jueves, 17 de junio de 2010

García Sayán: Detrás de discurso de Rey podría haber una posible amnistía camuflada

Ideeleradio.- No se puede descartar que detrás del discurso del ministro de Defensa, Rafael Rey, exista la intención de realizar una amnistía camuflada en algunos casos de militares procesados por cometer presuntas violaciones a los derechos humanos, afirmó Diego García Sayán, presidente de la Corte Interamericana de Derechos Humanos (Corte IDH).

Fue al referirse a la decisión que tomó el Congreso de delegar facultades al Poder Ejecutivo para que se legisle en materia procesal y penitenciaria en relación a los militares y policías procesados por casos de derechos humanos, a propósito de una solicitud del actual titular del sector Defensa.

“Podría ser [que exista una intención de realizar una amnistía camuflada en ciertos casos vinculados a militares procesados por violaciones de DDHH] porque efectivamente hay un discurso que continúa de un señor que desempeña una función pública de relevancia del Gobierno, como es ser ministro de Defensa. Sigue diciendo algo que ya en ningún país de América Latina se sostiene, cuando se investiga a algún uniformado acusado de una violación a los derechos humanos. Acá se sigue diciendo desde el puesto de este señor que se trataría de una persecución”, dijo en el programa “No Hay Derecho” de Ideeleradio.

Rechazó, en este sentido, las declaraciones de Rey Rey quien afirmó que los militares que combatieron a la subversión son víctimas de una "persecución judicial". García Sayán mencionó que, como ocurre en un país democrático, se tiene que investigar y procesar a cualquier persona que haya sido sindicada como autor de un homicidio o de un delito grave, en el marco del uso de su uniforme o de su poder.

“¿Cómo va a ser una persecución? Lo que aquí se pretende es que sean las instituciones judiciales del propio aparato militar quienes lo hagan, cosa que en este momento no ocurre en América Latina. Hoy en día hay militares procesados en Argentina, Uruguay y otros países y nadie dice que detrás hay una conspiración contra las Fuerzas Armadas (FF.AA.) o hay un intento de búsqueda de desestabilización. Si bien el hecho de que existan procesos que se prolonguen es preocupante, esto no debe llevar a que se hagan ataques permanentes a jueces y fiscales”, cuestionó.

Añadió que el titular de Defensa mezcla de manera equivocada al terrorismo con las organizaciones de derechos humanos, haciendo aseveraciones ajenas a la verdad y que lo único que expresan es su intolerancia respecto a las personas que piensan de manera distinta.

“[Sus aseveraciones] no ayudan a que se pueda identificar los problemas de seguridad que puedan existir y se dispersa en ataques que no deberían haber en un país democrático”, afirmó.

En otro momento, evitó pronunciarse respecto a cuál sería la reacción de la Corte Interamericana sobre una posible amnistía tal y como ocurrió en la época del ex presidente Alberto Fujimori . Sin embargo, recordó que existen diversos pronunciamientos de dicha instancia supranacional respecto a dicha materia, aunque insistió en señalar que cuando alguna persona comete algún delito, esto debe ser sancionado.

“Ver en esto como una persecución es un grave error y no tiene nada que ver con los parámetros de un Estado de Derecho”, declaró.

Usan presencia de SL en UNMSM para beneficiar a Fujimori
En otro momento, señaló que existiría cierta intencionalidad política para beneficiar al ex presidente Alberto Fujimori y atacar a los que lucharon por la democracia en el país, al levantarse y utilizar el problema que representa la reciente marcha terrorista dentro de la Universidad San Marcos.

El ex ministro de Justicia rechazó las acusaciones de altos funcionarios del gobierno, de que se haya liberado a terroristas durante su gestión. Indicó que detrás de dichas imputaciones están los personajes que fueron afectados por el proceso anticorrupción iniciado por el gobierno de transición de Valentín Paniagua.

“Es muy curioso ir escuchando estas mentiras, por parte de personas que dicen que se liberaron terroristas, pero no tienen ni siquiera la capacidad de dar el nombre de una sola persona que merezca esa calificación. La mayoría de inocentes liberados, el 80% lo hizo Fujimori, y se siguió el tramite por una comisión independiente de personas indebidamente sentenciadas por los otros gobiernos”, anotó.

“Ni una persona, de las 700 personas que fueron liberadas, ha sido encontrada cometiendo un delito, menos de terrorismo. De manera que el discurso político es sucio. Que se levante el tema de San Marcos, que sin duda es un problema, para decir: necesitamos mano dura y otra vez a Fujimori, lo que da cuenta es que podría haber una intención política más allá de atacar y denostar a los que lucharon por la democracia en el Perú”, precisó.

PNP debe intervenir tras manifestación de SL en San Marcos
El jurista estimó que no es novedosa la presencia de remanentes senderistas dentro de la Decana de América. Sin embargo, indicó que debería realizarse un acto preventivo reforzado por parte de los entes especializados de la Policía Nacional (PNP), así como una labor de identificación de las inacciones dentro de dicho recinto universitario, tal y como lo señaló su ex rector Manuel Burga.

“Hay cosas que hay que hacer y el Estado debe reforzar y afinar la calidad de las personas que conducen este tema. Un hecho puntual es lo que ocurre con el procurador para casos de Terrorismo, Julio Galindo, que mezcla siempre papas con camotes, cuando mataron al ‘Camarada Rubén’ hace algunas semanas”, comentó.

“[Él] señaló que era una persona que habría sido liberada durante el gobierno de transición; ocurre que el camarada Rubén era otra persona y que el sindicado era un vendedor de telas de Gamarra. Si la prevención o lucha terrorista está en manos de esas personas que prefieren decir tonterías en lugar de trabajar en serio, entonces tenemos un problema”, puntualizó.

Finalmente, aclaró que el propósito de la pena es la rehabilitación y reinserción de la sociedad. Explicó que y que si durante el cumplimiento de la misma hay señales de que ésta se está produciendo dentro de los parámetros de ley, la persona puede pasar a condiciones de libertad tal y como ocurrió con la emerretista Lori Berenson.

Pease: No debe permitirse que fujimoristas sigan haciendo jugarretas políticas con tema del terrorismo

Ideeleradio.- No debe permitirse que el grupo fujimorista siga haciendo jugarretas políticas con el tema del terrorismo, porque ellos buscan tener vigencia al sobredimensionar este problema, afirmó el ex presidente del Congreso, Henry Pease García, al comentar el caso de la marcha senderista que se realizó en la Universidad Nacional Mayor de San Marcos (UNMSM).

“Lo que quiero decir con toda claridad es que se necesita exigir a las autoridades de San Marcos que pongan coto en los comedores, dormitorios y en todos los servicios para que no se chantajee a los estudiantes y para que no haya ningún grupúsculo que haga uso de poder de esa manera, eso no debe permitirse”, expresó en el programa “No Hay Derecho” de Ideeleradio.

“Por otro lado, tampoco se les debe permitir a los fujimoristas que siguen haciendo jugarretas políticas solo para tratar de tener vigencia [en los próximos comicios del 2011] Ellos tratan de jugar con la imagen de un crecimiento inimaginable de Sendero Luminoso que no es cierto. No es cierto que Sendero exista tal como está en sus cabezas, ellos [fujimoristas] creen que de esa manera crecen ellos, tampoco hay que permitir ese jueguito”, demandó.

Sostuvo que la Universidad Nacional Mayor de San Marcos no puede volver a ser “un nido lleno de vacíos” que fue mal utilizado por funcionarios corruptos, que utilizaron la estrategia del terror para beneficios personales. “Quiero decir esto con claridad porque en San Marcos se anidaron una serie de profesores y burócratas corruptos que ganaron dinero, hicieron prebendas usando los elementos que hicieron crecer el terror”, acotó.

“[Por ello] hay que impedir que se repitan esos comportamientos de manipulación y no permitir tampoco los descuidos que en el pasado hicieron que se instalara focos de chantaje que son los que generaron el poder de Sendero”, declaró.

Se tiene que distinguir entre política y criminalidad

El también catedrático de la Pontificia Universidad Católica del Perú (PUCP) subrayó que en este tema –sobre qué deben hacer los partidos políticos– se tiene que distinguir entre política y criminalidad. Argumentó que no existe ninguna razón para volver a hablar de delincuentes políticos respecto aquellas personas que hoy pugnan condena por casos de terrorismo.

“Las cuestiones del terrorismo no son temas de política son temas de criminales y eso lo manejamos haciendo cumplir la ley y no tenemos ninguna razón para volver a hablar de delincuentes políticos como hablan ahora. Esos presos políticos no son presos políticos son presos comunes, son delincuentes, que han violado reglas fundamentales de la sociedad y eso hay que decirlo muy claramente”, anotó.

“No hay que permitir que ningún tipo de instituciones y esto es un llamado serio a las universidades a no permitir el desorden administrativo donde se cobija la corrupción. No hay que permitir que en esas instituciones hayan espacios donde la falta de orden lleva a que algunos puedan imponer su poder por las malas y generar espacios de impunidad, eso fue lo que hizo Sendero [Luminoso] en San Marcos [durante la violencia política]”, recordó.

Toledo no liberó a terroristas
Pease García afirmó, en ese sentido, que no es cierta la hipótesis de que en la gestión del ex presidente Alejandro Toledo se haya modificado la norma exclusivamente para favorecer a los terroristas, tal como señalaron –en su momento– congresistas oficialistas, a propósito del caso de la emerretista Lori Berenson.

“Ya ha quedado absolutamente claro que lo que ha hecho Toledo es cumplir una sentencia del Tribunal Constitucional y normas que venían de la Corte Interamericana de Derechos Humanos, normas que tenían que darse para que el Perú entre a una lógica de legalidad”, aseveró.

“Por lo demás, seamos claros, han querido armar una campaña que nos recuerda que todo plazo se cumple y por tanto tenemos que prepararnos para que quiénes cumplen sus condenas salgan a la calle y también tenemos que exigir que los órganos de seguridad los vigilen porque quien ha pasado por esa parte de su vida tienen que ser vigilados”, demandó.

Insistió que para generar un desarrollo democrático en el país no se necesita una política de mano dura. “Lo urgente en el país es una política ponderada y no una mano dura, ha habido muchas veces que la mano dura lo único que ha hecho es crear más problemas y es evidente que hay que separar el trigo de la paja”, sentenció.