viernes, 31 de julio de 2009

García Sayán: Premier debe precisar qué se hará en justicia y lucha anticorrupción en los próximos dos años

DESCARGAR
Ideeleradio.- El premier Javier Velásquez Quesquén durante su presentación en el Congreso el próximo 10 de agosto, deberá precisar con claridad qué hará el gobierno en materia de justicia y lucha anticorrupción en los dos últimos años de periodo aprista, sostuvo el ex ministro de Justicia, Diego García Sayán.

“El país puede esperar que no todo se diga en el mensaje presidencial del 28 de julio, pero sí que en la presentación que se va a realizar en el Congreso, se precise con claridad qué cosa es lo que se va a hacer en los años que le quedan de gobierno, para institucionalizar, más allá de la coyuntura de quien es presidente o ministro de Justicia, sistemas más eficaces de prevención frente a la corrupción en el Perú”, refirió en el programa “No Hay Derecho” de Ideeleradio.

“Las omisiones al tema de lucha anticorrupción son preocupantes porque no sólo es un tema pendiente, sino porque los procesos judiciales iniciados en el gobierno de transición aún continúan y es preocupante que muchos de ellos no hayan concluido, así se afecta el derecho del debido proceso”, agregó.

Deben actualizar Plan Nacional Anticorrupción de Paniagua
El también vicepresidente de la Corte Interamericana de Derechos Humanos (Corte IDH) refirió que se debería actualizar las recomendaciones del Plan Nacional Anticorrupción que dejó el gobierno de transición del ex presidente Valentín Paniagua.

Explicó que esta medida serviría para prevenir sucesos de corrupción en el gasto público, como en la operatividad de los nuevos núcleos ejecutores.

“Se dejó una propuesta de un Plan Nacional Anticorrupción generado por diversas organizaciones sociales e iglesias, que se orientaba a enfrentar los hechos de corrupción ocurridos en el pasado (época de Fujimori), para prevenir con mecanismos institucionales, educativos de acceso a la información. Seguramente del año 2002 a la fecha ha sufrido una serie de modificaciones, pero la idea es que sea reajustada y adecuada a las necesidades del momento”, recomendó.

“Es evidente que la dinámica institucional o el hecho de que haya una serie de decisiones que se están adoptando a nivel de la ejecución del gasto público, que se pueden abrir nuevas tentaciones de corrupción, que deberían ir de la mano de políticas preventivas que aseguren que eso no se repita en el futuro”, planteó.

Fue un error creación de un centro penitenciario en la selva
Diego García Sayán sostuvo que es preocupante el anuncio que hizo el jefe de Estado respecto a la creación de un centro penitenciario en la selva y lo calificó como un error político.

En ese sentido coincidió con otros analistas y afirmó que tal mención careció de coordinación con el Ministerio de Justicia.

“Como lo han comentado varios analistas el anuncio se hizo sin consulta, ni coordinación con el ministro de Justicia (Aurelio Pastor). La información que le dieron al presidente no era exacta porque ese penal en la selva no se está construyendo”, cuestionó.

“Entonces más allá de ese error que quiero calificarlo benévolamente, me parece que esto pone de manifiesto de que no hay una idea muy clara de qué se quiere hacer con el sector Justicia y en particular con el sector penitenciario y eso es muy preocupante porque el Perú vive hoy en día el peor hacinamiento penitenciario que ha tenido en toda su historia”, indicó.

Recordó que hace ocho años atrás cuando presidía el Ministerio de Justicia su gestión detectó cerca de 27 mil reclusos en los diversos centros penitenciarios del país.

Señaló que ahora hay más de 40 mil internos que no gozan de una atención debida y que pese a que la carga penitenciaria se incrementó en un 60 por ciento, no hay un aumento en el presupuesto.

“En ese contexto creo que el Ejecutivo no está cumpliendo su papel de que exista un sistema penitenciario para sancionar al que delinque y por supuesto para la simultánea rehabilitación”, comentó, tras señalar que esa debería ser la prioridad del Poder Ejecutivo y no la propuesta de crear un penal en la selva.

Todos tienen derecho de ir a la CIDH
Finalmente, García Sayán evitó pronunciarse sobre el caso del etnocacerista Antauro Humala y señaló que toda persona en general puede acudir a la Comisión Interamericana de Derechos Humanos, cuando sus derechos han sido vulnerados.

“Por el papel que desempeño en la Corte no puedo emitir una opinión especifica, pero si puedo decir que cualquier persona y no estoy adelantando un juicio ni ninguna opinión sobre Antauro Humala, cualquier persona que siente que sus derechos han sido afectados y que la institucionalidad nacional no ha sido capaz y no ha querido atender su reclamo de afectación de derechos, tiene el derecho de poder acceder a los mecanismos internacionales de protección”, concluyó.

Carlos Basombrío: García está políticamente cansado y su mensaje marca el inicio del fin del gobierno

DESCARGAR
Ideeleradio.- El presidente de la República, Alan García, está políticamente cansado, irritado y su mensaje por Fiestas Patrias marca el inicio del fin del gobierno, el fortalecimiento rápido del tema electoral y la postergación de la solución a problemas políticos serios, afirmó el analista político Carlos Basombrío.

“(En el discurso por 28) se lanzan unos temas para que podamos discutir unos días y la política va por otros carriles. En términos generales, el mensaje marca el inicio del fin del gobierno, como un gobernante un poco ya cansado, creo que políticamente hablando, el fin del gobierno se está adelantando en el sentido de que dado el agotamiento que muestra el gobierno, lo electoral ha cobrado fuerza más rápidamente”, manifestó en el programa “No Hay Derecho” de Ideeleradio.

Comentó que ve al jefe de Estado irritado y con una actitud que demuestra que “le cansa la gente”. Estimó que el estilo del gobierno, parece ser el de un gobernante que no le gusta la gente, a menos que sean grandes empresarios.

“Hubiera sido muy valioso un presidente en contacto directo con las provincias, porque a pesar de que puede demagógico, una cosa es ver las cosas desde Palacio y otra es verla desde la realidad cotidiana. Y este es el más distante de todos los presidentes que hemos tenido”, opinó.

García postergó problemas políticos serios
Indicó el Apra no abordó los problemas de fondo desde el comienzo del gobierno, a pesar de las condiciones económicas y políticas que podrían por lo menos haber generado cambios medulares. Precisó que su apreciación en torno a los avances del gobierno, está lejos de toda etiqueta ideológica, porque la buena o mala administración se da en los regímenes de distintas ideologías.

“El legado que deja es haber postergado cinco años más el enfrentar problemas políticos serios, que tenían una oportunidad privilegiada; y por tanto, mantiene ese sentimiento de muchos sectores de la población de profundo desprecio, que nos hace un país impredecible (electoralmente hablando) y eso no significa sólo un antisistema en términos económicos o un extremista de derecha en Palacio”, recalcó.

“Creo que es un mal gobierno en síntesis, porque García tenía la oportunidad de hacer cosas buenas con la super abundancia de recursos y no lo hizo. Y la población lo valora, lo poco lo que se ha avanzado en hacer una reforma de la educación es una de las dos o tres cosas importantes que ha hecho este gobierno. Si hubiera hecho cambios realmente significativos, creo que estaríamos en lo que alucinadamente dice Mulder que este sería el mejor gobierno en muchos años”, agregó.

No obstante, resaltó que existen aspectos puntuales interesantes, como el de la renovación por mitades a nivel del Poder Legislativo y la segunda vuelta en el caso de los gobiernos regionales. Sostuvo que si bien no son varitas mágicas, si es una propuesta a tomar en cuenta.

Indicó que usualmente los mensajes presidenciales están cargados de una especie de sobreexpectativa desde hace muchos años y señaló que hoy en día no representan un momento político realmente importante.

“Los caprichos” del primer mandatario
Por otra parte, consideró que la construcción de dos penales en la selva para internar a los procesados por corrupción, anunciada por el presidente Alan García, no es la mejor alternativa para luchar contra ese flagelo. Recomendó que lo más óptimo sería adoptar una política penitenciaria consistente y no ir de acuerdo “a los caprichos” del primer mandatario.

Basombrío Iglesias dijo tener una hipótesis respecto a esta propuesta. Señaló que ésta no formaba parte del discurso que abordó con el ministro de Justicia Aurelio Pastor. Refirió que García Pérez incluyó este planteamiento porque en la mañana del 28 de julio un diario reprodujo una encuesta de la Universidad de Lima, en la que se señalaba que la corrupción era el problema más importante para la población.

“García constató que no había nada en su discurso y buscó una figura efectista y sintomático de la relación que el tiene con sus ministros, no se tomó la molestia de informarle al ministro Pastor ni mucho menos de verificar si esto (del penal del Sepa) estaba en los planos de desarrollo institucional del INPE”, aseveró.

“Y (Aurelio) Pastor a su salida, dijo prácticamente que ‘Si el emperador lo plantea así se hará’. Eso es lo que ha ocurrido. Imagínate un jurista bueno del país, no hubiera aceptado una cosa así y hubiera renunciado. Eso es irremediable, así va a ser García, pero no es lo mejor para el país. Creo que no es lo mejor para el país, lo mejor es tener un política penitenciaria consistente y no ir de tumbo en tumbo, de acuerdo a los caprichos del presidente; eso si es que realmente se concreta, lo más probable es que esto termine en nada”, acotó.

García y Velásquez Quesquén
Cuestionó, además, que el actual presidente del Consejo de Ministros, Javier Velásquez Quesquén haya cambiado de opinión respecto a la sanción que se impuso a un grupo de congresistas nacionalistas que protestaron en el Hemiciclo del Congreso cuando se aprobó la legalidad de los decretos legislativos 1090 y 1064, cuestionado por los pueblos amazónicos.

“Velásquez había sido el más fiero en defender esas medidas y que eso era innegociable y ahora acepta que eso se va a cambiar. (… ) No estoy planteando que los ministros tengan que desobedecer al presidente, lo que necesitamos es que el presidente tenga capacidad de interlocución y de diálogo con personas que puedan decirle que no, bajo el principio de que todos somos falibles y que con varias voces inteligentes se puede tener mejores resultados”, explicó.

“Si García está en lo correcto o no con la idea de revisar la suspensión de los nacionalistas, es otra discusión. El problema es que eso no es fruto de una discusión razonada, sino de personas que le tienen temor y que dependen de su voluntad para continuar en los cargos en los que se encuentran. Eso lleva a cometer más errores de los que se cometen normalmente, como el caso de Bagua”, argumentó.

Núcleo de despilfarro y clientelismo
El analista cuestionó, asimismo, la decisión del gobierno de encargarle a Carlos Arana, presidente de Foncodes, la gestión de los núcleos ejecutores que es un mecanismo complementario en la ejecución del gasto. Argumentó que si el Estado peruano no tiene capacidad en sus diferentes niveles para ejecutarlo, tampoco tendría capacidad para supervisar la ejecución de la inversión por particulares.

“Allí hay un riesgo enorme de despilfarro, clientelismo y si ponen a la persona que se le ha encargado la movilización partidaria a partir de recursos públicos, como es la definición más exacta de lo que es Arana en el partido aprista a cargo de esta iniciativa, creo que es bastante peligroso e inconveniente”, declaró.

“Creo que García tiene razón cuando dice que hay que superar los problemas para ejecutar el gasto público, pero no es sólo el problema de gastar, el problema es crear condiciones institucionales para que el gasto sea consistente con objetivos que van a acumularse en el tiempo. Eso lo veo como algo peligroso, al día siguiente del anuncio ya estaban en Palacio un grupo de ejecutores y ese era un ambiente partidario”, acotó.

José Vargas: Alberto Fujimori y Rómulo León deberán ser recluidos en nuevo penal de la selva

DESCARGAR
Ideeleradio.- El ex presidente Alberto Fujimori y el ex ministro aprista Rómulo León deberán ser recluidos en la nueva colonia penal en la selva destinada a los “corrompidos y corruptores”, aseveró el congresista aprista José Vargas, al comentar la construcción de este presidio anunciado por el jefe de Estado.

“(Alberto Fujimori debe ir a este penal cuando se edifique porque) la ley es (igual) para todos. Seguramente ahí se discutirá los argumentos legales pero en la ley no hay diferencia. (En el caso de Rómulo León) por supuesto que sí, la ley es para todos”, dijo en el programa “No Hay Derecho” de Ideeleradio.

“Se trata de una sanción ejemplarizadora, si el corrupto va a una prisión donde va a desempeñar funciones de carácter social como sembrar o trabajar, la sanción es ejemplarizadora. Posiblemente muchos que quisieran cometer (un delito de corrupción) ya no cometerían porque la sanción es drástica”, agregó.

No obstante, estimó que la construcción de dicho recinto no acabará el problema de la corrupción, al considerar que se requiere una mayor profundización en el abordaje de este tema. El legislador recalcó que de acuerdo al derecho penal tiene una sanción preventiva.

“Cuando una persona va a prisión entonces la sanción es efectiva y ejemplarizadora. Sirve no sólo al que es sancionado sino a quienes pretenderían o podría pretender cometer algún delito, porque entienden qué les va a pasar. Si las penas no sirvieran para nada entonces, acabemos con el Código Penal, con las penas y prisión”, ironizó.

No descartó, además que haya habido un exceso de entusiasmo por parte del presidente Alan García al señalar que ya se encontraba en construcción dicho recinto. Sin embargo detalló que existen los planes y el lugar dónde se va a ejecutar el proyecto. “El mensaje de fondo es vamos a luchar contra la corrupción. Eso es claro. Ahí no hay confusión alguna”, mencionó.

Decisión del TC es justa
Calificó, en otro momento, de justa la decisión del Tribunal Constitucional de declarar infundado el pedido de excarcelación del etnocacerista Antauro Humala, quien argumentaba supuesto exceso de carcelería. Recordó que Humala Tasso ha dilatado su juicio para pretender dicho beneficio.

“No puede beneficiarse sobre una actitud que él mismo ha generado por su propia voluntad. No hay abuso del derecho, está prescrito en nuestra Constitución. Sería un absurdo contra todo principio de derecho. Eso seguramente debió tomarlo en cuenta el TC así como la complejidad del proceso”, afirmó.