jueves, 8 de julio de 2010

Toche: Indemnizaciones a terroristas son consecuencia de procesos mal llevados durante gobierno de Fujimori

Ideeleradio.- El pago de indemnizaciones a sentenciados por terrorismo, ordenados por el Sistema Interamericano, son consecuencia de los procesos mal conducidos en el régimen de Alberto Fujimori, afirmó el analista Eduardo Toche, tras considerar que existen sectores que de manera equivocada tratan de culpar al gobierno de Valentín Paniagua y de Alejandro Toledo de esta situación.

Fue al referirse a los cuestionamientos formulados contra las sentencias de la Corte Interamericana de Derechos Humanos, instancia que ordenó pagar US$30 mil a la emerretista Lori Berenson, así como el pago de una reparación a favor de María de la Cruz Flores, quien ahora está prófuga.

“Parte de la explicación de esto [de las indemnizaciones a terroristas], de cómo ubicar elementos para tratar de comprender un hecho olvidado, que son las posibles indemnizaciones que se les pueda haber dado y una serie de otros mecanismos, son producto de procesos mal llevados y mal conducidos durante los años 90, en donde era evidente que estaban fuera del marco garantista los procesos que se llevaron a cabo y esas son las consecuencias”, aseveró en el programa “No Hay Derecho” de Ideeleradio.

Toche Medrano dijo, en este sentido, que existen sectores políticos y gubernamentales que conducen el debate y tratan de vender la idea distorsionada de que los culpables de este tipo de situaciones fueron los gobiernos de transición de Valentín Paniagua y de Alejandro Toledo.

“Se está distorsionando y generando un ambiente sumamente enrarecido como para poder establecer un debate, pero no a situaciones donde los peruanos entendamos por qué había que fortalecer la democracia, que ojo, fue precisamente el gran objetivo que nos propusimos en el año 2000 luego de la revelación de todos los aspectos que de una manera u otra se conocían –pero no estaba tan evidente– de lo que fue el régimen de Fujimori en los años 90 en términos de corrupción, violación de derechos humanos, y todo este tipo de cosas”, precisó.

Sostuvo, además, que los sectores políticos olvidan aspectos fundamentales que señalaban los cabecillas senderistas en los años 90, donde referían que no había lugar ya para la lucha armada y que su acción política debía llevarse desde otros frentes.

“Los abogados senderistas vieron la enorme debilidad que se dio en términos políticos el haber llevado el tipo de procesos jurídicos [fuera del marco garantista] que llevaron sobre los años 90. Entonces era plantear una lucha política allí donde el Estado mostraba debilidad, que era hacer ese tipo de decretos legislativos que se hizo en los años 90 que todos cuestionaron y que en su momento tuvieron que ser revisados”, contó.

Los mismos errores de los años 80 en lucha contra Sendero

Manifestó además que a Sendero Luminoso le ha sido sumamente útil el tipo de modelo de crecimiento que tiene el país, lo cual ha terminado “desenganchando” a la ciudadanía, en especial a los sectores más pobres.

“Cuando Guzmán dijo, bueno nosotros queremos convertirnos en un país que participen en las elecciones ¿Cuáles fueron las respuestas? Más allá de las respuestas. Ahí lo tenemos, Sendero en elecciones ¿Le vamos a negar eso? ¿Vamos a volver a la figura de apología sabiendo todo lo que esto significa en términos democráticos?”, se preguntó.

“Lo que revela, finalmente, es la gran incapacidad de poder enfrentarlo políticamente, lo cual es un reto político. Pasaron 20 años o 30 y no hemos aprendido nada. Decimos Sendero en la universidad y bueno ¿los partidos políticos dónde están? ¿Dónde está el debate, la confrontación ideológica, los programas, dónde está? Nada, nada. Frente a esto aquí tenemos que Sendero existe, que está y está. ¿Y de qué manera estamos haciéndole frente? De la misma manera y los mismos errores mal o bien los enfrentamos en los años 80”, comentó.

Reveló que es preocupante que los partidos políticos, que deben hacer frente a Sendero Luminoso, resulten inexistentes. Mencionó que no debemos preocuparnos por sus viejos dirigentes sino por su gran capacidad de captación y reclutamiento de jóvenes.

“Ahí en la confrontación política el gran actor [los partidos políticos] está ausente y no existe. Esto abre la única posibilidad de que Sendero vuelva a adquirir una fuerza importante que será la militarización como sucedió. Por allí, creo que también se enrumba el Estado”, concluyó.

Francisco Muguiro: Quien no denuncia contaminación es un traidor a la patria

Ideeleradio.- Quien no denuncia la contaminación ambiental es un mal peruano o un traidor a la patria, afirmó el sacerdote jesuita Francisco Muguiro Ibarra, director de Radio Marañón, al respaldar al hermano Paul Mc Auley, quien sería expulsado del país por defender el medio ambiente.

“Yo efectivamente lo veo así como un tema mayor [detrás del caso del hermano Paul Mc Auley]. El tema mayor son las empresas extractivas y las facilidades que se les da para actuar en el país en los sitios donde actúan y no hay Estado”, expresó en el programa “No hay Derecho” de Ideeleradio.

“Entonces estas voces que se levantan [como el caso de Mc Auley] en vez de condenarlas deberían condecorarlas porque hace 15 días salió una información en la cual se habían vertido 400 barriles de crudo al río Marañón y hace una semana tres ríos han sido contaminados por relaves mineros, […] ante esas cosas el que no diga nada es un mal peruano. […] Si no se levanta la voz es una traición a la patria”, agregó.

García unió a los pueblos nativos
Indicó, en ese sentido, que los conflictos sociales en el interior del país no necesariamente provienen de voces radicales, sino por las malas medidas que promueve el Poder Ejecutivo en materia medioambiental, como el paquete de leyes sobre la Amazonía y la reciente expulsión del hermano Paul Mc Auley.

“No es la gente calificada la que promueve los conflictos, los que promueven los conflictos es toda esa gente que ha votado esos derrames a los ríos [en torno al relave derramado por parte de la minera Caudalosa Chica] y luego las leyes de la Selva que se dieron, declaradas la mayoría inconstitucionales por la Defensoría del Pueblo”, recordó.

“[Entonces] esa es la virtud que ha tendido Alan García al dar esas leyes porque ha unido a los pueblos nativos y los está integrando al país, a pesar de lo que paso el 5 de junio. Eso [las medidas que atentan la Amazonía] es lo que realmente agita y polariza a los indígenas, lo otro de los derechos humanos es lo que todo peruano y peruana deben hacer”, sentenció.

Opus Dei y su visión errada de los derechos humanos
Igualmente lamentó que el Opus Dei tenga una visión errada de quienes desde la Iglesia, defienden los derechos fundamentales del ser humano.

“Los obispos del vicariato, que son ocho vicariatos, están muy de acuerdo con estas cosas, con esta consulta y cuidado del medio ambiente y el derecho de los indígenas. Pero hay otro sector, el Opus Dei, por ejemplo, que dice que los derechos humanos no es pastoral, que defender los derechos humanos en la Iglesia es política y que eso no se debe mezclar con las cuestiones pastorales”, declaró.

“Es una visión que [ellos] tienen que es totalmente falsa, por supuesto que tiene relación con la política y es que el evangelio tiene relación con la política”, concluyó.

Gastón Garatea: Decisión del Gobierno contra Mc Auley es una cacería de brujas

Ideeleradio.- La resolución ministerial por la que se suspende la visa de residencia al religioso inglés Paul Mc Auley, es una especie de cacería de brujas, porque las autoridades están considerando como delito la defensa de la vida, afirmó Gastón Garatea, ex presidente de la Mesa de Concertación de Lucha contra la Pobreza.

“Yo creo que allí hay una especie de caza de brujas, se está buscando personas que son frágiles, un extranjero, un hombre mayor, es un hombre frágil, se está abusando de una persona que no es muy conocida siquiera en el medio oficial peruano, pero en el medio popular, tanto en Zapallal [Cono Norte de Lima] como en Iquitos es un hombre conocido”, manifestó en el programa “No Hay Derecho” de Ideeleradio.

“Yo tengo miedo de que venga acá una gran protesta por esto, y no la vamos a poder parar por este tipo de tontería, porque esto es una tontería. […] Eso [que se quiere un sector de la Iglesia menos crítico] es evidente. Hay un sector de la Iglesia que está en la defensa de los pequeños, de los humildes y que está muy unido a los sectores populares, y eso no es bien visto”, agregó.

Quieren enviar a los curas a la sacristía
Cuestionó, en ese sentido, que el Gobierno haya adoptado la decisión de expulsar a Paul Mc Auley, y que el régimen aprista tenga otra posición en relación a Doe Run, empresa extranjera que –dijo– está envenenando sistemáticamente a la población.

“Acá lo que se quiere, es lo que nos han dicho algunos congresistas, los curas a la sacristía, está bien pues, esa es su visión. Pero para mí, el hermano Mc Auley como tantos otros sacerdotes y religiosos están luchando por la vida y luchar por la vida no puede ser un delito, ese no puede ser un argumento para que a uno lo saquen del lugar donde está”, refirió.

“Allí hay un punto bien claro, Jesús murió por defender la vida de sus hermanos, aquí no entramos a hacer novedades cuando uno defiende la vida de los otros, este es un mandamiento que nos viene de la fuente misma del cristianismo que es Jesús. Al decir que está en actividades subversivas, pues claro, lo más subversivo que dijo Jesús era que todos éramos iguales y ojalá lo tratemos a este señor como un ser igual. Abarcar otras jurisdicciones”, remarcó.

Mc Auley fue brutalmente solidario con Loreto
Consideró, además, que no se puede juzgar a nadie en base a generalidades, al referirse a la resolución del Ministerio del Interior que dispone la expulsión. Estimó que la labor del religioso de nacionalidad británica puede interpretarse como una “cosa brutalmente solidaria” a favor de sus hermanos de Loreto, que están totalmente desprotegidos.

“Cuando uno vive la experiencia de marginación y uno está en los lugares donde no hay autoridad, donde no hay ningún representante del Gobierno, y si la gente se decide a decir algo, a protestar, cómo un religioso, un hombre del evangelio, no va a apoyar eso”, concluyó.