jueves, 2 de abril de 2009

Avelino Guillén: Nakazaki quiere colgarse del saco de García y doblegar la independencia de los jueces

Ideeleradio.- César Nakazaki, abogado de Alberto Fujimori, quiere colgarse del saco del presidente Alan García y doblegar la independencia del tribunal que juzga a su patrocinado, al pretender que se archive el proceso por Barrios Altos y La Cantuta, como ocurrió en el caso del líder aprista con las matanzas de Accomarca y Cayara, denunció el fiscal supremo adjunto Avelino Guillén.

“Ante su desesperación, lo que ellos quieren es el respaldo político, auparse y colgarse del saco del doctor Alan García. Están desesperados porque saben que en el debate jurídico ellos han perdido y lo único que están pretendiendo es doblegar la integridad y la independencia de los jueces. Para eso se ponen en un escenario netamente electoral. Lo cual es inaceptable. Están abusando”, aseguró en el programa No Hay Derecho” de Ideeleradio.

“En primer lugar el señor Alan García hasta donde yo conozco no construyó un aparato de poder, ni trabajó, ni cogobernó con Vladimiro Montesinos. Eso lo hizo Alberto Fujimori que dio la orden para que se cree en el país el destacamento Colina y se apliquen métodos de guerra sucia. Es decir, no son exactamente lo mismo porque es una situación diametralmente opuesta”, agregó.

Guillén Jáuregui apuntó que la defensa de Fujimori Fujimori intenta utilizar el discurso electoral para decirle a la Sala Penal Especial que ellos son una opción política, que pueden tener presencia en el 2011 y así doblegar su autonomía.

Quieren convertir al tribunal en un escenario electoral
El magistrado cuestionó, en ese sentido, que el ex mandatario utilice sus alegatos o la autodefensa para impulsar la candidatura presidencial de su hija, la congresista Keiko Fujimori.

“Nosotros confiamos en la integridad de los jueces porque acá no solamente está el prestigio de ellos, está en juego el prestigio del Poder Judicial y del país. El Perú se juega un partido aquí y debemos demostrar que se sanciona a quien comete graves delitos. No por el hecho de haber sido presidente se le va a exonerar de culpa por hechos concretos y delictivos que cometió”, apuntó.

“Lo que ellos (los fujimoristas) están planteando netamente es una discusión electoral y pretenden convertir al tribunal en un escenario electoral. Eso es inaceptable, lo rechazamos firmemente y nos quedamos en una discusión jurídica penal. Es por eso que podemos apreciar que todos los días salen a hablar dirigentes de esa agrupación, tratan de presionar al tribunal. Está bien que intervengan sus abogados para defenderlo, pero acá salen los dirigentes de su agrupación a declarar con motivaciones políticas”, manifestó.

La "Estrategia de la Mentira"
Mencionó que el ex mandatario está utilizando la “Estrategia de la Mentira”, tras recordar que el ex gobernante destruyó la democracia, el Poder Judicial y el Ministerio Público, entre 1990 y el 2000.

“Es una persona que dio un golpe de Estado, que despidió a cientos de miles de personas, que dio un paquete económico brutal, que empobreció a la gente y denigró a los peruanos. (Es una persona) que se fugó, (renunció) por fax, que postuló para Japón donde ofreció dar su vida por ese país. Esa es una estrategia de la mentira”, anotó.

Fujimoristas intensificarán los actos de violencia
De otro lado, comentó que el reciente atentado del monumento “El ojo que llora” hace prever que tras la emisión de la sentencia al ex mandatario, los fujimoristas van a recrudecer la violencia. No obstante, advirtió que no se doblegarán a este tipo de amenazas.

“Nos han advertido que ellos piensan utilizar métodos de violencia, pero no nos vamos a doblegar. Tenemos una misión en la sociedad y estamos dispuestos a dar todo de sí, por que cumplir con nuestro trabajo es una tarea. Confiamos que el temor, la presión política no van a doblegar a la Sala (Penal Especial). Conocemos de la trayectoria y la honestidad de los jueces. Apostamos por ellos, queremos que el Perú cambie. Eso es lo que aspiramos”, enfatizó.

En la víspera, Lika Mutal, autora de la escultura "El Ojo que llora", y directivos de la Asociación Pro Derechos Humanos (APRODEH) descubrieron un nuevo agravio contra dicha escultura.

Chehade revela que renunció a la Procuraduría porque ministra Rosario Fernández le prohibió declarar contra Fujimori

Ideeleradio.- “La ministra de Justicia, Rosario Fernández, me prohibió que declarara en contra del extraditado Alberto Fujimori y por esta razón tuve que renunciar a la procuraduría”, reveló Omar Chehade, ex jefe de la Unidad de Extradiciones de la Procuraduría Ad Hoc.

“Cuando se había iniciado el juicio a Fujimori, dije que a Máximo San Román le había llegado dos oficios de Inteligencia, uno con el currículo de Montesinos en el que le advierte que era un traidor a la patria y etc. Además que en noviembre del 91 le dice a Fujimori quienes habían integrado el comando de aniquilamiento y que Montesinos estaba incluido. Entonces, Fujimori le dice: ‘Máximo no te preocupes, no digas nada, eso yo lo resuelvo. Pero él dio un golpe de Estado y mantuvo a Montesinos para que cogobernara con él”, relató en el programa “No Hay Derecho” de Ideeleradio.

“Este tema tuvo un gran rebote y varios canales nos llamaron a la Procuraduría. Cité al canal 4 y 5 al Ministerio de Justicia a las cuatro de la tarde, entonces recibo la llamada de la secretaria y me dice que los canales no tienen autorización para ingresar, ahí recibo la llamada de la ministra de Justicia Rosario Fernández prohibiéndome taxativamente que no haga ningún tipo de declaración contra Fujimori y que yo no tenía nada que declarar en los medios contra Fujimori y en los procesos contra el ex presidente. Entonces presenté mi carta de renuncia que fue ratificada por el procurador Ad Hoc Carlos Briceño y avalada por la ministra de Justicia que le dio trámite”, apuntó.

Procuraduría juega en silencio por Rosario Fernández
Remarcó que tras la llegada de Fernández Figueroa a la cartera de Justicia, no existió un respaldo político por los casos ligados al ex dictador, lo que aún se demuestra en el accionar de la Procuraduría Anticorrupción. “Ella prohibió mi incursión en los medios de comunicación”, lamentó.

“Una vez que la doctora Maria Zavala se retira del Ministerio de Justicia y la reemplaza Rosario Fernández, esta tuvo una política más rígida contra nosotros y hoy la Procuraduría no habla y juega en silencio”, refirió.

“A Fujimori lo trajimos un grupo que se fajó en la Procuraduría Anticorrupción y con el apoyo del Ministerio Público y la Corte Suprema, con abogados que contratamos en Chile. Este grupo luchó con transparencia e incluso con el gobierno actual de García, con la indiferencia, el poco respaldo y la represión que hubo cuando trajimos al propio Fujimori”, añadió.

Denunció además que actualmente se encuentran en el Ministerio de Justicia varios casos paralizados, que tendrían que ser enviados a Chile para lograr la ampliación de los cargos contra Fujimori Fujimori.

“Sobre la matanza del penal de Casto Castro, hasta hoy no hay ninguna voluntad del gobierno de García de enviarlo a Chile. Es más en algún momento por presión de la Procuraduría fue a Chile y se regresó. Además está la muerte de Pedro Huilca, que no se ha enviado a pesar que es un caso que está listo. Por otro lado, están las muertes de algunos subversivos, porque nos guste o no, por todo lo genocidas que han sido, tenían derecho a un juicio justo, porque sino esto sería la ley de la selva”, indicó.

El pez muere por la boca
Chehade Moya estimó que lo más revelador de la autodefensa realizada el miércoles por Alberto Fujimori, fue que reconoció que combatió al terrorismo con la llamada “guerra psicológica”.

Opinó que de esta manera el extraditado dejó claro que aplicó durante su gobierno la guerra no convencional, es decir una guerra de baja intensidad o guerra sucia y psicológica, que violaba los derechos humanos.

“El pez muere por la boca. Él ha dicho algunas cosas que hoy Nakazaki debe estar reprochándolo. Reveló por primera vez que se aplicaron los mensajes psicológicos, una guerra de inteligencia, lo que nosotros veníamos manifestando desde la Procuraduría. (…) Esto le da la razón al Ministerio Público y a la Procuraduría, porque los mensajes de Inteligencia son parte de la guerra de baja intensidad, de la guerra sucia, de los manuales contrasubversivos que aplicó durante su gobierno y permitió la violación de derechos humanos”, declaró.

Alegato de Fujimori fue un mensaje de 28
Manifestó que el alegato del ex jefe de Estado pareció más un mensaje de 28 de julio que un alegato de defensa. Refirió que fue dirigido a las “graderías”, porque sabe que será condenado.

Finalmente, recalcó que Fujimori -con su discurso- busca no ser condenado como autor mediato y lograr la sensibilización del Congreso y el Ejecutivo, para una futura amnistía o indulto.