jueves, 9 de octubre de 2008

Heriberto Benítez: PJ tiene que confrontar a Rómulo León y Alberto Químper con Jorge del Castillo y Juan Valdivia

Ideeleradio.- En su momento el Poder Judicial debe confrontar al ex ministro aprista Rómulo León y al ex directivo de Perupetro Alberto Químper con el premier Jorge del Castillo y el ex ministro Juan Valdivia, para esclarecer su nivel de participación en el beneficio que le entregó el Estado a la empresa Discover Petroleum, estimó el ex congresista Heriberto Benítez.

“Lo que va quedando claro es que el ámbito judicial se debe llevar a cabo confrontaciones en las cuales el país entero vea cara a cara a Rómulo León con Del Castillo , Rómulo León con Juan Valdivia, Alberto Químper con Del Castillo , Alberto Químper con Juan Valdivia, así como Alberto Químper y Rómulo León. Y ahí el país observará quien dice la verdad y cual es el grado de responsabilidad”, manifestó en diálogo con el programa “No Hay Derecho” de Ideeleradio.

“Así que esperemos que en materia política, no abdiquen quienes están detrás de la censura tomando una conducta ejemplar y en materia judicial logremos que el fiscal anticorrupción formalice la denuncia para que se judicialice este proceso, y puedan los responsables no sólo dos o tres, sino otros que están hoy día ocultos y hablan de luchar contra la corrupción, también sean sancionados ejemplarmente”, agregó.

Búfalo no come búfalo
En otro momento, advirtió que el presidente de la Corte Superior de Justicia de Lima, Ángel Romero Díaz de conocida militancia aprista podría entorpecer el juicio que se les seguirá en el futuro a Rómulo León y Alberto Químper, ambos involucrados en este negociado irregular por el que se benefició a esta compañía noruega.

“Mientras por un lado el Congreso ha probado una supuesta investigación por un plazo de 60 días, que es demasiado excesivo y que se entretendrán en miles de cosas sin llegar a nada como es costumbre, se oyen comentarios que se estaría trabajando en la presentación de un Hábeas Corpus para desacreditar estos audios y hacerlos carecer de valor probatorio. Y hay que indicar que el actual Presidente de la Corte Superior de Lima, fue personero legal del Apra, cuestionado magistrado involucrado en hechos de corrupción. Me atrevería a decir que si en el Congreso se dice otorongo no come otorongo, en el Poder Judicial podríamos decir que búfalo no come búfalo”, enfatizó.

Saludo a la bandera frente a lo nauseabundo
Comentó que el hecho de que los ministros hayan puesto sus cargos a disposición sólo es un saludo a la bandera, pues el audio difundido el domingo revela un hecho nauseabundo que debería implicar la renuncia irrevocable del Consejo de Ministros.

“Estamos ante un hecho nauseabundo y asqueroso que demuestra una vez más como la corrupción sigue impregnada en aparatos del Estado y vinculadas al partido político del gobierno, tal como ocurrió entre los años 85 y 90. Entonces, si nosotros partimos de esa premisa, nos va a demostrar que no sólo en el Gobierno hay poca voluntad de luchar contra la corrupción, sino que también no han aprendido la lección de un primer gobierno, donde a pesar que se le trató de procesar y sancionar unos malos funcionarios, lograron que la prescripción y la impunidad prevalezcan y hoy en día nuevamente actúan con esta mentalidad criminal y delictiva”, refirió.

“Esta puesta de cargos a disposición es simplemente un saludo a la bandera porque los ministros que no están con la corrupción ya hubieran renunciado y convocado a su conferencia de prensa debido a una situación tensa que afecta al sistema democrático, pero eso de decir poner mi cargo a disposición es sólo bajar la atención para evitar una posible censura, porque con los días que pase van a convencer alguno congresistas para bajar la votación”, vaticinó.

Carlos Iván Degregori: Se debe poner en práctica un “Shock Anticorrupción”

Ideeleradio.- El presidente Alan García debe dejar de lado las frases bíblicas y poner en marcha un shock anticorrupción o un Plan Nacional Anticorrupción que dure lo que queda de su gobierno, afirmó el Carlos Iván Degregori, director del Instituto de Estudios Peruanos (IEP) y ex miembro de la Comisión de la Verdad y Reconciliación (CVR).

“Ahora tiene que ser más que un gesto, una labor de mediano plazo, debe tratar de recomponer una confianza que se ha deteriorado mucho en el terreno de la corrupción. Más que un gesto, se necesita un programa, un cambio de actitud en la práctica, un paquete, un ‘Shock Anticorrupción’ que dure dos años y medio y que sea lanzado de manera multipartidaria y sostenida. Un Plan Nacional Anticorrupción que se base en la transparencia de las acciones del gobierno”, aseguró en el programa “No Hay Derecho” de Ideeleradio.

“Él (Alan García) es el que mejores frases elabora en la política peruana. Recordemos que en su primer gobierno después de las masacre de los penales, dijo o se van ellos o me voy yo y al final ninguno se fue. Las palabras suenan cada vez más huecas y creo que ya pasó la oportunidad del gesto político, que fue la Oficina Nacional Anticorrupción y ya todos sabemos en que terminó”, agregó.

El analista político comentó así las declaraciones del jefe de Estado, quien dio a entender el miércoles que los corruptos deberán irse al infierno. “Se oirá en el infierno el rechinar de sus dientes”, dijo García Pérez en ese momento, al referirse a los audios que registran negociados entre el ex ministro aprista Rómulo León, representante de la empresa noruega Discover Petroleum y Alberto Químper, ex directivo de Perupetro.

García busca respaldo de los poderes fácticos
En otro momento, calificó como una maniobra de distracción las declaraciones del primer mandatario quien hizo referencia a una supuesta persecución contra los miembros de las Fuerzas Armadas que combatieron al terrorismo y que son acusados por presuntas violaciones a los derechos humanos. Indicó que el jefe de Estado sólo busca un total respaldo de los militares, esto ante el clima de crisis por el que atraviesa el gobierno aprista.

“Yo creo que a pesar de que las posibilidades de una intervención política de las Fuerzas Armadas son muy bajas, en el clima que se ha creado tiene que basarse y buscar apoyo en los que se llaman poderes fácticos. Su aceptación política se ha ido en picada, su alianza que tejió con algunos partidos se ha ido destejiendo y lo que le queda son los poderes fácticos, es decir, renovar su alianza con las Fuerzas Armadas y posiblemente mañana lo veremos besándole el anillo al Cardenal. Esto muestra la debilidad del gobierno en este momento”, refirió.

En ese sentido, cuestionó que el gobierno no haya brindado la atención debida a los ex militares que lucharon contra la subversión, quienes constantemente vienen realizando movilizaciones reclamando sus derechos.

“Es impresionante que el Estado no se haya ocupado de aquellos que lucharon contra la subversión y no reciban la atención adecuada. En vez de concentrarse en esos problemas, se concentra en algo que él mismo sabe que no tiene otra solución que ir adelante con los juicios, no puede haber amnistía y si los juicios se demoran es porque los propias militares no facilitan los pedidos de los jueces”, dijo.

El gobierno viene pagando su soberbia
Manifestó que este régimen está pagando el precio de no haber apartado -en su momento- del cargo a ministros y funcionarios cuestionados tanto por la población, como por sus propios sectores.

“Está pagando esta soberbia de no querer cambiar personas que ocupaban ministerios siendo repudiados por la opinión pública o su sector como Alva Castro y Garrido Lecca. Ha habido una soberbia muy grande que ha impedido que se hagan cambios conforme se iban desgastando ciertos ministros y ahora se le vino el huayco. Debe aceptar que se vino (el huayco) y tratar de cambiar el rumbo”, mencionó.

“Este señor (Rómulo León) era conocido desde el primer gobierno de García. Tener esas actitudes amistosas con alguien con un pasado cuestionable, como que relaja la relación entre ética y política”, expresó.

La hora de la venganza fujimorista
Se mostró a favor de que exista un cambio total en el gabinete ministerial, pero resaltó que el caso del premier Jorge del Castillo es especial, debido a que ha tenido siempre una actitud dialogante.

Estimó que toda esta situación y el hecho de que no existan en el Apra muchas piezas de recambio, demuestran la debilidad del partido de la estrella. Manifestó que para que algunos partidos políticos como el fujimorismo, el censurar al premier y a su gabinete representaría la “hora de la venganza”.

Giampietri en premierato sería peor que la enfermedad
Señaló que sería lamentable por ejemplo que se opte por colocar a Luis Giampietri como primer ministro.

“Si se pone a Giampietri como primer ministro, la cura sería peor que la enfermedad. (…) La idea es un cambio de figuras, una persona independiente, dialogante”, añadió tras sostener que se debe determinar la participación de Jorge del Castillo en el escándalo de los audios.

El Apra no se ha renovado
Señaló que el Partido Aprista Peruano lamentablemente no se ha renovado y consideró por el contrario que se ha convertido en un partido post 90.

“Se ha convertido en un partido más post 90, por eso la facilidad de la alianza con el fujimorismo. (…) Se acabó al antiguo Apra. Alan no ha renovado su partido. Ha puesto a Mulder como dicen algunas caricaturas, como perro de presa. Alan no es un caudillo constructor de instituciones como lo fue Haya (de la Torre)”, finalizó.

Fernando Tuesta: Escándalo Perupetro-Discover Petroleum y renuncia de gabinete reforzarán desaprobación de Alan García

Ideeleradio.- El escándalo del audio que revela un negociado irregular entre representantes de Perupetro y Discover Petroleum y la renuncia del gabinete que preside Jorge del Castillo, reforzará la desaprobación del jefe de Estado, Alan García Pérez, la misma que venía disminuyendo por la insatisfacción con la democracia y la perspectiva negativa que genera la crisis internacional en el Perú, afirmó el analista Fernando Tuesta Soldevilla.

“Manteniéndose así las cosas, (este problema) es un tema político que está asociado a lo que la gente siente que es un tema que debe encarar todo régimen, que es la lucha contra la corrupción. Al estar comprometidos o asociados las alta esferas del gobierno ¿Cuánto va a bajar (la imagen presidencial)?, eso no se sabe. (Pero, sí) esto va a reforzar la desaprobación de la gestión que va con un ancla o se asocia a otro tipo de respuestas, como insatisfacción de la democracia y en este momento de crisis internacional, una perspectiva de futuro negativa que va creciendo”, manifestó en el programa “No Hay Derecho” de Ideeleradio.

“Estamos saliendo al campo este fin de semana (para realizar un estudio). Es altamente probable (que se afecte la imagen) aunque con la opinión pública uno no está tan seguro respecto a sus reacciones, porque podría ocurrir algo hoy día, esto es como un termómetro. Vamos a ver que medicamentos pueda tomar el gobierno, eso podría cambiar (la percepción). (…) Este es un tema de mucha preocupación en general, agregó.

Peor crisis de régimen aprista
Indicó que el caso de corrupción en el que están implicados el ex ministro aprista Rómulo León y el ex directivo de Perupetro Alberto Químper, representa para el gobierno la peor crisis que se afronta desde el inicio del régimen.

“No sólo es el momento más difícil del gobierno, sino que esto se da en el peor momento, porque recordemos que la gestión del presidente es criticada constante, mayoritaria y mensualmente. En segundo lugar, Alan García terminaba en resolver una minicrisis en el sector de Trabajo (con la renuncia del ministro Mario Pasco), así como conflictos que no habían sido resueltos. Esto no lo encuentra al gobierno en buena posición”, explicó.

“Si bien es cierto el mandatario trató de evitar daños mayores, interviniendo inmediatamente no ha sido suficiente, porque todo parece indicar que vamos a tener más de una sorpresa, porque hay redes que hicieron posible que el señor León Alegría llegara al punto de que era un personaje que tenía diversas entradas y salidas por los diversos pasillos de las altas esferas”, anotó.

Le conviene cambiar al gabinete antes que la censura
Tuesta Soldevilla comentó que al Ejecutivo le conviene cambiar al gabinete, antes que someter a todo el Consejo de Ministros a una censura en el Congreso de la República. No obstante, indicó que en cualquiera de los casos, será difícil para el Partido Aprista poder encontrar un reemplazo para el premier Jorge del Castillo, en razón de la ausencia de cuadros y de que muchos evaluarán el momento político, antes de aceptar cualquier responsabilidad en el sector público.

“El tema de la renuncia del gabinete sería un gesto político que debe resolverse de manera rápida. Una cosa es que renuncie y otra que censuren al gabinete. Eso le da la posibilidad de mantener a por lo menos algunos ministros que no estarían encabezados por Jorge del Castillo. El premier no tiene otra salida que renunciar. Creo que intentar defenderse en el Congreso, lo puede dañar más a él y al gabinete. Esto podría tardar, porque no van a conseguir fácilmente reemplazos. Sus mejores cuadros están en el Congreso, pero tampoco se tiene muchos”, señaló.

“El tema de la salida de Del Castillo lleva sus pro y sus contra. Hay un ánimo que está creciendo, la investigación y la sanción complicaría la escena, pero parece que hay algo más, no es tan fácil reemplazar a Jorge del Castillo como premier. Con todas las críticas que le pueden hacer, él es uno de los cuadros más experimentados y sobretodo con un manejo fuera del partido y con mayor llegada a diversos ámbitos. El Apra no tiene muchas fichas para mover allí, no tiene mucho margen. Lo otro sería que sea encabezado por un no aprista. Siempre puede haber candidatos, pero las calidades pueden ser difíciles (de encontrar)”, declaró.

Rol de la oposición
Indicó que el jefe de Estado podría aprovechar esta oportunidad para desde el ámbito de las políticas sectoriales, remover a algunos ministros que han sido seriamente cuestionados, como el caso del titular de Salud Hernán Garrido Lecca o el del Interior Luis Alva Castro. Proyectó asimismo cual sería el papel que cumpliría la oposición en los siguientes días.

“En esto la oposición tendrá su mejor momento al proponer la censura del gabinete y otros tendrán sus propias estrategias. El fujimorismo se la tiene jurada a Jorge del Castillo desde hace mucho tiempo (tras su declaración contra Alberto Fujimori en el juicio), pero también (el fujimorismo) tiene los votos suficientes quizá como para decirle al Apra yo te puedo salvar de la censura quizás, como lo hizo con Alva Castro”, subrayó.

Oficialismo y oposición deben ser responsables
Estimó que tanto el oficialismo como la oposición deben asumir una actitud responsable frente a los hechos, para no desgastar el sistema democrático.

“La responsabilidad del gobierno, en su toma de decisiones es mayor en este momento, al igual que la oposición. Es un momento difícil, nuestro sistema político es un sistema basado en instituciones de bajo crédito y poca constitución. Es allí donde los sectores políticos, las élites, los medios (de comunicación) y la ciudadanía deben resolver de la manera más drástica la lucha contra la corrupción, pero no aprovecharse para tirar abajo un sistema político que está siendo desarrollado con el esfuerzo de todos”, puntualizó.

Terremoto de alta intensidad
Advirtió que el último escándalo genera una turbulencia que puede terminar en un terremoto de alta intensidad para las altas esferas del gobierno, pues no se ha llegado a la mitad del período gubernamental y ya se está demostrando que al Apra le ha sido difícil desvincularse de cuestionados personajes que prevalecen debido a variables como el compañerismo, experiencias conjuntas o subredes al interior de esa agrupación.

“Este es un tema por el que uno se pregunta si es el único aprista que tiene llegada a las altas esferas del poder, teniendo en cuenta de que el Apra es un partido muy especial, con mucha militancia y articulación de redes nacionales e internacionales y que tiene a algunos de sus militantes con vinculación a actos de corrupción. Uno pensó que este tipo de personajes había desaparecido, pero están presentes”, remarcó.

“Ahora nadie quiere estar al lado de León Alegría, a todo el mundo le parece un apestado, pero a lo largo de los últimos dos años, (muchos apristas) han estado en reuniones o eventos y así como él habrán otros más. (…) Nadie sabe que puede haber estado pasando en el aparato del Estado, con militantes de todo calibre, desde la geste muy honesta hasta la que está dispuesta a sacar provecho (del Estado). Esto nos hace acordar el video Kouri-Montesinos. Ahora hay un tremendo temor. Creo que la gente honesta debe estar con una gran incomodidad”, opinó.