jueves, 3 de julio de 2008

Antonio Maldonado: Alberto Fujimori está desesperado porque sabe que será condenado

Ideeleradio/Guatemala.- Alberto Fujimori y su abogado César Nakazaki están desesperados y preocupados porque saben que los casos Barrios Altos y La Cantuta terminarán en una condena en contra del ex jefe de Estado que no podrá ser revertida por un eventual indulto o amnistía, afirmó el ex procurador Antonio Maldonado.

“En el fondo, hay una desesperación de parte de Fujimori, porque sabe que va a ser condenado y está preocupado él y su defensa técnica, más allá del show mediático y de la anécdota de Montesinos, que actuó de forma prepotente y que no pudo ser controlado por la Fiscalía”, manifestó desde Guatemala, en contacto con el programa “No Hay Derecho” de Ideeleradio.

“Nuevamente las estrategias de la defensa técnica y la del propio procesado vienen a colisionar con un muro cuya tendencia es la de llegar a una sentencia condenatoria, en los casos de derechos humanos. Eso es lo que más temen, en este caso Fujimori y en otra dimensión, Vladimiro Montesinos. Sencillamente porque una condena por este tipo de delito, implicará que no hay posibilidad de indulto o amnistía”, apuntó.

Resaltó, en ese sentido, las sentencias que emitió la Corte Interamericana de Derechos Humanos, porque dijo, refuerzan de manera acertada la inviabilidad del olvido o el perdón para quienes cometen ilícitos contra la humanidad.

Indicó que el punto más fuerte en la acción del Estado peruano está en los hechos que sustentan los graves casos de violación de derechos humanos cometidos por el ex mandatario, postura que contrasta con el objetivo de Fujimori Fujimori, quien estimó, buscaría ser absuelto o por lo menos, ser sentenciado a una pena inferior a la requerida por el Ministerio Público.

Respalda nulidad de declaración de Montesinos
El ex abogado del Estado respaldó también la decisión de la Sala Penal Especial de la Corte Suprema de declarar nulo el testimonio que brindó el ex asesor presidencial en el juicio que se le sigue al ex gobernante peruano.

“Lo menos que podía ocurrir es que este testimonio fuera declarado inválido y en el peor escenario, los jueces no iban a tomarlo en cuenta, al momento de valorarlo, porque es evidente que carecía de veracidad. (La actitud de Montesinos) demuestra la alianza entre él y Fujimori. Nuevamente estamos ante un escenario en el cual se pretendió llevar a la justicia un pacto de complicidad que obstruía la verdad”, enfatizó.

Comentó que la manifestación del ex hombre fuerte del SIN, deja de lado la intención política que siempre tuvo el filofujimorismo, de separar la gestión del ex mandatario con la del ex jefe de facto de los servicios secretos.

Señaló que la estrategia técnica de Fujimori -que se orienta también por ese camino- se tropieza con la realidad y una relación estrecha verificable a través de numerosos hechos.

“Este largo intento de pretender demostrar que Fujimori y Montesinos sólo tenían una relación ocasional, carece de verdad. La relación entre ambos va mucho más allá de eso y eso demuestra la desesperación de ambos sujetos. De un lado Montesinos, que no tiene ningún problema en declarar lo que declara, no obstante que antes dijo una serie de cosas que muestra una relación distinta y por otro lado Fujimori, que en el momento de la audiencia resultó siendo afectado”, expresó.

Ramiro Escobar: Sería imprudente que Álvaro Uribe utilice liberación de Betancourt para promover su reelección

Ideeleradio.- Sería imprudente, incorrecto y de mal gusto que el presidente de Colombia, Álvaro Uribe, utilice el éxito de la operación de rescate de Ingrid Betancourt y otros catorce rehenes para promover su reelección, afirmó el internacionalista Ramiro Escobar.

“Eso es algo que me parece central, en política nacional e internacional no se da puntada sin hilo. Es posible pensar que en una coyuntura difícil, haya planeado hacer esa jugada. Creo que sería un error político y algo de mal gusto, que Uribe intente utilizar esto para fortalecerse políticamente y para plantear algún paso que conduzca a su perpetuidad en el poder”, manifestó en el programa “No Hay Derecho” de Ideeleradio.

“Tendría que demostrar nobleza y corrección para evidenciar que ese ha sido un gesto para la paz y humanitario. No sería prudente, ni correcto, aprovechar esto para plantear una reelección, que era lo que se estaba discutiendo. La emoción de este hecho, no debe hacernos olvidar la compleja situación colombiana, grandes focos de violencia, serios hechos de violación de derechos humanos denunciados por Amnistía Internacional, paramilitares no desmovilizados totalmente”, añadió.

Es un hito importante, pero no es el fin de las FARC
Ramiro Escobar La Cruz resaltó, en otro momento, que el resultado del operativo “Jaque”, es una situación histórica que si bien pone de manifiesto la debilidad de los terroristas de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), no implica todavía el fin de su existencia.

“Es un hecho histórico muy importante en el proceso de lo que es la violencia en Colombia y más recientemente implica la gradual decadencia de las FARC. Es un golpe duro contra ellos pues habían considerado -de manera miserable- a Ingrid Betancourt como su mayor botín de guerra”, declaró.

“El Ejército colombiano hace esta operación bastante exitosa, logra infiltrarse y concluye con éxito el rescate. Esto evidencia que hay serias fisuras en la eficacia de esta organización subversiva. Hay falta de logística y de inteligencia en ellos, este hecho configura una seria crisis de las FARC, pero todavía quedan 700 personas como rehenes. Este es un hito importantísimo, pero no es el fin definitivo del conflicto colombiano, ni de las FARC”, puntualizó.

Opciones que manejarían las FARC
Estimó, asimismo, que tras la liberación de quince personas que permanecieron secuestradas, las FARC podrían reaccionar de dos maneras: Intentar un golpe para demostrar su poder o aceptar el llamado a la negociación que fue planteado por el gobierno de Álvaro Uribe.

“En conflictos de esta naturaleza el grupo golpeado puede tener dos reacciones. Una es endurecerse, ponerse más dura, ensañarse con los rehenes o intentar un golpe espectacular para demostrar su poder. Ese sería un manotazo de ahogado. La otra posibilidad es la negociación, que ya ha sido sugerido por el gobierno colombiano. Si algo de inteligencia y humanidad les queda, deberían optar por la segunda opción, porque a las FARC no les queda ninguna perspectiva”, concluyó.