejor manera todo el trabajo del Estado en materia medioambiental, aunque reconoció que existe la posibilidad de que la nueva oficina que dependerá de la Presidencia del Consejo de Ministros (PCM) tenga un poder interno muy grande.

“[Hay un riesgo] que se le dé tal importancia a esa nueva oficina, […] que tiene que ver con todos los aspectos del Estado en la normalización de la explotación minera, que fuera un poder interno muy grande, pero por algo se formó el Ministerio del Ambiente”, manifestó.

“En todo caso la intención presidencial es de fortalecer, centralizar y calificar de mejor manera todo el trabajo del Estado en relación al despliegue de las iniciativas para que la minería esté regulada en función de los intereses de la defensa del medio ambiente, de la defensa del agua y que a la vez sirva para facilitar los recursos para el desarrollo nacional”, añadió.

Existirá fondo de garantía de fideicomiso a favor de pobladores
Recordó que el propio mandatario propuso la existencia de fondo de fideicomiso de las empresas mineras, a fin que se les retribuya económicamente a aquellas comunidades que se vean dañadas con las actividades de explotación, que han sido avaladas por el Estudio de Impacto Ambiental, así como la resolución del problema. Sin embargo, estimó que el proyecto Conga no se podrá suspender y que el Estado deberá fiscalizarlo.

“También el presidente Ollanta planteó algo significativo, que hubiera un fondo de la empresa minera de garantía de fideicomiso para que en caso de que las expectativas que se presentaban y las previsiones que se señalaban en el plan de explotación, garantizado por el Estudio de Impacto Ambiental, no se cumpliera, la población tuviera la garantía de que entonces esa empresa minera resolvería los daños que la población considera que se hubieran producido en situaciones excepcionales”, aseveró.

“Yo creo que no [se podrá paralizar Conga], pero lo que sí creo que es posible, [es que] en la negociación, se logre que los intereses de la empresa Yanacocha sean compatibles con los intereses de los pobladores afectados previsiblemente por los efectos secundarios de la explotación minera se llegue a un acuerdo y creo que el Estado sea un árbitro, el Estado no puede tomar parte, sino pierde credibilidad”, puntualizó.

Ultimátum de Humala también es para los inversores mineros
Opinó, finalmente, que el ultimátum que dio el presidente Humala de que “no aceptará ningún chantaje por parte de nadie”, no solo está dirigido a los actores extremistas que no quieren minería, sino también a aquellos empresarios mineros que están acostumbrados a realizar las acciones que deseen, sin tener en cuenta el marco legal ni ambiental.

“El ultimátum no puede ser solo dado a los sectores extremistas, que no quieren minería sea cual fuera la condición, sino también entiendo que es para el otro lado [sector minero], que no puede continuar con la soberbia que ahora viene desarrollando, producto de su experiencia pasada de que siempre hacen lo que ellos quieren”, concluyó.

Piden intervención de Mininter porque Yanacocha estaría dando armas a sus trabajadores

Ideeleradio.- La empresa Yanacocha estaría entregando a sus trabajadores escopetas de calibre 16, para que se enfrenten a los campesinos y comuneros que, supuestamente, atacarán sus campamentos mineros durante el paro del 24 de noviembre contra del proyecto Conga, advirtió Gregorio Santos, presidente regional de Cajamarca.

“La propia empresa [Yanacocha] estaría repartiendo escopetas calibre 16 para armar a la gente, bajo el supuesto que los campesinos van a atacar el campamento e instalaciones del Conga, [...] siempre ha habido una actitud de su equipo paramilitar”, expresó en el programa No Hay Derecho de Ideeleradio.

“Pido la intervención del procurador público del Ministerio del Interior en los campamentos de Yanacocha, a raíz de las denuncias que se estarían repartiendo armas a los trabajadores para que se enfrenten contra los campesinos”, apuntó.


Lerner nunca se interesó en venir a Cajamarca

En otro momento, aseguró que el presidente del Consejo de Ministros, Salomón Lerner, nunca demostró predisposición para trasladarse a Cajamarca e iniciar una plataforma de diálogo con las autoridades regionales. Denunció que, por el contrario, se intenta acusar al gobierno subnacional de negarse al diálogo, cuando el Poder Ejecutivo ni siquiera ha emitido alguna propuesta de plan de desarrollo.

“A mí no me ha invitado, […] nunca se interesó en venir [a Cajamarca] y ahora quiere llevar este tema al punto de hacer quedar mal a las autoridades locales, al gobierno regional, cuando se trata de hablar menos y decir ‘señores tal día nos encontramos en Cajamarca con las autoridades locales y regionales’, y nos encontramos”, enfatizó.

“Yo no he recibido ninguna propuesta de lineamientos para la elaboración de los nuevos planes de desarrollo regional en función de los planes nacionales de desarrollo. […] Yo no sé con quién conversa el señor Lerner, hasta ahora no hay ningún espacio donde se esté conversando, pero sí dicen que el presidente regional no quiere conversar”, lamentó.

Los genios del MEM y las 18 mil páginas del EIA

En otro momento, ironizó con el hecho de que un solo funcionario del Ministerio de Energía y Minas (MEM) se haya encargado de la revisión del Estudio de Impacto Ambiental del proyecto Conga, el cual contiene alrededor de 18 mil páginas. Remarcó que el Gobierno se equivoca al intentar avalar el referido documento porque a su juicio los resultados se caen por sí solos.

“El Gobierno comete un gravísimo error de avalar un Estudio de Impacto Ambiental que […] ninguno de sus funcionarios conocen, hablan de algo que no han leído, porque no han dado ninguna opinión oficial del Gobierno Central, Ministerio de Energía y Minas, que es el juez y parte”, explicó. “En 30 días, jamás van a revisar 18 mil páginas, eso sólo lo revisan los grandes genios de Energía y Minas, que en 40 días son capaces de revisar 18 mil páginas con un solo especialista, ese Estudio de Impacto Ambiental se cae por sí solo”, recalcó.

Consideró que el Poder Ejecutivo no puede avalar un proyecto minero que fue aprobado por el régimen aprista, días antes de la juramentación de Ollanta Humala como jefe de Estado y, más aún, que se argumente que se tiene que respetar el contrato porque no son revisables dada su condición jurídica.

“Es sorprendente que el Gobierno avale un proyecto que horas antes de juramentar se lo entregaron, sabemos de qué gobierno viene, y [más aún] que se diga que no se puede revisar nada, porque todo es jurídico y sacramentado, nosotros no consideramos eso, todos los proyectos se pueden revisar”, argumentó.

No será responsabilidad del gobierno regional

Aclaró que su institución hizo los esfuerzos necesarios para canalizar los reclamos de la población, sin ningún tipo de condicionamiento ni chantaje y que, a partir de ahora, lo que pueda suceder en Cajamarca no será responsabilidad del gobierno regional.

“Nosotros no hemos hecho ningún chantaje ni condicionamiento al Gobierno, nos mantenemos en el nivel de esperar que las respuestas de las autoridades [centrales] se canalicen adecuadamente. De aquí para adelante, nosotros no tenemos responsabilidad porque hemos hecho todo lo posible de canalizar los reclamos de la población”, declaró.

Insistió en que la movilización programada para el 24 de noviembre es de carácter pacífico y sin ningún tipo de armas. Informó que la manifestación es organizada por frentes locales con el fin de reunir a las autoridades locales con los campesinos y buscar una respuesta clara por parte del Gobierno sobre los proyectos de inversión.

“Las autoridades no hemos convocado a ningún paro indefinido, ni nada por el estilo, nosotros seguimos esperando que se abra un debate programático de los proyectos de inversión pública en Cajamarca y esperamos que el Gobierno reflexione […], nosotros nos vamos a movilizar sin ningún tipo de armas, vamos a ir a una reunión, es una asamblea que tenemos con las comunidades y autoridades”, acotó.

Ambición de Newmont está llevando al Gobierno a la confrontación

Mencionó que diversos sectores intentan diseminar la idea de que la minería es la única actividad que puede salvar al país de la crisis internacional. Refirió que incluso el propio Poder Ejecutivo ha sido conducido a una confrontación con la población por los ‘intereses y ambiciones’ de la empresa minera Newmont Mining Corporation, que posee el 51.35% del proyecto Conga.

“Al Perú se le está poniendo en una encrucijada de que sólo este tipo de actividades extractivas van a salvar al Perú, como si solo el Perú fuera el único vendedor de piedras. La ambición irracional del capital de Newmont lo está llevando y conduciendo al Gobierno a una confrontación, que me parece errónea, con una región que le ha dado tanto dinero”, puntualizó.

“Nos quieren presentar Yanacocha [como] la maravilla del mundo y que la minería en el Perú es lo máximo, [entonces], que declaren como primera maravilla turística del Perú a Cerro de Pasco, declárenlo que allí todo el mundo puede visitarlo y respirar el aire más puro y tomar el agua más perfecta de la humanidad, también a La Oroya”, concluyó.

Carlos Tapia: Es necesario formar una oficina presidencial con categoría de ministerio para el VRAE

Ideeleradio.- Es necesario formar una oficina presidencial con categoría de ministerio para el Valle del Río Apurímac y Ene (VRAE) porque la actual secretaría ejecutiva no tiene el peso suficiente como para incidir, ordenar y calificar las acciones globales en esta parte del país, sostuvo Carlos Tapia, asesor de la Presidencia del Consejo de Ministros (PCM).

“[...] El error, me parece a mí, tiene que ver con lo siguiente: ¿el mando en el VRAE tiene que ver con una concepción política o militar? Desde el momento que ponen a la secretaria general del plan VRAE a un capitán del Ejército que puede tener muchas virtudes como soldado, en una situación en que existe un Estado mayor, generales, etc. va a ser difícil que él tenga el peso suficiente como para incidir, ordenar y calificar las acciones globales del VRAE”, manifestó en el programa No Hay Derecho de Ideeleradio.

“Ese sí creo que es un aspecto que no corresponde a las propuestas que habíamos hecho hace mucho tiempo, sobre la necesidad de formar una oficina presidencial, ojo con categoría de ministro de Estado, para que hayan responsables políticos de lo que está sucediendo en el VRAE, y eso corresponde a parte de una estrategia antisubversiva”, puntualizó.


Una dinámica política mucho más acentuada

Tapia García dijo que tiene referencias positivas del actual secretario ejecutivo en el VRAE, Luis Rojas Merino, porque en su calidad de operador, conoce la zona y ha trabajado en el VRAE desde la lógica militar. No obstante, señaló que debería buscarse una dinámica política mucho más acentuada que permita terminar de una vez por todas con el problema del VRAE.

“Ciertamente que la zona del trabajo militar en el VRAE está ligado [a la Presidencia], y el propio presidente Ollanta ha señalado que él está interesado en resolver el problema del VRAE, poner ya metas militares y me parece bien porque no pueden seguir las cosas así, pero vuelvo a señalar que, además, debería buscarse una dinámica política mucho más acentuada para que termine de una vez por todas [con este tema]”, remarcó.

“Porque en el caso del VRAE, los grupos subversivos y terroristas no son grupos aislados, están relacionados con una dinámica sociopolítica en donde la economía principal es ilegal, donde existe una corrupción campeante por todos los actores que están ahí presentes y, por lo tanto, se requiere una situación de emergencia mucho más trascendente que simplemente una situación de emergencia para combatir a terroristas errantes”, agregó.

El asesor de la Presidencia del Consejo de Ministros lamentó que después de 31 años, aún no se puede derrotar a los subversivos que generan zozobra. Resaltó que dentro de los cambios planteados por el Gobierno, hoy ya se ha establecido niveles de coordinación entre las fuerzas armadas y policiales, tras recordar que el Perú, además de Colombia, forma parte de los pocos países en el mundo con una latente subversión.

“Estamos en ese cambio, se ha logrado algunas cosas positivas que tanto la Policía y las Fuerzas Armadas a coordinen más estrechamente todo ese trabajo de inteligencia, lo que parece una cosa asombrosa que después de tantos años, recién se lleguen a esos acuerdos”, declaró.

“Esperamos terminar con esta lacra, para poder avanzar en nuestro desarrollo y la construcción de un país distinto, no podemos demostrar ineficiencia. Nuestra solidaridad con los familiares del teniente y ojalá que el ministro [Daniel] Mora y el Comando Conjunto logren los objetivos que se planteen, sino la población pide la confianza”, acotó.

Tres facciones de rezagos senderistas
El analista explicó que existen tres facciones de los rezagos senderistas que se agrupan en el Movimiento por Amnistía y Derechos Fundamentales (Movadef), en el grupo que sigue a Artemio y el centenar de subversivos que operan en el VRAE. Estimó que estos últimos todavía no pueden ser derrotados porque tienen tecnología bélica y son conocedores de la zona.

“Hay tres facciones de los rezagos senderistas, el 90% están agrupados en el Movadef, que dentro de poco van a conseguir su inscripción legal y ese es un reto para los sectores democráticos tomar una decisión. ¿Basta que cumplan con las condiciones para su inscripción legal o se requieren otro tipo de requisitos en el que, por ejemplo, verdaderamente tengan un mensaje autocrítico, pidan disculpas y renieguen del camino de la violencia?”, advirtió.

“Existe otro grupo menor que es el de Artemio, que responde inicialmente a las ideas de Movadef, que está desubicado y que sobre vive porque en fin. Y en el VRAE existen 120 o 150 hombres armados con tecnología bélica moderna quitada a las fuerzas del orden, y particularmente conocedores de la zona donde se desplazan. Por lo tanto, no pueden ser derrotados militarmente; tendrían que ser derrotados con un altísimo costo de tiempo, de vida y económico; existe una brigada de nuestro Ejército, una compañía combinada de comando, existen 800 efectivos de la Policía, no podemos tener tantos efectivos, tantos costos y no muy claros los éxitos”, remarcó.

Cuestionó, igualmente, que estas facciones estén pidiendo amnistía para el cabecilla terrorista Abimael Guzmán, el exasesor Vladimiro Montesinos y Santiago Martin Rivas, del Grupo Colina. Calificó, a reglón seguido, como un “grave error” que el ministro de Trabajo, Rudecindo Vega haya planteado una amnistía para violadores de derechos humanos.

“Ese es un grave error porque un ministro que no conoce el tema no puede tener un exabrupto de ese tipo, opinar sobre eso generó problemas y felizmente eso ya pasó”, aseveró.