jueves, 13 de agosto de 2009

PROÉTICA pide darle tiempo a contralor Khoury para que despeje cuestionamientos y presente plan de trabajo

DESCARGAR
Ideeleradio.-
Se le debe dar tiempo al contralor, Fuad Khoury, para que despeje los cuestionamientos internos y presente su plan de trabajo, porque aún es muy corto el tiempo como para decir que la Contraloría General de la República está en zozobra, afirmó Cecilia Blondet, directora ejecutiva del Consejo Nacional para la Ética Pública (PROÉTICA).

Fue al comentar los últimos sucesos ocurridos en la Contraloría, relacionados a las investigaciones del caso de los “petroaudios”, que provocó la renuncia del secretario general de la referida institución, Ricardo Salazar y del vicecontralor Carlos Lezameta, el cual también se le vincula al economista aprista Manuel Vásquez.

“Creo que hay que darle tiempo y ver qué cosas está planteando el contralor y en función a eso ponernos a analizar. Me parece muy corto el tiempo como para decir ya estamos con angustia o ya está en zozobra la Contraloría y ya perdimos toda posibilidad para que ésta sea una institución libre y autónoma”, expresó en diálogo con el programa “No Hay Derecho” de Ideeleradio.

“Vamos con calma y veamos qué cosas están sucediendo, porque siempre entrar en una institución que es de carácter jerarquizado y hacer algún tipo de planteamiento o reforma va ha generar suspicacia, problemas y malestares en los funcionarios que han venido trabajando de manera sostenida bajo un sistema”, sostuvo.

Fuad Khoury debe informar su plan de trabajo
En ese sentido, solicitó al contralor Fuad Khoury informar a la opinión pública cuál es su plan de trabajo para saber qué intenciones tiene este órgano de control, tras indicar que se debe poner “paños de agua fría” al tema de la renuncia de los ex funcionarios Ricardo Salazar y Carlos Lezameta.

“Cambiar o pretender cambiar un sistema genera situaciones de desestabilización, con esto no lo estoy respaldando, porque no sé que cosas está haciendo el contralor, pero me parece que hay que poner paños de agua fría (al tema de las renuncias) y saber qué es lo que está haciendo. Creo que hay que pedirle al contralor que informe con tranquilidad cuáles son sus planes”, demandó.

“Entiendo que estamos muy desconfiados y alertas con lo que pasa en las instituciones, pero vamos bajando y más bien exijamos que el contralor haga un planteamiento de qué cosas es lo que quiere hacer, qué visión tiene de la Contraloría y hacia donde la va encaminar para recuperar y fortalecer el sistema de control”, exigió.

Descoordinación en reconstrucción del sur
De otro lado, cuestionó que no exista hasta el momento una eficiente coordinación entre las instituciones estatales para promover y ejecutar la reconstrucción del sur. Indicó que hay un déficit de información que hace que no se conozca cuánto se ha avanzado en la construcción de viviendas.

“El problema central (en la reconstrucción del sur) es un problema de descoordinación entre las instituciones del gobierno, total descoordinación. No hay manera que se pongan de acuerdo porque los requerimientos que se hacen son en función a un conjunto de procesos administrativos en los cuáles uno no tiene relación con lo otro”, explicó.

“Lo que tenemos es un Estado que no es capaz de coordinar entre si y eso en provincia es un gravísimo error, porque lo que hace es reforzar a la población la percepción de que el Estado no es de ellos sino de los políticos. Entonces cualquier cosas que tiene que ver con inutilidad e incompetencia agrava la sensación de corrupción”, opinó.

No existe lucha contra la corrupción
Para Blondet Montero, en materia de lucha contra la corrupción sólo existen chispazos y pequeñas acciones simbólicas que los gobiernos de turno han realizado en las últimas décadas y en ese aspecto dijo, el presidente Alan García no es la excepción.

“Creo que este gobierno como todos los gobiernos y como todos los políticos no tienen ningún interés para luchar contra la corrupción. Entonces hay chispazos y pequeñas acciones simbólicas, pero en realidad el tema de fondo no se enfrenta y esto lo vemos por la manera de cómo se ha tomado la reforma del Estado.

“Creo que si tenemos que luchar contra la corrupción tenemos que tomar y enfrentar la modernización del Estado de una manera seria y eso no lo ha hecho el gobierno ni el presidente”, criticó.

Es un insulto autoridad moral de Keiko Fujimori
En otro momento, señaló que es un insulto la autoridad moral de Keiko Fujimori cuando la legisladora asegura tener la suficiente “autoridad moral” para hablar de temas de corrupción.

“La verdad que eso me parece un insulto con las evidencias que hay y con la manera que la Sala Penal Especial ha probado y sentenciado a su padre; venir ahora a decir que ella tiene la autoridad moral porque luchó contra Vladimiro Montesinos, me parece realmente increíble”, cuestionó.

“En realidad lo que se está viendo es la asociación entre Fujimori y Montesinos que es muy fuerte y en este momento no sabemos si continúa o no, eso está en duda. A estas alturas eso es muy grave, entre la risa y la sorpresa que se atreva a decirnos lo contrario, que atrevimiento realmente”, expresó.

García Toma: “Espero que la ANR esté a la altura y elija sin intereses personales a los representantes del CNM”

DESCARGAR
Ideeleradio.-
Espero que la Asamblea Nacional de Rectores (ANR) se encuentre a la altura de sus responsabilidades y por encima de cualquier interés personal, en la elección de los dos representantes para el Consejo Nacional de la Magistratura (CNM), anotó el ex presidente del Tribunal Constitucional, Víctor García Toma.

“Hay que pedirles a los miembros de la Asamblea Nacional de Rectores que estén a la altura de su responsabilidad y que piensen más allá de sus expectativas personales, que piensen en función de lo que el país requiere y necesita para el Consejo Nacional de la Magistratura y en segundo lugar, que se dé un compromiso para que las universidades tomen con real peso e importancia esta designación”, anotó en el programa “No Hay Derecho” de Ideeleradio.

García Toma agregó que es necesario que exista un mayor grado de sensibilización en las facultades de Derecho, en el sentido de tener un rol más activo y protagónico en esta elección.

Comentó que los decanos de las facultades privadas se han reunido y han expresado su deseo de que este nuevo proceso sea mejor.

“Esperamos que la Asamblea Nacional de Rectores esté por encima de algún interés personal y pueda ser fiel al espíritu de la Constitución, que señala que esa representación corresponde a profesionales que tienen la condición de abogados, porque ciertamente ellos se encontrarían en mayor capacidad para contribuir de una manera más eficaz al mejor funcionamiento del Consejo Nacional de la Magistratura”, insistió.

Afirmó que el sistema judicial requiere seguir avanzando en un reclutamiento que permita tener jueces probos y competentes. Señaló que el proceso de reclutamiento y ratificación es una “pieza maestra” para generar un sistema acorde con las expectativas de la población.

PJ tiene una visión de autarquía en evaluación de jueces
El ex presidente del Tribunal Constitucional, cuestionó la posición del titular del Poder Judicial, Javier Villa Stein, quien se mostró contrario a la Ley de Carrera Judicial, en lo que se refiere a la evaluación de jueces, a cargo Consejo Nacional de la Magistratura (CNM).

“De parte de la magistratura peruana hay una visión de autarquía y ya no de independencia, es decir, un coto cerrado en el que sólo las autoridades judiciales son las únicas y responsables de lo que pase al interior de sus instituciones. Cosa que no es cierto porque la justicia les pertenece a todos. Ellos y más aún nosotros que somos en este caso los justiciables, tenemos el derecho de tener un Poder Judicial sano y competente”, afirmó.

El ex magistrado, dijo que se pretende que la evaluación sea interna, pero aclaró que ésta no sólo es inconstitucional e inconveniente, sino que ha fracasado.

Además indicó que la Constitución señala que todo proceso de evaluación fundamentalmente es externo y está a cargo de un ente técnico y no político.

“Se imagina usted a un superior jerárquico que tiene que evaluar a un inferior, una sola llamada telefónica puede variar el curso de un proceso. En consecuencia, se pone en peligro la independencia del juez que puede verse amedrentado (…) Si hay algún acierto de la Constitución de 1993 es justamente en el diseño del Consejo Nacional de la Magistratura, que es una de las instituciones que está caminando bien”, concluyó.