jueves, 28 de agosto de 2008

Roberto Chiabra: PCM debe convocar a todas las instituciones para que éstas se disculpen con el país en el marco de Informe Final de CVR

Ideeleradio.- El presidente del Consejo de Ministros, Jorge del Castillo, debería convocar a todos los representantes de las instituciones del país, en una ceremonia especial, para que estas le pidan disculpas al Perú, por el rol que cumplieron durante el conflicto armado interno entre 1980 y el 2000, planteó el ex ministro de Defensa, Roberto Chiabra León, en el marco del quinto aniversario de la entrega del Informe Final de la Comisión de la Verdad (CVR).

Fue al comentar las declaraciones del ministro Antero Flores Aráoz, quien dijo que los instituciones militares no deberían pedir disculpas al país, por el papel que desempeñaron durante las dos décadas de violencia, bajo el argumento de que eso implicaría ponerse de rodillas frente al terrorismo.

“¿Que institución del Perú está libre o no debería pedirle disculpas al Perú, por su accionar de 1980 al 2000?. Ninguna. Todas deberían pedirle disculpas, bajo el liderazgo del primer ministro. ¿Por qué no nos colocamos los representantes de toda la sociedad del Perú, nos ponemos en la Plaza de Armas, ponemos las manos una encima de otra y le pedimos perdón al Perú? Sea por lo que hicimos, por lo que no hicimos, por los que nos fuimos y no regresamos, y regresamos cuando todo estaba tranquilo. Por los que nos vendieron y los que se dejaron comprar. Por todos. Eso sería una solución camino a la reconciliación, porque todos debemos asumir parte de la culpa, por lo que sucedió”, manifestó en el programa “No Hay Derecho” de Radio San Borja.

“Yo diría que en esta conmemoración del quinto año, de parte del Poder Ejecutivo quien lidera hoy día el gobierno, debería convocarse a todos los representantes de la sociedad del Perú, en una ceremonia especial y pedir a todos disculpas. ¿Por qué y quién exige disculpas? ¿Por qué no todos? Por qué este primero, este segundo. Si él pide, yo pido. Esto no es así, pidamos todos. (…) Si eso ayuda a la reconciliación, hagámoslo de una vez”, apuntó.

Precisó que este tema que genera sensibilidad en la población y en las Fuerzas Armadas (FF.AA.) debería ser asumido de esta manera y encabezado por el jefe de gabinete, en razón de que es el portavoz del gobierno y representa la opinión de todos los ministros en conjunto.

Responsabilidad política y abdicación
Cuestionó que a cinco años de la entrega del Informe Final, aún no se haya aprendido de la historia, al mencionar que a la fecha no se ha sancionado a los responsables políticos de la violación de derechos humanos y al criticar la ley que establece la participación de los militares, en la resolución práctica de conflictos sociales, sin que se haya decretado un Estado de Emergencia.

“Él es libre de opinar (Antero Flores). Habría que preguntarnos: ¿Por qué después de cinco años, el informe presentado genera expresiones tan duras, de quienes están a favor, como de quienes están en contra?. Yo creo que la intención inicial del informe era hacernos conocer a los peruanos, qué sucedió en estos años de lucha interna, qué errores se cometieron, para que no se vuelvan a repetir y por allí estaba el éxito del informe. Pero, vemos errores que se siguen cometiendo. Hubo abdicación de las responsabilidades políticas, como el caso de los jefes políticos militares de los años 80 y 90, que se repitió en el año 2000, en Arequipa y Puno, y hoy en día se emiten decretos para que salgan las Fuerzas Armadas, sin decretar Estado de Emergencia, a enfrentar los conflictos sociales. Ese es un grave error que encontró la CVR y que hoy se repite, porque esa es la manera más fácil de eludir una responsabilidad", declaró.

“Se sigue abdicando, cuando los temas son sensibles y difíciles y si se salen las cosas mal, le echamos la culpa después a las Fuerzas Armadas, que no están preparadas para un tema social y que es diferente al caso de Sendero y el MRTA. Estamos siguiendo el mismo error hoy. El informe dice hay responsabilidad en los mandos militares, pero también hay responsabilidades políticas. ¿Se han identificado en todos estos juicios a los responsables políticos? A ninguno. Ese es el mensaje (de la CVR) que no se cumple: Justicia para todos”, enfatizó.

Caso Huamachuco y CVR
Citó como ejemplo del incumplimiento de las recomendaciones de las CVR en el ámbito político, al referirse a lo ocurrido en Huamachuco, donde el alcalde de Sanagorán, Santos Ruiz Guerra, se salvó de ser linchado por una turba de ronderos y pobladores que lo acusa de estar implicado en el asesinato del topógrafo Marcelino Yupanqui Pacheco.

“A veces los conflictos atentan contra la amenaza más grave que tienen hoy en día los gobiernos latinoamericanos, que es la gobernabilidad. Ante un crecimiento de demandas con violencia, han querido linchar a un alcalde y han incendiado tres camionetas de la policía, y los efectivos han tendido que defender la vida del alcalde. Cinco policías ante una turba que quieren linchar a una autoridad. ¿Qué esperamos? Que los policías se corran. No. Los policías han tenido que arriesgar su vida, para defender al alcalde. Qué hubiera sucedido en este caso, si en esa defensa, uno de los policías hubiera matado a uno de los manifestantes. ¿Estaríamos enjuiciando al policía?”, se preguntó.

Ministerio de Defensa y la entrega de información
Por otra parte, Chiabra León, justificó la demora o el incumplimiento del Ministerio de Defensa, en la entrega de información, solicitada por el Ministerio Público y el Poder Judicial, que investigan casos de lesa humanidad.

“Se dice que las Fuerzas Armadas no entregan información y que por eso es que no se puede avanzar en los juicios. No es tan fácil, si nos remitimos al año 80 donde existían bases contrasubversivas permanentes, pero también temporales, instaladas solo tres días. Sancionar es parte de la labor de la justicia y no se puede dar la identidad de los militares con apelativos comunes como por ejemplo el de 'Tigre', porque puedes involucrar a alguien que no tiene responsabilidad. Todos los pedidos que ha hecho la justicia han sido respondidos, cuando se ha tenido conocimiento puntual del nombre, de la persona, del hecho, se ha dado”, aseguró.

“Aparentemente no dan la información, porque no quieren o porque no lo tienen. Una posibilidad es que no responden, ni sí, ni no; eso si es grave. Y otra que respondan y digan que no existe la información. No creo que haya espíritu de cuerpo, porque lo que no se puede es dar información a la ligera”, concluyó.