jueves, 2 de junio de 2011

Luis Herrera: Estrategia de los medios fue la de borrar, anular o distorsionar la memoria

Ideeleradio.- Durante la campaña electoral, gran parte de la estrategia de los medios de comunicación, fue la de borrar, anular o distorsionar la memoria de los peruanos de cara a la segunda vuelta de este domingo 5 de junio, afirmó el psicoanalista Luis Herrera.

“Gran parte de la estrategia que utilizan estos grupos es borrar la memoria, anular la memoria, distorsionar la memoria y decir tú estás equivocado. Como yo quiero escuchar lo que me da seguridad, entonces esos argumentos son válidos lo demás son inventos entonces se distorsiona la memoria. En otras palabras, creo que hay una distorsión mental en general que estamos viviendo los peruanos y los vemos en las informaciones”, señaló en el programa No Hay Derecho de Ideeleradio.

“Por ejemplo, en nombre de la libertad de prensa se hace exactamente lo contrario. Toda esta avalancha contra un candidato se hace en nombre de la libertad de prensa, entonces se pierde la noción hasta de lo bueno y lo malo, y entonces se funciona en términos en donde lo que interesa es lo que me dicen a mí y lo que me dicen a quienes considero que son mis voceros”, anotó.

El experto lamentó, en ese sentido, que los medios de comunicación sirvan para “desvalorizar” a un determinado candidato presidencial, en lugar de cumplir su rol de informar y presentar insumos para que el electorado pueda armar un pensamiento crítico, en relación a alguno de los dos postulantes.

Buscan satanizar al enemigo
En otro momento, señaló que los candidatos también juegan a satanizarse entre ellos. No obstante, consideró que el que tiene a los medios de comunicación a su favor saldría ganando en este objetivo.

Advirtió que este tipo de ataque podría ser adverso a los intereses de los mismos postulantes, toda vez que los electores forman un sentido crítico en base a los mensajes que reciben de uno u otro lado.

“Por el lado del grupo de Humala también se da ‘un elaborar el enemigo en el otro’, pero evidentemente quien tiene el poder específicamente de los medios es quien lleva la batuta porque es el que extiende, el que llega más. No es primera vez que un ataque masivo como este produce el efecto contrario”, indicó.

“Creo que hay un nivel que no están considerando aquellos que atacan esto y es que siempre queda un residuo crítico en muchos de los que se supone que van a ser incondicionales, siempre hay un cierto sentido crítico, especialmente, cuando están recibiendo otro mensaje porque algo queda de otro mensaje también”, agregó.

Lapsus de los fujimoristas
El psicoanalista calificó de lapsus las recientes declaraciones de los ex voceros de Fuerza 2011, Martha Chávez y Jorge Trelles y del candidato a la vicepresidencia de este grupo político, Rafael Rey, y señaló que sus expresiones reflejan el verdadero sentir de los fujimoristas.

“Esto que se pueden llamar deslices, desde la perspectiva de mi disciplina yo las llamaría lapsus y los lapsus siempre expresan cosas que están existiendo dentro de la personas que los comete. Entonces, a lo mejor quiera ocultar cosas, pero se me escapan”, explicó.

“Creo que inclusive el hecho que se escape este tipo de lapsus ya se da sobre un mar de fondo en el cual ya todos sabemos que se está repitiendo lo mismo antes inclusive de que pase Keiko Fujimori al gobierno, la gente es la misma. Ella dice no, pero aparecen polos donde ella está abrazada con su padre, es como que funcionara el fujimorista escindiendo”, puntualizó.

Semanas atrás, el ex vocero de Fuerza 2011, Jorge Trelles, fue retirado de ese cargo por las declaraciones que brindó a un medio televisivo en el sentido de que en el gobierno de Alberto Fujimori “matamos menos que en los dos gobiernos que nos antecedieron”.

El mismo caso ocurrió con la electa congresista Martha Chávez, quien amenazó al presidente del Poder Judicial, César San Martín, al sostener que “deberá rendir cuentas de sus actos”.

La familia Fujimori y un escenario propicio
Finalmente, consideró que la necesidad de “salvadores” en el Perú ha permitido que varios de los integrantes de la familia Fujimori hayan obtenido cargos públicos en los últimos años. Fue al hacer referencia a la elección de Kenji Fujimori en el Congreso de la República, cargo que anteriormente ocuparon su hermana y tío, Keiko y Santiago Fujimori respectivamente.

“Creo que encontraron un escenario propicio para que una familia como esa ocupara cargos de poder y ahí el escenario tiene que ver con nuestra historia que está cargada de gente que aparecen como salvadores, que aparecen como personas que solucionan rápidamente los problemas, pero que no ven los problemas de fondo. Plantean reivindicaciones inmediatas que a mucha gente le interesa escuchar”, concluyó.

Víctimas de esterilizaciones forzadas presentarán nueva denuncia en el Perú y el extranjero

Ideeleradio.- La Asociación de Mujeres Afectadas por las Esterilizaciones Forzadas durante el régimen de Alberto Fujimori está recopilando evidencias para preparar una nueva denuncia en el Perú y el extranjero, reveló María Esther Mogollón, coordinadora del Movimiento Amplio de Mujeres Línea Fundacional.

“Hay evidencias y justamente estamos en esa nueva búsqueda de evidencias más concretas que van a demostrar esta situación [esterilizaciones forzadas] porque lo importante es que las señoras, las víctimas, no se rinden y ahora son la Asociación de Mujeres Afectadas por las Esterilizaciones Forzadas, integradas por 2 mil mujeres, que están reiniciando todo esto después de los archivamientos que sucedieron en mayo y diciembre del 2009, para volver a presentar el caso en el Perú”, reveló en el programa No Hay Derecho de Ideeleradio.

“[…] Hay cosas que a nosotras por inexperiencia –porque no éramos abogadas– se nos fueron pasando, por ejemplo los aspectos de ruralidad, etnia, derechos indígenas, no fueron tomados en cuenta en estas primeras denuncias. Ahora se está trabajando en esto y espero que al más corto tiempo se haga”, puntualizó.

Indicó que la denuncia será presentada primero en el Perú y posteriormente en el extranjero ante un tribunal de derechos humanos, tras recordar que las víctimas en su mayoría son mujeres campesinas, indígenas y amazónicas del país.

“Lo que se espera es volver a denunciar en el Perú y también continuar la denuncia en el extranjero porque el doctor Parra [ex director del Programa de Planificación Familiar en la época de Fujimori] está trabajando en el Fondo de Población en Bolivia, la denuncia será en el derecho internacional para que también se actúe”, sostuvo.

Raffo intentó descalificar a Hilaria Supa
Igualmente, denunció que el congresista fujimorista Carlos Raffo intentó descalificar a la parlamentaria Hilaria Supa cuando se denunciaron las intervenciones quirúrgicas irregulares que se practicaron en el régimen de Alberto Fujimori. Al respecto, destacó el rol fundamental que cumplió dicha parlamentaria cuando era dirigente en la provincia de Anta, Cusco.

“Durante la época de las primeras denuncias en los años 97 y 98, Hilaria Supa [Huamán] sufrió persecución en su pueblo, lo que se llama amenaza blanca. Aparecían cuchillos manchados de sangre, la insultaban por las calles porque había gente dedicada a eso, la perseguían cada vez que venía a Lima y nuestros teléfonos [del MAM] tomados permanentemente durante la época [de Fujimori]”, relató.

“[Además] la congresista Hilaria Supa también ha sido gritada, insultada, en el Pleno del Congreso por el señor [Carlos] Raffo, diciéndole que ella no tiene razón en las esterilizaciones y que por el reconocimiento que han tenido por sus políticas el señor Aguinaga ha llegado a ser vicepresidente del Congreso, así a voz en cuello y deben estar las grabaciones en el Congreso”, aseveró.

Keiko nunca dijo nada
La coordinadora del Movimiento Amplio de Mujeres Línea Fundacional criticó, asimismo, que la candidata presidencial de Fuerza 2011, Keiko Fujimori, nunca dijera nada sobre estas malas prácticas cuando fue primera dama de la Nación.

“[Keiko Fujimori] durante esos años no dijo nada y ella era la hija del presidente Alberto Fujimori y después la primera dama. No se escuchó ninguna voz de rechazo de lo que estaba pasando ni solidaridad con las víctimas”, detalló.

“Además, parte de las víctimas señalan que los policías eran quienes las llevaban en sus carros muchas veces y las trasladaban a los centros médicos. […] Tenemos información que el doctor Alejandro Aguinaga tenía sus abogados en fiscalía permanentemente para ver quiénes iban permanentemente a ver los expedientes y forzando que se archive el caso”, acotó.

Esterilizaciones forzadas fueron una política de Estado
María Esther Mogollón aseguró que existe un sinnúmero de pruebas que confirman que las esterilizaciones forzadas fueron una política de Estado durante la gestión de Alberto Fujimori y los exministros Marino Costa Bauer y Alejandro Aguinaga. Subrayó que las intervenciones quirúrgicas irregulares fueron sin el consentimiento de las víctimas.

“Hay muestras, pruebas, de que era una política de Estado dirigida por el presidente [Alberto] Fujimori y que salía de Palacio de Gobierno, donde estaban sus oficinas principales y que inclusive sirvieron de depósito de camas y medicinas, para estas políticas que se aplicaron sobre todo en zonas tan distantes como Anta (Cusco), Huancabamba, Huarmaca (Piura)”, manifestó.

“Los ministros como [Marino] Costa Bauer y [Alejandro] Aguinaga reportaban al presidente de la República sus avances en el cumplimiento de las metas, hay documentos en ese sentido. […] Quiero resaltar que no era cualquier programa, era un programa importante porque inclusive lo anunció en una conferencia mundial de mujeres en Beijing en el año 95 y también lo anunció en el Congreso”, acotó.

Finalmente, recordó que el MAM Línea Fundacional logró juntar, en su momento, casi dos mil testimonios de las mujeres víctimas de esterilizaciones forzadas. Señaló que sobre estos hechos el régimen de Alberto Fujimori siempre negó los cargos y nunca profundizó alguna investigación.

Fernando Tuesta: JNE debió llamar la atención a García por intervenir en elecciones

Ideeleradio.- El Jurado Nacional de Elecciones (JNE) debió, por lo menos, llamar la atención al presidente de la República Alan García por intervenir en la presente campaña electoral y expresar sus simpatías a favor de la candidatura de Keiko Fujimori, consideró Fernando Tuesta, director del Instituto de Opinión Pública de la Pontificia Universidad Católica del Perú (PUCP).

“En relación a los organismos electorales, sí yo creo que allí debió por lo menos hacerse un llamado de atención en relación a la intervención del Alan García. Era claro ya en primera vuelta, pero en la segunda vuelta con mayor razón porque son dos, criticas a uno y estás favoreciendo a otro”, manifestó en el programa No Hay Derecho de Ideeleradio.

“Este desbalance –que además era esperado en el Presidente– no se ha tomado en cuenta. Tengo la impresión que el JNE, por lo menos, debió llamar la atención. Para casos menores el JNE es severísimo y diligente”, agregó.

Comentó que el Presidente señaló cuáles eran sus simpatías electorales en diferentes momentos de la campaña, debido a la incontinencia propia del carácter del mandatario peruano. Indicó que se tienen también obvias evidencias como la inacción del Gobierno frente a las denuncias periodísticas que señalan el uso partidario de la Diroes, sede policial donde se encuentra recluido Alberto Fujimori.

“Es cierto que el presidente Alan García, que en este sentido es incontinente, ha tratado en diferentes momentos de la campaña de señalar sus simpatías. Ahora en el aparato del Estado ya es otra cosa, porque existen ya operadores que pudieran en algunos casos –parece que ha sido así– a través de las denuncias de los medios que se usa los recursos del Estado y de manera indebida tratan de favorecer a Keiko Fujimori. Así todo esto [del presidente Alan García] ha sido poco significativo. Ha sido otros los poderes que han tratado de influenciar”, mencionó.

“No hay ninguna duda que desde la esquina del Gobierno hay una simpatía, la cual hay desde las declaraciones hasta simplemente voltear la cara. Hay obvias evidencias como en el caso de la Diroes que no se quieren tomar cartas en el asunto”, argumentó.

JNE no ha actuado tampoco sobre el papel de los medios
El analista cuestionó, por otra parte, que el máximo organismo electoral no se haya pronunciado por la actuación de los medios de comunicación respecto a la candidatura de Ollanta Humala.

“Al JNE, en este sentido, siempre lo he visto extremadamente reglamentarista y sobre este tema [campaña contra Ollanta Humala] no ha tocado [nada]. Por experiencia más cercana, el Jurado como ningún otro ha intentado sobre la base de la idea de fiscalización, tratar de controlar [a las encuestadoras] y lo que no trataba de ver era que mucho de lo que supuestamente se criticaba a los sondeos de opinión venía de cómo eran tratados por los medios. Y a los medios casi no los tocan”, aseveró.

“Creo que en el fondo –no sé si esto sea consciente– siente que los medios son poderosos. Digo esto, en razón de que no ha tocado nada sobre este tema”, anotó. Tuesta Soldevilla estimó que el JNE puede excusarse con respecto al comportamiento de los medios de comunicación y decir que no tiene los instrumentos legales para actuar. Sin embargo, comentó que en otros casos similares, ha procedido con diligencia.

“[El JNE] puede decir que no tiene los instrumentos legales [para no actuar sobre los medios]. En ese sentido el Jurado Nacional de Elecciones muchas veces señala esta afirmación para colocarla como la base para no actuar. En muchos otros casos saca el tema de la fiscalización de manera tan elástica que todo entra. Si esto así, el tema de los medios de comunicación pudo haberlo tocado. El tema ha sido evidente, ahí podrá haber hasta una sanción social”, acotó.

El analista dijo, finalmente, que los medios de comunicación creen que tienen una misión que cumplir –que sería en este caso evitar que gane Ollanta Humala– y pasan a deshacerse de su función periodística para hacer propaganda electoral.

“Nunca me voy a olvidar que en el año 2006 un productor periodístico importante de un canal me dijo que habían colaborado para impedir el triunfo de Humala. Eso se me quedó grabado. Creo que esa es la misma actitud –desde el punto de vista criticable – pero que ha hecho de esta segunda vuelta un desbalance por decir lo menos, sobre todo informativo”, subrayó.

“Acá quien ha perdido es el elector. Si uno se quiere informar en el Perú tiene por lo menos ocho periódicos y sacar su balance. Eso es fundamental”, recalcó.

Cuidado con resultados a boca de urna
Igualmente, coincidió con la jefa de la ONPE, Magdalena Chú, en el sentido de que se debe tener cuidado respecto a los resultados a boca de urna, donde existe la posibilidad de que los ciudadanos no digan la verdad respecto al voto emitido.

“A diferencia de incluso de una encuesta donde te tocan la puerta y finalmente estás en tu casa donde te sientes más en confianza, acá te hacen la pregunta a la salida del local donde hay gente que te rodea y tienes que hacer público lo que en realidad es un acto privado. Ciertamente, hay que tener cuidado en la boca de urna. […] En una competencia tan cerrada basta un pequeño porcentaje que esconda su voto”, aseveró.

No veo posible fraude electoral
Finalmente, Tuesta Soldevilla minimizó las denuncias de un presunto fraude durante el proceso electoral, al enfatizar que los organismos electorales trabajan con una serie de mecanismos que hacen “imposible” una actuación en contra de alguno de los candidatos presidenciales que disputan la segunda vuelta.

“Yo realmente lo veo esto imposible, pero no quiere decir que de parte de algunos actores se trate de influir tendenciosamente, pero en términos de estrictamente del proceso no lo veo. Para que se produzca una distorsión del voto popular tendría que haber una coordinación entre varios de los actores que intervienen en el proceso electoral, desde los propios miembros de mesa, los representantes de los organismos electorales y hasta los veedores nacionales e internacionales. No hay crimen perfecto”, concluyó.