lunes, 19 de mayo de 2008

Paz y Esperanza: No existe voluntad política del gobierno para llevar adelante proceso de judicialización de caso "Los Cabitos"

Ideeleradio.- No existe voluntad política del Gobierno Central para llevar adelante el proceso de judicialización de las desapariciones, torturas y asesinatos realizados en el cuartel Nº 51 del Ejército, conocido como “Los Cabitos” (Huamanga), pues existe una pila de restos óseos exhumados que no son objetos de estudio de laboratorio por falta de instrumentos, aseguró Nolberto Lamilla, coordinador del Grupo de Trabajo Jurídico de Ayacucho de la Coordinadora Nacional de Derechos Humanos (CNDDHH).

“Hacemos un llamado al Ministerio Público para que se pueda hacer las acciones y se dote de la instrumentalidad necesaria y también hacemos un llamado al Gobierno Central para que exista voluntad política (en el caso “Cabitos”). Creemos que no hay voluntad política en el tema de judicialización (de este y otros casos)”, manifestó en el programa “No Hay Derecho” de Ideeleradio.

“Se ha instalado aquí (Ayacucho) un laboratorio del Instituto de Medicina Legal (IML), hermoso físicamente, pero cuando uno visita este edificio no encuentra maquinaria, ni siquiera para las pruebas de ADN. Entonces se tiene una pila de restos que no son objeto de estudio de laboratorio, por la falta de instrumentos”, agregó.

Pide investigación seria
El también director de la Asociación Paz y Esperanza, afirmó que ya es hora que las autoridades que forman parte de la administración de justicia realicen investigaciones serias que permitan determinar a los responsables de esta y otras ejecuciones extrajudiciales, que representan una brutalidad sistemática realizada durante la década del 80.

“Estamos a estas alturas en capacidad de que nuestras autoridades de la administración de justicia puedan hacer investigaciones serias, responsables, profundas, determinar responsabilidades y sancionar a quien corresponde, sino estaremos condenados a la repetición periódica de hechos sangrientos que vamos a lamentar y nunca superar”, apuntó.

Explicó que concluida ya la octava etapa de las investigaciones y exhumaciones en la zona conocida como “La Hoyada”, se han podido hallar 33 restos óseos íntegros y un centenar de fragmentos de personas que fueron cremadas y posteriormente colocadas en fosas comunes.

“Utilizaron cal para los entierros, esto para una mayor degradación del cuerpo, lo cual evidencia que existían grupos preparados para poder borrar las evidencias”, dijo.

Entre 500 y 1500 víctimas
Lamilla Aguilar detalló además que también ha quedado evidenciado que las personas asesinadas fueron previamente torturadas, pues muchos de los restos ubicados presentan una serie de fracturas.

El coordinador del Grupo de Trabajo Jurídico de Ayacucho de la CNDDHH reveló que hasta la fecha no se ha podido determinar el número exacto de personas, cuyos restos estarían enterrados en las fosas ubicadas en la zona de “La Hoyada”, pero indicó que el número de víctimas oscilaría entre 500 y 1500 personas.

“Esta base militar peinaba una área geográfica tan grande, casi toda la provincia. Durante esta época, una de las estrategias del Ejército, fue el intercambio de detenidos y se sabe por informaciones testimoniales directas y confesiones que la base que operaba en Cangallo utilizaba el helicóptero para trasladarlos a otras zonas y también a la ciudad de Huamanga”, mencionó.

“El universo es incalculable por ahora y además se sabe que muchos restos fueron removidos y llevados al horno crematorio, se trató de pulverizar y luego se regaron en esta zona y en otros lugares”, finalizó.

Jaime Salinas Sedó: Coincido con el general Rodolfo Robles, Fujimori es el autor mediato de asesinatos de Barrios Altos y La Cantuta

Ideeleradio.- Alberto Fujimori es el autor mediato de los asesinatos y desapariciones ocurridas en la matanza de Barrios Altos y La Cantuta, afirmó el general (r) Jaime Salinas Sedó, líder del grupo de oficiales del ‘13 de noviembre’, al coincidir con el testimonio que brindó el general (r) Rodolfo Robles sobre la capacidad de mando y comando que el ex mandatario ejercía sobre las Fuerzas Armadas.

“No me cabe absolutamente la menor duda. Comparto plenamente lo dicho por el general Rodolfo Robles que ha tenido realmente el coraje de decirlo. Ahora, prácticamente va a ser casi imposible encontrar una orden escrita, porque eso no se da en ningún tipo de operaciones especiales que existen en el mundo, que traen consigo asesinatos o desapariciones. A los jerarcas de los campos de concentración nunca les encontraron una prueba escrita de que (Adolf) Hitler (Tercer Reich Alemán) les ordenara que incineraran o cremaran a los judíos. No hubo nunca una prueba escrita. Ahí estaban los muertos, los cuerpos, los campos de concentración”, aseveró en el programa “No Hay Derecho” de Ideeleradio.

“Aquí también están los muertos de la Cantuta y Barrios Altos, no aparecieron del aire y los ejecutantes, los oficiales del Ejército, lamentablemente con una equivocación interpretativa de lo que significa la obediencia debida, cumplieron órdenes, no fueron a matar porque eran asesinos a sueldo. Las órdenes de este tipo nacen de las más altas autoridades, llámese del general (Nicolás) Hermoza como Comandante General y definitivamente, no me cabe la menor duda de Alberto Fujimori, como presidente de la República”, aseguró.

Obediencia debida en el marco de la ley
Consideró asimismo que resulta peligroso que algunos oficiales del Ejército señalen que sólo cumplieron órdenes, cuando intentan justificar su participación en estos casos de lesa humanidad.

“Es un poco peligroso para las futuras generaciones escuchar que todos se limitaron a cumplir órdenes, dando por entendido de que estas se cumplen, sin ningún tipo de distinción, sin dudas, ni murmuraciones, porque se instituye una suerte de obediencia debida, en el sentido de que el que cumple la orden de un jefe no es el responsable de sus actos, sino es el jefe que las impartió”, mencionó.

“Eso ya se superó, porque cuando se juzgaron a los jerarcas Nazis, muchos de ellos fueron sentenciados a muerte, simplemente porque no se aceptó que se exculparan de sus delitos y que señalaran que si lo hicieron fue porque Hitler se los ordenó. Aquí muchos oficiales están diciendo cometí violaciones a los derechos humanos porque el general me ordenó y éste a su vez (dice) porque el gobierno me ordenó. Es una carrera indebida e incorrecta de darle validez a lo que jurídicamente se llama la obediencia debida”, acotó.

Ejército debe expresar preocupación
Al respecto, Salinas Sedó sostuvo que el Ejército a través del Ministerio de Defensa, debería expresar su preocupación por este tipo de mensajes y aclarar que las órdenes se cumplen sin dudas, ni murmuraciones, siempre y cuando no sean órdenes delictivas, sino castrenses.

“Es que se corre el riesgo que la oficialidad acepte como un mensaje equivocado de que las órdenes aún sean ilegales y delictivas se cumplen. Por eso, es que vemos muchas veces excesos en violaciones a los derechos humanos porque los oficiales que están juzgando al grupo Colina recibieron la orden y como venía de las más altas autoridades tenían la obligación de cumplirlas y por eso creen que están exculpados del delito. El problema para las futuras generaciones es que en esta oportunidad se haga un deslinde claro en el aspecto de las órdenes que se cumplen sólo aquellas lícitas”, mencionó.

Fiscal José Peláez aclara que resguardo para Ketín Vidal y San Román se hará efectivo sólo cuando se reporte alguna amenaza

Ideeleradio.- Las medidas de seguridad policial para el ex vicepresidente de la República, Máximo San Román y el ex jefe de la Dirección Nacional Contra el Terrorismo (Dincote), Antonio Ketín Vidal, se harán efectivas si es que reciben algún tipo de amenaza que intente perturbar el sentido de su declaración en el juicio a Alberto Fujimori, aclaró el fiscal supremo José Peláez Bardales.

Fue al precisar que el Ministerio Público no ha solicitado todavía un resguardo para estos ex altos funcionarios, que deberán rendir en los próximos días su manifestación en el megajuicio que se desarrolla en la Diroes, en contra del ex jefe de Estado.

“Si se presenta algún tipo de amenazas, pediremos a la Sala que solicite seguridad para ambos testigos. Eso (pedir seguridad) lo vamos hacer en la medida que el señor Ketín Vidal reporte algún tipo de amenaza. Él no ha reportado ningún tipo de amenaza y tampoco ha solicitado seguridad. Tampoco el ingeniero San Román, pero eventualmente si esto se produjera inmediatamente tendríamos que solicitar el apoyo de seguridad correspondiente. Si esto fuera preciso, vamos tener que solicitar a la Sala que oficie al Ministerio del Interior”, sostuvo en diálogo con el programa “No Hay Derecho” de Ideeleradio.

Recordó que luego de la denuncia hecha por el propio general Rodolfo Robles Espinoza sobre una serie de amenazas en contra de él y su familia, la Sala Penal Especial ofició al Ministerio del Interior para que se le dé la cobertura policial necesaria, pues para la Fiscalía es uno de los testigos más importantes en este proceso.

Rechaza campaña de desprestigio
En otro momento, el magistrado restó importancia a la campaña de desprestigio iniciada por un medio de comunicación local en contra del general (r) Rodolfo Robles, pues según dijo, la ciudadanía conoce las intenciones de este diario que trata de desacreditar los testimonios en contra del ex mandatario.

“Sabemos que hay un sector de la prensa, que felizmente es minoritario, que busca desprestigiar a los testigos de la acusación, para de alguna manera hacer perder la autoridad y credibilidad a los testimonios que está presentando la Fiscalía, pero creo que la ciudadanía se da cuenta cuáles son las intenciones a las que apuntan estos medios para desacreditar a los testigos”, remarcó.

Sala prepara reglamento para lectura de piezas
Peláez Bardales anunció igualmente que la Sala Penal Especial que juzga al ex mandatario está preparando un reglamento que permita darle un orden y celeridad a la lectura de piezas que se han incorporado en este proceso.

“La Sala está preparando una especie de reglamento que va a ser puesto en conocimiento de las partes y seguramente nos vamos a poner de acuerdo en el contenido de ese reglamento para que no haya repetición de lecturas, posiciones indebidas o irregulares. Una vez concluido este reglamento en base al consenso, ya se producirá la lectura de piezas (documentos), que no será la lectura del reglamento, sino que nosotros vamos a tener que precisar qué página, qué capítulo y cuántas líneas de ese capítulo van a darse lectura, porque sino nos pasaríamos meses de meses leyendo textos que no van a tener ninguna contribución al mejor esclarecimiento de los hechos”, explicó.

Refirió que intentar leer todas las piezas, tal como lo estimaría la defensa de Alberto Fujimori, sería un capricho que tendría por objetivo una obstrucción y dilación a este proceso.

“Utilizar la lectura de todas las piezas como herramienta para dilatar el proceso podría ser una intención de la defensa los abogados de Fujimori (para dilatar el caso). Pero si nosotros acordamos a través del consenso, cómo va hacer el procedimiento y hay un pronunciamiento final de la Sala, prácticamente todos tenemos que allanarnos a esas condiciones. Lo otro ya significaría una obstrucción pero a capricho de un interés”, indicó.

La lectura de piezas se iniciará cuando se culmine el interrogatorio de los testigos presentados por todas las partes. Peláez Bardales detalló que al Ministerio Público sólo le restan cinco declarantes. “La Sala también podría llamar a algunos testigos importantes que no han concurrido y luego los testigos técnicos que han sido ofrecidos por la parte civil”, informó.

INPE debe establecer horario de visitas a Fujimori
Finalmente, el fiscal supremo consideró que el Instituto Nacional Penitenciario (INPE) debería establecer un horario para que el ex presidente Alberto Fujimori pueda recibir visitas especiales en su celda de la Diroes, y evitar que los congresistas fujimoristas ingresen a altas horas de la noche, a este centro de reclusión.

“Lamentablemente los reglamentos del Congreso permiten que los parlamentarios tengan la facultad de poder concurrir a los centros penitenciarios y no exclusivamente a la Diroes, sino a cualquier otro establecimiento. En esa medida el INPE ha interpretado que no hay ninguna limitación en que los congresistas lleguen a visitar al acusado Fujimori. Lo que si es importante es que el INPE establezca un horario para que ellos puedan ingresar en ese horario y no a cualquier hora de la noche”, indicó.