sábado, 6 de septiembre de 2008

Fernando Rospigliosi: Aceptación de Alan García seguirá cayendo así reduzca inflación

Ideeleradio.- La popularidad del presidente Alan García seguirá cayendo así reduzca los índices de inflación, pues existen otros factores como la corrupción, el copamiento aprista, la mala gestión, la arrogancia y soberbia frente a los conflictos sociales, que originan su constante descenso, aseguró el analista político Fernando Rospigliosi.

“Si no hubiera inflación, igual la tendencia sería hacia abajo, pero no en un curva tan pronunciada como la que tiene ahora, debido a la inflación y al alza de los precios en los productos de primera necesidad. (…) Ese es el principal factor, pero existen otros como la corrupción en el Congreso y el copamiento aprista. Adicionalmente hay que decir que esto está generando una serie de protestas y conflictos, pero el gobierno persiste en el error y trata los conflictos con arrogancia y soberbia, en vez de dialogar”, indicó en el programa “No Hay Derecho” de Ideeleradio.

“Desde agosto del 2006, la popularidad del presidente ya venía cayendo básicamente por la mala gestión gubernamental y esto se mantiene. (…) Antes de que se produzca este fenómeno inflacionario, la popularidad ya venía cayendo con algunos picos”, añadió.

Protestas, reforma policial y Unidad de Prevención de Conflictos
Por otro lado, dijo que existe una situación de descontrol en el país que se refleja en los últimos actos violentos generados en las provincias de Huamachuco en la Libertad y San Ignacio, en Cajamarca. Señaló que estos hechos demuestran el descontento de la población con las autoridades y la necesidad de una reforma al interior de la Policía Nacional.

“La política, si se puede llamar política de este gobierno es que hay que tener más patrulleros y más policías. Sí se necesitan patrulleros y policías, pero el principal problema es reformar la Policía Nacional y combatir la corrupción al interior de la institución. (…) No hay prevención y cuando las cosas estallan existe un pésimo manejo policial de orden público como se demostró en Moquegua y en el conflicto de los nativos”, acotó.

Explicó que no existe nadie que se ocupe de los conflictos sociales en el país, pues consideró un grave error la designación del aprista Juan Manuel Figueroa como el funcionario que encabeza la Secretaria de Coordinación de la Presidencia del Consejo de Ministros (PCM) de la cual depende, la Unidad de Prevención de Conflictos.

“Esa unidad es un desastre, está llena de apristas. Estamos viviendo las consecuencias de copar y partidarizar el Estado”, opinó.

Ataque al IDL demuestra política autoritaria del gobierno
El ex ministro del Interior consideró que el constante ataque del gobierno aprista al Instituto de Defensa Legal (IDL) y a otros Organismos No Gubernamentales (ONG) como la Asociación Interétnica de Desarrollo de la Selva Peruana (Aidesep), demuestran la política autoritaria del actual régimen, peor a la de la época fujimorista.

“Esto demuestra una política autoritaria del gobierno, que muestra su tremenda incapacidad para responder en el terreno de las ideas, a las críticas que recibe. (…) Las cosas están peor que en la época de Fujimori, el ataque a las ONG es virulento y ha encontrado un instrumento dócil en la APCI, dirigida por apristas. La están usando como un instrumento de represión, en vez de combatir con ideas”, criticó.

“Acá ocurren ataques administrativos. El IDL es una institución que tiene sus cuentas abiertas y no tiene nada que ocultar, pero este tipo de cosas distrae fuerza y recursos, se tienen que hacer papeles y trámites burocráticos. Es una manera de fastidiar la paciencia y arrojar sospechas infundadas sobre las ONG, porque se dice se está investigando y se cree que hay algo oculto. (…) Están dando palos de ciego y tratando de encontrar responsables a sus propios errores e ineptitud”, puntualizó.

Estamos en un gobierno fujimorizado
Aseguró que estamos prácticamente frente a un gobierno fujimorizado, al referirse a las críticas de algunos representantes del gobierno y de las Fuerzas Armadas en torno al Informe Final de la Comisión de la Verdad y Reconciliación (CVR).

“Ahora estamos prácticamente en un gobierno fujimorizado y eso es lo que hace que cambie el ambiente y que el Comandante General del Ejército Edwin Donayre, diga lo que dice sin que pase nada, argumentando cosas contrarias a los que decían los militares sobre la CVR en los gobiernos de Paniagua y Toledo, que apoyaban la conformación de este grupo de trabajo”, argumentó.

En ese sentido rechazó que el Comandante General del Ejército, haya felicitado al diario “La Razón”, por su labor periodística. “Este diario es parte de la prensa fujmorista y montesinista que jugó un papel nefasto, calumniando e insultando a los opositores del régimen de Fujimori. Hoy se crecen y tienen el respaldo del general Donayre que actúa en el contexto de un gobierno fujimorizado. Es una vergüenza”, cuestionó.

"Serruchos" y revocatorias
Rospigliosi Capurro indicó que es negativo para el gobierno que al interior del APRA y del fujimorismo se esté buscando “serrucharle el piso” al premier Jorge del Castillo.

“Sin duda hay muchos que están tratando de moverle el piso a Del Castillo, porque quieren su lugar. Es un problema para el gobierno, porque ha demostrado que es lo mejor que tiene el APRA para ese puesto”, anotó.

Finalmente, ante la propuesta de algunos sectores que plantearon la posibilidad de que exista la revocatoria presidencial, el analista político consideró que esto generaría en el país un ambiente de inestabilidad permanente.

“El Perú es un país inestable, donde la institucionalidad es débil, la existencia de las revocatorias hace que hayan constantes cuestionamientos a los que están en el poder, de parte de los que quieren subirse al carro”, concluyó.