martes, 2 de diciembre de 2008

General Huertas: Los políticos no tienen interés en los temas de Defensa Nacional

Ideeleradio.- No existe mucho interés de la clase política para poner en agenda pública los temas ligados al sector Defensa, porque este es un tema no genera votos, afirmó el General de Brigada del Ejército (r), César Huertas.

“Yo no veo mucho interés por parte de los políticos en el tema de defensa. Como dicen, en la política el tema de defensa no tiene mucha demanda desde el punto de vista ciudadano, que demanda otras cosas. La defensa muchas veces se da sobreentendida, en el sentido que de todos modos el país tiene que defenderse ante una eventualidad y con los medios que tiene. Eso no genera votos, no llama mucho la atención poner sobre el tapete en la agenda pública los temas de Defensa Nacional. (…) Son cosas que las van pateando hasta que se terminan sus periodos”, dijo en el programa “No Hay Derecho” de Ideeleradio.

En este sentido, dijo que no se ve una labor orientada al sector Defensa sobre todo en lo relacionado a la escasez de recursos que afronta dicha institución y que sostuvo debería ser puesto a discusión.

“Este tema debería priorizarse y ponerse sobre la mesa. Decir claramente cuáles son los problemas que existen y por los cuales no se otorgan los recursos. Otros de los temas está ligado a la fiscalización, reestructuración y la mala costumbre de los militares de realizar declaraciones políticas, que debe ser evitado”, anotó.

Señaló además que existe mucha informalidad al interior de las Fuerzas Armadas en lo que respecta a las irregularidades en los ascensos, los cursos y las agregadurías, lo cual según manifestó, demuestra una falta de profesionalismo.

Se debe incidir en enseñanza de DD.HH y democracia
El militar en retiro, agregó que en el tema curricular, las instituciones militares deben incidir en profundizar la enseñanza de los derechos humanos y los estándares democráticos.

“No necesariamente tenemos que converger con los valores que tiene la sociedad, pero por lo menos interpretarlos y comprenderlos. El problema es cuando los militares tienen una escala de valores diferente al de la sociedad, donde debe haber un tipo de convergencia. En la medida que las Fuerzas Armadas no interpreten estos valores de la sociedad, siempre va a ver esta separación. En consecuencia en la currícula deben darse estos temas, qué es la democracia y sus reglas de juego. No para que el militar sea un político, pero sí para que tenga una idea de lo que está pasando”, explicó.

No amnistías ni indultos
De otro lado, César Huertas se pronunció sobre la situación de los militares involucrados en violaciones a los derechos humanos y mencionó que el principal problema radica en que dentro del Poder Judicial los procesos son lentos y tediosos, lo que impide que los implicados en estos casos, puedan ser absueltos o condenados. Además señaló que el Estado debería brindar los medios para que se puedan defender.

“Los institutos armados deberían darles los medios y las facilidades para que puedan defenderse. Además creo que no debería haber indulto ni amnistía, sino juicios rápidos. Obviamente los que son culpables deben ser sancionados”, afirmó.

El general de Brigada (r) reconoció que hubo abdicación del poder político en la lucha contrasubversiva y que los miembros de las Fuerzas Armadas actuaron a discrecionalidad, pues la clase política no les señaló el rol ni el papel que debieron de cumplir.

“En los tres gobiernos donde se presentaron este tipo de problemas, no le dieron mayores indicaciones sobre cuál debería haber sido las funciones de un militar y por ello se cometieron excesos porque actuaron a discrecionalidad. La clase política tiene responsabilidad y nadie hasta el momento lo ha asumido”, explicó.

Asimismo mencionó que la impunidad trae como consecuencia que la corrupción se esparza. Señaló que en la medida que no hayan sanciones severas y drásticas, no se revertirá el problema de corrupción dentro de las Fuerzas Armadas.

No hay un propósito de reestructurar las FF.AA
César Huertas refirió que no existe la intención de reestructurar o reafirmar nuestra Fuerza Armada dentro del ámbito democrático. Señaló que la reestructuración no ha continuado y si bien hubo algunos avances, todavía queda un camino por recorrer.

“Ahora hay otras formas de enfocar los temas de Defensa. Dentro de las FF.AA en el año 2001 se pensaba que deberían actuar en el frente externo, pero lamentablemente somos un país que no ha logrado institucionalizarse. En consecuencia debe también asumir otros roles para el desarrollo del país”, finalizó.

Almirante Montoya: Lucha contra el narcotráfico en el VRAE y Alto Huallaga debe depender del Comando Conjunto

Ideeleradio.- La lucha contra el narcotráfico debería estar a cargo sólo del Comando Conjunto de las Fuerzas Armadas, pues es inconcebible que exista un frente en el Valle del Río Apurímac y Ene (VRAE) a cargo de las FF.AA y otro en el Alto Huallaga al mando de la Policía Nacional, aseguró el ex jefe del Comando Conjunto de las Fuerzas Armadas, Almirante (r) Jorge Montoya.

Según indicó se genera una innecesaria duplicidad de funciones, que no aporta mucho a combatir este flagelo.

“Si queremos vencer en una guerra donde hay un enemigo común, en un territorio común que es el Perú, no podemos hacer ese tipo de divisiones. Esto debería estar a cargo del Comando Conjunto. La Policía debería participar bajo normas legales impuestas por la autoridad civil y a órdenes del Comando Conjunto, así las cosas estarían mejor. Acá cada uno está haciendo el máximo esfuerzo en su zona, pero se está duplicando en algunos casos algún tipo de acción y en otros está faltando coordinación”, afirmó en el programa “No Hay Derecho” de Ideeleradio.

“En este momento estamos dividiendo el país en dos partes, una en el Huallaga bajo el mando de la Policía y otra en el VRAE bajo el Comando Conjunto, esto desde el punto de vista militar es inconcebible. Esa es una decisión política, no es militar y nosotros respetuosos de la decisión política actuamos en consecuencia”, agregó.

Montoya Manrique consideró que en una acción militar, la cabeza visible debe ser un civil y el que conduce las acciones militares un militar. Asimismo lamentó el papel desempeñado por el Ministerio Público en este tipo de acciones.

“Acá es donde a veces nos vamos a los extremos. Ahora las FF.AA han sido muy cuidadosas con las normas de los derechos humanos, ahora no hay violación de derechos humanos, sin embargo, las acciones que tiene el Ministerio Público en la zona de emergencia no son consecuentes con la situación que se está viviendo. Llaman a declarar a una patrulla que está en combate, eso es imposible y no sucede en ninguna parte del mundo por dar algún tipo de transparencia”, mencionó.

No amnistías ni indultos, sino juicios justos y celeridad
De otro lado, rechazó la propuesta de algún tipo de amnistías o indultos para los militares involucrados en casos de violaciones de derechos humanos y por el contrario demandó juicios justos y celeridad en dichos procesos. Demandó además que la palabra persecución se deje de lado.

“No debemos emplear términos que nos distancien sino que nos acerquen. Lo que debemos es reconocer el problema, que hay gente que está siendo enjuiciada y que merece un juicio justo, no una amnistía o un indulto, porque a ellos no se les puede dar por culpables antes de ser juzgados. Los que son culpables que paguen y los que son inocentes que salgan libres”, mencionó.

El ex jefe del Comando Conjunto de las Fuerzas Armadas, recordó que los procesos son por lo general tediosos y que en muchos casos los militares tienen que pagar a sus propios abogados para que los defiendan, lo cual genera malestar en las personas involucrados en este tipo de casos.

“Esto toma mucho tiempo, muchas de estas personas son civiles ahora, porque están en retiro y pierden trabajos, nadie les paga el traslado al lugar de la zona y tienen que pagarle a sus abogados. Si bien hay una disposición para que el Estado lo haga, eso toma tiempo porque no es una acción inmediata, lo cual genera un gran malestar para quienes han defendido al país y que no se les puede sindicar de culpables hasta que no tengan un juicio justo”, mencionó.

“Las Fuerzas Armadas no quieren impunidad y esas personas tampoco lo quieren. No quieren salir de un proceso rápido sin juicio, para luego nuevamente sentarse en el banquillo de los acusados porque hubo una apelación”, afirmó.

En otro momento, el almirante en situación de retiro, lamentó la falta de presupuesto para las Fuerzas Armadas, pese a que dijo desarrollan una excelente labor profesional.

Diálogo con los políticos
Jorge Montoya, resaltó el papel de la Comisión de Defensa del Congreso, porque sostuvo se ha identificado y tomado contacto con la problemática de las FF.AA. Reconoció que a los militares les fue difícil entrar a un diálogo directo con la clase política. “Ha habido un acercamiento más de los congresistas y no necesariamente de las FF.AA”, afirmó.

Finalmente, Montoya Manrique indicó que las Fuerzas Armadas representan una herramienta de la política exterior de un gobierno, cuyo accionar debe ser empleado de forma adecuada para evitar una guerra y darle seguridad al país para que pueda desarrollarse en todos sus campos.

“El foco de atención es el desarrollo económico y social del país. Si uno ve las grandes potencias muchas economías están centradas en el desarrollo de sus Fuerzas Armadas. En nuestro caso no debemos estar pensando contra quién nos armamos, ni por qué nos armamos, porque ese no es el objetivo. El objetivo es ser un país sólido en todos los aspectos”, concluyó.

César Landa: Convocatoria para elección de nuevo presidente del TC es jurídicamente inválida

Ideeleradio.- La convocatoria para la elección del nuevo presidente del Tribunal Constitucional acordada por un grupo de magistrados para este miércoles, es jurídicamente inválida, aseguró ex presidente y magistrado del máximo intérprete de la Constitución, César Landa.

Indicó que el acta de sesión del pleno extraordinario del TC, firmada por los magistrados Carlos Mesía, Juan Vergara Gotelli, Gerardo Eto Cruz y Ernesto Álvarez, no es legal porque para este tipo de acuerdos es necesario un quórum mínimo de cinco miembros.

“La convocatoria del miércoles que parte de la elaboración de esta acta, que no es válida desde el punto de vista legal, deviene también en su propia invalidez, porque habiendo tomado el acuerdo que se haga la elección este miércoles, el acto (convocatoria) que recoge la decisión resulta también inválida. Esto no quiere decir que no se deba cumplir con ese mandato, que establece las normas de nuestro reglamento, esto independientemente del acta que es nula”, afirmó en el programa “No Hay Derecho” de Ideeleradio.

El integrante del TC señaló que los magistrados que firmaron dicha acta habrían incurrido en una infracción que podría terminar en una denuncia por usurpación de funciones.

“Se está incurriendo en un infracción que puede terminar en usurpación de funciones del pleno del tribunal, por parte de un grupo de magistrados que no constituyen el quórum de ley. Esa acta para que pudiera haber sido válida tenía que haber tenido un quórum de cinco magistrados, lo que no hubo. De modo tal que no pueden tomar un acuerdo. Eso simplemente no es un documento, es sólo un papel, porque no tiene validez jurídica”, añadió.

Con respecto a la situación de Carlos Mesía quien interinamente asumía la presidencia del Tribunal Constitucional, dijo que su alejamiento no se debe a que haya cedido el cargo, sino que su periodo venció.

Como se recuerda, la elección del nuevo titular del TC fueron postergadas hasta mañana ante la falta de quórum debido a la ausencia de César Landa, Ricardo Beaumont y Fernando Calle.

Vergara Gotelli debe garantizar fin de crisis al interior del TC
César Landa, manifestó que Juan Vergara Gotelli, quien provisionalmente conducirá el TC, deberá establecer las próximas metas de este organismo, con el objetivo de que el máximo intérprete de la Constitución salga de la actual crisis, producida por la presidencia de Carlos Mesía.

“Al magistrado Vergara Gotelli, le corresponde dar los pasos necesarios como ex magistrado del Poder Judicial, magistrado del Tribunal Constitucional y por sus canas, dar los pasos necesarios y conducir un proceso de orden y pacificación para establecer un cronograma de solución de los diferentes impases”, refirió

Magistrado que juzgó a Junta Militar Argentina afirma que amnistías probarían desapariciones

Ideeleradio.- El simple hecho de saber que existieron amnistías a militares durante una dictadura, representaría que se cometieron delitos de lesa humanidad, sostuvo Jorge Valerga Aráoz, juez que integró la sala que juzgó a la Junta Militar de Argentina, tras ser consultado sobre el juicio que se le sigue al ex presidente Alberto Fujimori.

“En cualquier delito común nadie que comete un delito pasa antes por una escribanía y luego dice lo realizaré así o haza, eso no sucede así. Luego de los delitos sí se pueden realizar los mecanismos (de amnistía pues se sospecha que hay que ocultar algo). Por ejemplo, en el caso Argentino se generaron mecanismos de impunidad, pues toda estructura militar es manejada desde el gobierno, por eso hubieron hechos como las desapariciones”, expresó en diálogo con el programa “No Hay Derecho” de Ideeleradio.

“Además porque los centros con destino de detención se conformaron en lugares militares, policiales o de las fuerzas de seguridad que dependían de las Fuerzas Armadas y todo esto con vehículos y armamentos militares, etc. Entonces que más prueba se necesitaba si todo ello era la demostración de este gran engranaje que funcionaba a partir de la orden dada de la máxima autoridad que era el que tenía el personal militar”, expresó.

Prefirió inhibirse de entrar en detalles del caso de Alberto Fujimori, pero señaló que los jueces no deben de perder de vista el afianzamiento de la justicia, ya que deben luchar por la realización y el verdadero funcionamiento de la Republica.

Casos de lesa humanidad
Jorge Valerga Aráoz, señaló que fue determinante la información recopilada por la Comisión Nacional Sobre Desaparición de Personas (CONADEP) de Argentina, que tuvo como misión desde el punto de vista administrativo, esclarecer en la mejor medida todos los hechos de violaciones a los derechos humanos ocurrido durante el gobierno militar.

Dijo que a raíz de esa comisión lo que primó después -en la justicia Argentina- fue el número de casos de lesa humanidad y las amnistías autoritarias que se dieron durante el gobierno militar, que tenían como objetivo eliminar todo tipo de prueba que conlleve a una acusación posterior.

“Lo que primo fue la cantidad enorme de casos de lesa humanidad. La CONADEP durante su investigación determinó 9 mil casos de personas desaparecidas, independientemente de quienes habían sido privados de su libertad y luego puestos en libertad o a disposición de la justicia. Por las circunstancias, eso correspondía a una orden dada de más arriba, dada por supuesto por la máxima autoridad y esta metodología (de desapariciones) se aplicó en todos los centros de detención clandestina del país”, recordó.